arrow

La verdad desnuda (1996)

La verdad desnuda
Trailer
7,3
28.397
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Martin Vail (Richard Gere), un ambicioso abogado de Chicago, es capaz de aceptar cualquier caso con tal de salir en la prensa. Un día decide ocuparse de uno que parece imposible de ganar: la defensa de Aaron (Edward Norton), un joven que es acusado del asesinato del arzobispo de Chicago, tras ser detenido mientras huía del escenario del crimen. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Primal Fear
Duración
131 min.
Guion
Steve Shagan, Ann Biderman (Novela: William Diehl)
Música
James Newton Howard
Fotografía
Michael Chapman
Productora
Paramount Pictures / Rysher Entertainment
Género
Intriga Drama Drama judicial
7
Norton, en el personaje adecuado.
Después de muy buenos trabajos en televisión, Gregory Hoblit inició su carrera en la gran pantalla, adaptando una novela de William Dielh, de contenido morboso por la supuesta implicación de un miembro de la Iglesia Católica en una trama de abusos sexuales. Con una rapidez inusual se encuentra a un posible culpable: el monaguillo Aaron que asistía al Arzobispo, y aunque todos los hechos vienen a decir que puede ser el culpable, no falta el ambicioso, y oportunista abogado Martin Vail, bastante bien relacionado con las altas esferas, y con tales ansias de notoriedad que ofrece su defensa al presunto culpable sin escuchar a sus colaboradores. Evidentemente por el hecho tan relevante, las autoridades ponen una fiscal Janet Venable, de renombre bien conocido para poder contrarrestar la defensa de Martin Vail.

Lo cierto es que la película no destacaría de la media de no ser por la soberbia actuación de Edward Norton (en el papel de Aaron) sus registros interpretativos son excelentes, muy superiores a todos los demás actores del resto del casting, en particular a Richard Gere (como el chulo abogado Martin Vail), la fiscal Laura Linney, cumple en su papel. Edward Norton en su primera aparición en la pantalla demuestra las dotes interpretativas que posee, ya que la película decae cuando el no está en escena. Muy buena fotografía de Michael Chapman, y muy buen trabajo de la Jeannine Oppenwall en la Dirección Artística.

A destacar el sorprendente final, totalmente inesperado.

La lección es muy evidente: Cuando más rápido quieras conseguir el éxito, sin reparar en todos los términos, más evidente será el fracaso, aunque solo tú lo sepas.
[Leer más +]
76 de 77 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Sorprendente debut de Edward Norton
En principio, esta película no pasaría de ser un interesante thriller jurídico: el protagonista es un abogado más preocupado por su imagen pública que por sus clientes, se produce un asesinato que puede involucrar a la Iglesia en negocios oscuros, se culpa a un chico que sufre doble personalidad, ... Lo dicho, la historia no es que sea nada del otro mundo.
Pero aparece el debutante Edward Norton y consigue elevar la película muy por encima de la media. Excelente actuación del joven actor, que logra cambiar de registro con una sorprendente facilidad, y que se "come" a Richard Gere cada vez que ambos salen juntos en pantalla, demostrando mucha más fuerza interpretativa e incluso más carisma (Richard Gere no es que sea un gran actor, pero en esos momentos era una gran estrella de Hollywood, así que algo tendría). Además el resto de secundarios también están a buen nivel, como Laura Linney o Frances McDormand.
Todo ello, unido a un final sorprendente y a una buena música (destaca el tema "Cancao do mar" de Dulce Pontes), convierten a esta película en un ejemplo de buen thriller jurídico. Merece la pena verla, sobre todo por ver el debut de este gran actor que es Norton.
[Leer más +]
72 de 84 usuarios han encontrado esta crítica útil