arrow

El arte de pasar de todo (2011)

El arte de pasar de todo
Trailer
5,8
7.292
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
George (Freddie Highmore), un adolescente inteligente pero solitario y escéptico, cambia de actitud cuando entabla amistad con la bella Sally (Emma Roberts), una joven de su clase que le gusta desde hacía tiempo y que oculta su melancolía protegiéndose detrás de su máscara de "la chica más popular del instituto". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Art of Getting By (Homework)
Duración
80 min.
Estreno
30 de septiembre de 2011
Guion
Gavin Wiesen
Música
Alec Puro
Fotografía
Ben Kutchins
Productora
Fox Searchlight Pictures / Gigi Productions / Mint Pictures / Atlantic Pictures / Goldcrest Pictures
Género
Romance Comedia Amistad Colegios & Universidad Comedia romántica Cine independiente USA
6
Una ilusión llamada Emma Roberts
Cuando me enteré de la existencia de esta cinta pensé, otro sucedáneo de la obra de Salinger, y si bien no iba mal encaminado, ya que el protagonista podría ser perfectamente Holden Caulfield, la cinta pierde el rumbo en su recta final, y acaba siendo una cinta tópica como las demás. La cinta nos cuenta como un chico de 17 años que no tiene ninguna ilusión en la vida conoce a una chica que poco a poco le irá cambiando. La cinta tiene buenos momentos, y conversaciones interesantes entre los dos chicos (ya que los secundarios, padres aparte, no es que aporten mucho a la historia).

Lo mejor de la cinta es la performance de Freddie Highmore, aquel niño visto en 'Finding Neverland', y que ahora ya mucho más crecidito muestra que las maneras que apuntaba en dicha peli eran ciertas, y que puede convertirse en un gran actor, al igual que la bellísima Emma Roberts, que desprende calidez, serenidad y sensualidad en cada peli que hace. Me gustaría saber quién es el listo que nunca se ha enamorado de una chica como la Roberts.

En definitiva, una cinta interesante y con cierto encanto, pero que podría haber dado mucho más de sí. Aún estamos esperando la cinta que haga justicia a Salinger y a Caulfield.

Lo mejor: Los chicos, sensacionales los dos.
Lo peor: Su pérdida de gancho a medida que avanza.

Sígueme en Twitter: @Chackson5
[Leer más +]
22 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Los silencios son palabras ocultas
La verdad es que visto con algo de perspectiva resulta difícil saber a quién le importa menos la situación que se ha creado, si al protagonista o a su entorno. La melancolía que inunda la pantalla desde sus escenas iniciales es tratada con total normalidad, como se la infección de la desgana ya no tuviera cura.

Esa melancolía está realmente escenificada por Highmore. En su mirada, en su vestimenta, en su peinado. Él es la melancolía en persona, y deambula por la ciudad, por el instituto como alma en pena. Solamente un punto de inflexión puede sacarle de la depresión en la que anda sumido.

Y este punto de inflexión se convierte en nexo entre los protagonistas, tan necesitados de ser salvados como de ser queridos. Son cabos sueltos en busca de una identidad perdida que expresan sus sentimientos a través de los silencios, las miradas, la complicidad. Ambos actores están realmente bien, y no será complicado verles en productos de calidad en el futuro. Su sincronización es perfecta y no necesitan decir mucho para expresarlo todo.

Realmente la historia no tiene demasiados recovecos, con un guión simple y personajes (sobre todo los secundarios) no excesivamente trabajados y pulidos. Echamos en falta tambíen una banda sonora más potente, con canciones que guiasen al espectador por el camino de las emociones que quiere transmitir.

Producto inteligente que juega con las pausas y que hay que leer entre líneas para sacarle su jugo. Sin duda algo diferente para poder destacar en la jungla que constituyen las películas teenagers que dejan mucho para la vista y poco para la imaginación.
[Leer más +]
16 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil