arrow

Ruffian (TV) (2007)

Añadir a listas
Sinopsis
Una mirada a la vida de la yegua pura sangre que dominó las carreras de caballos en la década de 1970. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Ruffian (TV)
Duración
89 min.
Guion
Jim Burnstein, Garrett K. Schiff
Música
Lawrence Shragge
Fotografía
David Franco
Productora
ESPN Original Entertainment / Orly Adelson Productions
Género
Drama Biográfico Deporte Caballos Telefilm
8
"HOMENAJE AL TURF DESDE LAS ENTRAÑAS DE UN ENTRENADOR"
Me gusta el hipismo, tanto o más que el mismo ajedrez, otra de mis grandes pasiones. Sólo que en el hipismo está la apuesta, y con esto, todo el romanticismo que pudiera existir a su alrededor se disipa. “El deporte de los Reyes” es majestuoso, un espectáculo fascinante y colorido en donde la emoción se desborda. El cine “correcto” ha incursionado en el hipismo mostrándolo limpio. Ahí están: “SEABISCUIT” (2.003) y “SECRETARIAT” (2010) para corroborar esto. En “EL GOLPE” (1973), en cambio, se amaña un resultado hípico para trasquilar a un trasquilador, sólo que asistimos a un acto de picardía lejano a los detalles propiamente del turf. En cambio la serie “LUCK” sí intentó horadar aguas profundas aunque el proyecto se quedó en el camino. Arrancó bien y se perdió rumbo a la meta con todo y Dustin Hoffman que la apadrinó. “EL CORCEL NEGRO” (1979) particularmente me impactó y nos mostró la gran belleza del caballo árabe punto de partida de la genealogía del purasangre de carrera nacido en Inglaterra. Luego está “HIDALGO” (2004) un caballo de hierro cuya épica en el desierto nos lució un tanto exagerada. Luego están “50 TO 1” (2014), un homenaje tosco a uno de los tajos más grandes en la historia del prestigioso Kentucky Derby bajo la responsabilidad del caballo: MINE THAT BIRD, y finalmente la australiana: “THE CUP” (2011), que está bien, pero sin ofrecer nada nuevo a lo que ya anteriormente habíamos visto. Todo éste preámbulo es para reseñar a la que considero la mejor y más purista historia sobre el turf, casi un documental, y se llama: “RUFFIAN” (2007) hecha para la televisión y con un presupuesto moderado. Sam Shepard se cambia la piel y se pone dentro de los pantalones de un entrenador abnegado consustanciado con la inesperada campeona cuyos éxitos apabullantes la llevaron a un fatídico duelo contra otro campeón: FOOLISH PLEASURE. En “RUFFIAN” no hay apuestas, no hay guisos, es decir, trampas, sólo belleza equina, una muestra romántica de un universo cerrado con sus propias reglas basadas en una caballerosidad medieval. El entrenador al que hace vida Shepard es un espartano del trabajo, un hombre que susurra a los caballos y casi les comprende, un fanático que cree en la constancia y la disciplina, pero sobre todas las cosas: ama su profesión. Y en esto, es insobornable. Además, como hombre solitario y sin familia, sólo está entregado a esa misión, lo que lo convierte en un creyente. Bueno, esto es lo que vemos en ésta película que no escatima en presentarnos las muchas victorias de ésta campeona invicta e inmortal. “RUFFIAN” nos escudriña sobre la pasión hípica y como el turf se ha desvencijado hasta convertirse en un negocio que hoy por hoy suplanta ese época dorada en que se corría sólo por ganar el prestigio de ser el más grande campeón.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil