arrow

Stars in my Crown (1950)

7,3
484
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un veterano de guerra civil llamado Josiah Grey (Joel McCrea) llega a una pequeña ciudad del sur de los Estados Unidos para ejercer su ministerio como pastor religioso. Grey tiene una familia y muchos amigos, pero pronto encuentra la fricción con algunos de sus feligreses. En seguida se crea una disputa entre su ministerio y el del joven doctor del lugar, que busca el tratamiento científico para curar a sus pacientes. La aparición del Ku-Klux Klan y una epidemia de fiebres tifoideas soliviantarán los ánimos de la población... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Stars in my Crown
Duración
86 min.
Guion
Margaret Fitts, Joe David Brown (Novela: Joe David Brown)
Música
Adolph Deutsch
Fotografía
Charles Edgar Schoenbaum (B&W)
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género
Western Drama Drama sureño Vida rural (Norteamérica) Religión Enfermedad Racismo
9
"Stars in my Crown"
Tras quedar prendado por la novela de Joe David Brown, Tourneur se hizo cargo (a costa de perder dinero y caché) de la filmación de "Stars in my Crown", una película humilde en su nacimiento pero que, como vamos a desgranar ahora, se ha terminado convirtiendo en una de las joyas de la filmografía del director y por ende del cine de su época. Joya prácticamente desconocida (los 80 votos que la juzgan a día de hoy así lo atestiguan), no distribuida en España y que requiere de una fuerte reivindicación para colocarla el lugar que le corresponde.

Tourneur narra la historia de un pueblo sureño de los ya Estados Unidos, Walesburg, a través de la voz en off del pequeño Jhon Kanyon (Dean Stockwell, uno de los mayores talentos juveniles de la época), un niño huérfano que irá recordando los acontecimientos sucedidos desde la llegada del predicador Josiah Grey (McCrea). Éste terminará casándose con la tía del pequeño y adoptando al niño, dando paso a continuación a la presentación de los diferentes personajes que transitan por Walesburg y que servirán a Tourneur para escenificar todas sus intenciones. Intenciones que no son pocas y que, enmascaradas en un desarrollo simple, sencillo y afable, hacen de esta obra del director francés en una de las cumbres de su carrera.

Fue Tourneur un enamorado de su país de adopción. Así filmó varios westerns y los trató desde una óptica diferente, olvidándose de los habituales "revólveres y espuelas". Como ya hiciera en la notable "Canyon Passage", los conflictos más profundos de la época son los que despiertan su interés. Asuntos tan complicados como los problemas raciales y la aparición del Ku-Klux Klan o la eterna confrontación entre fé y ciencia tienen cabida y suponen el eje principal de funcionamiento del film.

Pero todo este fondo de difícil tratamiento tiene en su forma una auténtica maravilla hecha cine. Las claras remisniscencias en las maneras con su coetáneo Ford están presentes. El lirismo y la poesía se apoderan de la cámara para grabar escenas poderosas, silencios conmovedores, discursos soberbios y detalles fascinantes en una filmación llena de calidad. El estiloso B&N, con un perfecto uso de las sombras para dar o quitar tintes dramáticos según convenga y una acertada iluminación de los interiores, termina de adecentar una presentación fantástica. Bueno y la música. Cantos religiosos que acompañan perfectamente cada situación que rodea a los habitantes de Walesburg y que completa un envoltorio inmejorable.

Con un final de los de época, culmen inesperado pero necesario de una historia conservadora (en el buen sentido) pero también crítica, este no es ni más ni menos que el reflejo claro del pensamiento de un cineasta que tenía en la fé cristiana uno de los pilares de su vida pero que nunca renunció al conocimiento y el progreso para la mejora del mundo donde vivimos y que, gracias a cintas como esta, se vuelve un poco más positivo y esperanzador. Gran legado.
[Leer más +]
17 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La joya más escondida de Tourneur
Siendo, como soy, incondicional de Tourneur ha supuesto todo un privilegio para mí poder disfrutar (en versión original subtitulada) de esta película, nunca estrenada ni editada en España. Un solo pase en un canal por satélite, hace ya tiempo, y las nuevas tecnologías han posibilitado el "milagro" (el que busca...acaba encontrando).
Basta contemplar los primeros planos de la primera secuencia de esta película para darse cuenta de que nos encontramos ante una obra muy especial, que rompe casi todos los moldes. Tourneur también debió verlo así, puesto que rebajó su "caché" para poder dirigirla. Tal debió ser su entusiasmo ante las posibilidades del guion.
Se trata de una sencilla historia coral, protagonizada por gente corriente, en un pequeño pueblo del oeste. Los temas: el amor, la amistad, la ambición, el sacrificio,...todo ello bajo la mirada de un niño que empieza a abrir sus ojos al mundo.
Lo que no es tan sencillo ni tan corriente es encontrar a alguien capaz de contar esta historia con la pasión y la poesía con que Tourneur lo hace.
Una casi desconocida obra maestra absolutamente inolvidable.
[Leer más +]
15 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil