arrow

El honor del capitán Lex (1952)

6,5
799
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Guerra Civil americana (1861-1865). Las caballos que necesita urgentemente el ejército de la Unión son sistemáticamente robados por cuatreros que los conducen al Sur. Se llega a la conclusión de que dentro del fuerte debe haber necesariamente un traidor. Aunque la manada que conduce el capitán Lex Kearney (Gary Cooper) sigue una ruta que nadie conoce, son de nuevo atacados por los cuatreros y tienen que retirarse. A continuación, Kearney es juzgado por cobardía. Aunque alega que la superioridad numérica del enemigo hubiera supuesto la muerte de sus hombres, la sentencia es inapelable: Lex Kearney es degradado y expulsado del ejército. Pero detrás del proceso hay motivos ocultos... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Springfield Rifle
Duración
93 min.
Guion
Frank Davis, Charles Marquis Warren (Historia: Sloan Nibley)
Música
Max Steiner
Fotografía
Edwin B. DuPar
Productora
Warner Bros.
Género
Western Guerra de Secesión
7
El capitán
Western realizado por André de Toth (1912-2002). El guión, de Charles Marquis Warren y Frank Davis, desarrolla un argumento de Sloan Nibley. Se rueda en escenarios naturales de Alabama Hills (Lone Pine, CA) y Warner Ranch (Calabazas, CA). Producido por Louis F. Edelman para la Warner, se estrena el 22-X-1952 (NYC).

La acción dramática tiene lugar durante la Guerra de Secesión Americana (1861-65) en el territorio de Colorado (Fort Hedley, Grey Rock Pass, South Fork, Bear Creek, Taos Wells...), en un invierno posterior al de 1861. El capitán Alexander “Lex” Kearney (Cooper), del 5º Escuadrón de Caballería de la Unión, es acusado de desobediencia y cobardía ante el enemigo y juzgado en consejo de guerra. Es degradado y expulsado del ejército. Decide sumarse a un grupo de cuatreros y desertores de la Confederación, liderado por Austin McCool (Brian), ganar la confianza del grupo y situarse en una posición que le permita averiguar la identidad de las personas que pasan información a McCool sobre los itinerarios de las partidas de caballos adquiridos por el ejército de la Unión.

El film suma western y guerra. Es el segundo western del segundo ciclo de westerns del realizador, que componen 5 films (“La mujer de fuego”, “El honor del capitán Lex”, “El último comanche”, “Pacto de honor” y “El día de los forajidos”), estrenados entre 1947 y 1959. Acusan la inspiración de autor del realizador y la impronta singular de su personalidad. El conjunto es mejor que el del primer ciclo, protagonizado por Randolf Scott y realizado entre 1951 y 1954.

Los personajes del film, como ocurre con frecuencia en las obras de De Toth, se ven enfrentados a situaciones extremas en las que lo único que les interesa es sobrevivir. En estas circunstancias son capaces de dar lo mejor y lo peor de ellos mismo. Su visión de la naturaleza del ser humano es pesimista y descorazonadora. Salvo la excepción del héroe, los personajes se comportan movidos por la codicia, la crueldad, el cinismo, el engaño y la barbarie. El film denuncia la inmoralidad de la guerra, a la que califica de infernal, terrorífica y fuente de desesperación y muerte. Critica al ejército por sus rituales inhumanos (arranca galones en público, pinta la espalda de amarillo...). Condena la violencia y apuesta por la paz.

No tiene una visión ingenua y simplista de la guerra. Nos dice que en ella son importantes las estrategias, la iniciativa, la capacidad de anticipación y, sobre todo, la información y el nivel tecnológico de las armas. Al igual que en otros films del autor, el fuego se emplea como instrumento eficaz de lucha. De Toth vivió como informador gráfico la invasión de Polonia por Alemania entre el 1 y el 6 de septiembre de 1939 (comienzo de la IIGM), de la que extrajo una experiencia inolvidable.

(Sigue en el “spoiler” sin desvelar partes del argumento)
[Leer más +]
26 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¡Que Cooper!
... y que De Toth. Que bien se mete una historia en poco mas de 90 minutos. Que buen guión donde se cuenta todo y nada se deja a la interpretación personal o a la imaginación. Pero veamos algunos aspectos que merecen mención.

Un Cooper un poco mayor que borda un papel que le requiere poco esfuerzo. Sonríe, se enfada, ama, espía con enorme credibilidad. La actriz que le da la réplica ... como si no estuviera.

La música me ha parecido muy adecuada. Alguien la ha considerado excesiva pero a mi me parece que respeta muy bien los tiempos callando en los diálogos y resaltando los momentos puramente militares o los de acción.

Filmada en magníficos exteriores, con fondos de impresionantes montañas de invierno, que le proporcionan un frescor que se agradece en el género del western. Preciosos algunos animales de entre los rebaños de caballos que el director maneja y filma con maestría; en especial el pinto y el corcel negro que monta Cooper.

No me ha parecido tan destacable el color y, sobre todo, penosa la fotografía de las escenas nocturnas (al menos para su visionado en TV por buena pantalla de que se disponga). Destaco, también, por el peligro que implicó, la escena del vuelco del carro en que el sargento apenas puede evitar ser atropellado.

¡Véanla los aficionados y pasen una buena tarde de cine!
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil