arrow

Bitter Harvest (2017)

Bitter Harvest
Trailer
4,6
59
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Ucrania, 1930. Stalin avanza con sus ambiciones mientras Yuri, un joven artista nacido en una familia de guerreros cosacos, trata de salvar a su amante, Natalka, cuando el Ejército Rojo invade su país y tiene lugar el genocidio ucraniano que acabó con las vidas de millones de personas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Canadá Canadá
Título original:
Bitter Harvest
Duración
103 min.
Estreno
16 de junio de 2017
Guion
Richard Bachynsky Hoover, George Mendeluk
Música
Benjamin Wallfisch
Fotografía
Douglas Milsome
Productora
Devil's Harvest Production
Género
Drama Romance Bélico Drama romántico
2
Amor y hambre
Las intenciones de Cosecha amarga son las mejores. Pocas películas existen sobre los aspectos más negros de la URSS (y como no hay apenas...), y siempre es de agradecer que, junto con las siempre necesarias cintas acerca de la barbarie Nazi, la mayor vergüenza de la humanidad, haya también películas que nos hablen de las cosas que hacía Stalin a su propia gente.
Sin embargo, no hay por donde cogerla, esa es la verdad. Es aburrida, los personajes son planos y no consigue despertar el interés que sin duda tiene la historia que está contando. La historia de amor tampoco emociona, pese a los esfuerzos de Max Irons y sobre todo de Samantha Barks, aún muy recordada por Los Miserables.
Lástima.

Lo mejor: Sus intenciones y el esfuerzo de Samantha Barks.
Lo peor: El guión es desastroso y bastante aburrido.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
"Bitter Harvest" o como no hacer una épica.
No recomiendo esta película bajo ningún aspecto. Si tuviera que resumir esta película en una palabra sería con "fallida". Fallida porque nunca mejor dicho, hace todo mal, siendo imposible encontrarle algo rescatable en lo que a mí respecta. Así que empecemos, esto tiene para largo.

1) El villano: Quiero empezar por este punto porque personalmente es que más me chirría. Un ben villano puede hacer mucho por una obra ¿Que sería Bastardos sin gloria sin Hans Landa?, ¿Batman sin sus villanos?, y así un largo etc... Aquí optaron por la peor decisión y crearon al villano más estereotipado posible, que prácticamente hace el mal porque es lo único que sabe hacer. El camarada comisario no se siente como una persona, y mucho menos como un personaje, puesto que es asquerosamente unidimensional. Habría sido bueno que se nos mostrara porque es un hombre temido desde antes que llegue al pueblo, o que se nos digiera que esta es una misión importante para él porque quiere ganar reputación dentro de la estructura de la URSS. Me conformaría con que en una escena digiera que la sopa de col ucraniana no es como la que hacía su pobre madre. Resumiendo, que se lo mostrara humano o que intentara ganarse a los ucranianos por la palabra y que solo después de varios minutos de película comenzara a recurrir a la fuerza como última opción, no como primera opción que es lo que sucede en la película.

2) Del montaje y otros problemas: Tengo que reconocer que no soy experto en esto, pero esta tan mal hecho y es tan evidente que no creo que haga falta ser un experto para poder criticarlo. El gran problema del montaje es que no aporta nada, en las escenas "de acción" muchas veces no se puede ver claramente lo que esta ocurriendo, cortando demasiado rápido. No hay término medio, en las escenas calmadas no hay un solo momento para algo como la poesía visual, o dejar que los horrores de la hambruna hablen por si solos. Una vez vi una imagen de la llanura ucraniana y realmente parecía que fuera interminable, daba una sensación de enorme pequeñez, pero aquí ni se molestan en ello.

3) Los personajes: El aspecto más flojo de toda la película y por mucho el más vergonzoso. Nunca se toman la molestia de dar tiempo a que se desarrollen los personajes, o siquiera intentar establecer quiénes son. Dos buenos ejemplos son el hombre que se encuentra con Yuri en el tren y el amigo de Yuri.
Imaginemos de otro modo la escena del tren: La primera vez que vemos al sujeto es cuando se sube al tren unas estaciones después de donde Yuri tomó el tren. El hombre se sienta enfrente de Yuri, y nuestro protagonista comienza a dibujarlo. Luego de ir y volver del baño nota el dibujo y le dice a Yuri que tiene mucho talento. Se presenta como Vasili Dimitri (digamos) y es profesor de literatura. Comienzan a hablar amistosamente, y mientras hablan Vasili recela de los guardas del tren. Tras una conversación no muy larga ni muy corta, Vasili le confiesa a Yuri que con su talento debería estudiar arte en Kiev y no en una fábrica, le recomienda que hable con M... cuando llegué a Kiev y se baja. No es por sonar pedante, pero creo que de este modo se podría haber evitado ese soliloquio tan dramático de "los aristas deben buscar la verdad" que no solo se siente ridículo, sino que también viene de absolutamente ninguna parte.
Con el amigo de Yuri seré más breve. Habría sido altamente positivo que se nos mostrará, aunque fuera en una frase, que desea irse del pueblo para poder prosperar, que su sueño es ser político.
Y así se puede citar a un sinfín de relaciones porque sí, como la de Yuri con el niño huérfano que surge de la nada (como la mayoría de las cosas en esta película).

4) El modo en que se nos hace llegar el mensaje: Realmente no entiendo porque no se optó por algo más personal, una historia más sencilla centrada en la supervivencia de los personajes, sus dificultades para seguir adelante y cuales son sus sueños y esperanzas si consiguen sobrevivir. Al construir una pseudoépica se arruina toda pretensión de dar un mensaje serio.

No recomiendo esta película bajo ningún aspecto. Bueno, sigue siendo la mejor comedia involuntaria que he visto.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica