arrow

Shooting Dogs (Beyond the Gates) (2005)

Shooting Dogs (Beyond the Gates)
Trailer
7,0
1.744
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Abril de 1994. El idealista Joe Connor (Hugh Dancy) ha llegado para dar clases en Ruanda. Cuando la escuela se convierte en un refugio para miles de tutsies que escapan del genocidio, Joe promete a su alumna más brillante, la tutsi Marie (Clare-Hope Ashitey), que los soldados de la ONU la protegerán de la multitud hutu en busca de sangre fuera de la escuela. Pero cuando la ONU decide abandonar el país, Joe y el director de la escuela, el Padre Christopher (John Hurt), se enfrentan a un angustioso dilema: marcharse o quedarse con los ruandeses. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Shooting Dogs (Beyond the Gates)
Duración
115 min.
Estreno
13 de abril de 2007
Guion
David Wolstencroft (Historia: Richard Alwyn, David Belton)
Música
Dario Marianelli
Fotografía
Ivan Strasburg
Productora
Coproducción Reino Unido-Alemania; BBC Films / UK Film Council / Filmstiftung Nordrhein-Westfalen / ARTE / CrossDay Productions Ltd / Egoli Tossell Film / Invicta Capital
Género
Drama Años 90 África Basado en hechos reales
"El evidente interés político y humano de la película se ve perjudicado por la explicitud del discurso. (...) el más que interesante punto de vista de los religiosos católicos está resuelto de forma intrascendente con un mensaje de catecismo para niños de primaria."
[Diario El País]
9
HUBO UN GENOCIDIO DE MÁS DE 800.000 RUANDESES ENTRE ABRIL Y JULIO DE 1994 Y HUBO COBARDES, NEUTRALES Y VALIENTES
Cuando los extremistas asesinos y sedientos de sangre humana vienen a por tus seres queridos, amigos y amados inocentes, ¿por qué opción te decantas: por correr la misma suerte que tus fraternos, por ponerte del lado de los asesinos o por salvar el pellejo huyendo y dejando que los criminales asesinen a los inocentes? Es el tremendo, impactante y desgarrador dilema que plantea esta magnífica película de Michael Caton-Jones.

Para alguien tan reduccionista como un crítico de cine de un periódico de PRISA, en cuyas páginas toda la diversidad de la vida se reduce a las ideologías "izquierda y derecha", resulta que en este film «el más que interesante punto de vista de los religiosos católicos está resuelto de forma intrascendente con un mensaje de catecismo para niños de primaria». (Javier Ocaña: Diario El País). ¡Cuántas necedades suelen decir los tipos que se hayan durmiendo en los laureles, con un sueldazo mensual inmerecido y un grupo sectario amparándole las espaldas!

No, Javier Ocaña, no, la resolución argumental del film que nos ocupa, no es tan simple ni tan reduccionista como tu hermenéutica mental. "Disparando a perros" o el punto de vista religioso católico de este film está resuelto en base a como tantas veces en la historia lo han hecho REALMENTE misioneros católicos en los lugares más recónditos del mundo junto a los pobres y abusados de la Tierra, con TRASCENDENCIA, es decir "con huevos, agallas o valentía, esa misma que no tienen muchos ideólogos, políticos o nominalistas del bla, bla, bla, cuando se hallan ante la encrucijada de tener que salvar su propio culo o perder el organismo entero; cuando tienen que vérselas repentinamente entre huir del conflicto para el salvar el pellejo o quedarse del lado de los inocentes a correr la misma suerte que ellos".

Con razón dice Víctor ERICE, el prestigioso director cinematográfico, en una entrevista reciente: «Los diarios tienen miedo de encargar los comentarios de películas a alguien con criterio, formación y personalidad, que no se pliegue a las estrictas exigencias publicitarias.»

Fej Delvahe
[Leer más +]
56 de 69 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
No los veo como seres humanos muertos, sino como africanos muertos
Aunque se haya comercializado como una película, para mí "Shooting Dogs" es más bien un documental ya que fue rodada en la misma escuela donde ocurrió la masacre, con algunos de los supervivientes como trabajadores de la propia película y un realismo poco efectista pero por eso mismo convincente.

Resulta difícil juzgar técnicamente esta película teniendo en cuenta que relata uno de los acontecimientos más espeluznantes y abochornantes de la historia reciente. El patetismo, la inutilidad y la cobardía de la ONU queda perfectamente reflejada. Por contra se hace justicia al papel heroico de los misioneros que dan su vida por los más débiles y desgraciados de este mundo.

Para mi la frase de la película la dice la reportera de la BBC al maestro de escuela. Lo peor no es volverse insensible sino considerar a las víctimas del genocidio ruandés como víctimas de segunda: "no los veo como seres humanos muertos, sino como africanos muertos". En mi opinión esta frase resume perfectamente la hipocresía con la que la sociedad occidental juzga estas atroces carnicerías del tercer mundo: cuando los muertos son negros son menos muertos. Álguien debería haber parado este genocidio. ¿Álguien parará el siguiente?
[Leer más +]
19 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil