arrow

El estigma del arroyo (1956)

El estigma del arroyo
Trailer
7,7
3.724
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Biopic sobre el boxeador Rocky Graziano, un joven italoamericano que, después de su paso por distintos reformatorios, se convirtió en campeón de boxeo de los pesos medios. Acostumbrado a la violencia del East Side neoyorquino, Rocky encontró el éxito en el ring gracias a una combinación de talento, ambición y tenacidad. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Somebody Up There Likes Me
Duración
113 min.
Guion
Ernest Lehman
Música
Bronislau Kaper
Fotografía
Joseph Ruttenberg (B&W)
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género
Drama Biográfico Deporte Boxeo
"Contundente acercamiento biográfico a la figura del púgil Rocky Graziano (...) la deliciosa Pier Angeli llena de magia la pantalla"
[Diario El País]
8
Paradigmática muestra de cine clásico americano. Con sus virtudes y sus defectos, claro
Cuando uno se arrebuja en el sofá dispuesto a disfrutar de un drama pugilístico dirigido por Robert Wise (“West Side Story”, “Sonrisas y lágrimas”), protagonizado por Paul Newman y Pier Angeli, y fotografiado por el oscarizado Joseph Ruttenberg, me imagino que frotarse las manos y esbozar una esperanzadora sonrisa constituye un acto reflejo total y absolutamente justificado ¿no?

Pues bien, eso mismo hice yo cuando anteanoche me senté a disfrutar de “Marcado por el odio”. Una paradigmática muestra más de ese cine clásico americano de toda la vida que, pese a no ser perfecto, posee la loable facultad de entretenerte y emocionarte con una eficacia demoledora. En este caso, sumergiéndote de inmediato en el contexto dramático del film y obligándote a empatizar sin concesiones con ese rudo y díscolo antihéroe tan espléndidamente dibujado por Paul Newman. Un perro callejero sin amo y sin collar que aprendió a esquivar guantazos de pequeñín y que, huyendo de la bofia para no acabar otra vez más en el trullo, acabó partiéndose la cara a 10 dólares la victoria... y triunfó.

Quizás algunos la considerarán moralista y patriotera. Quizás otros le recriminarán su blandura pugilística. Quizás unos y otros aborrecerán ese desenlace excesivamente venturoso y complaciente. Pero lo que tengo claro es que “Marcado por el odio” es un peliculón de los que ya no se estilan. Por la gloria de mi madre. Amén.
[Leer más +]
28 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El origen del indomable
Un tipo aparentemente pasota, que se rebela ante quien le manda cualquier cosa, que se pelea hasta con su sombra, muy atormentado, en cuyo interior se generan a menudo fuertes conflictos, que se pasa la vida tratando de huir de algo y cuando lo consigue tiene que enfrentarse a su pasado, un guaperas nervioso hasta parecer sobreactuado... Es Rocky Graziano, es Eddie Felson, es Harper el investigador privado, es ese abogado borracho y casi acabado de Veredicto Final, es el patriarca mafioso irlandés de Camino a la Perdición, es un general de división experto en fugas, es Bucth Cassidy y es Luke, el tipo que se come 50 huevos en La leyenda del indomable.

Es Paul Newman, posiblemente el más grande, y esta es su primera película seria tras el fracaso del Cáliz de Plata. Se forja aquí ese indomable, ese perdedor empedernido que demostró que los guapos también son inteligentes. Es la vida de Rocky Graziano, un personaje de los bajos fondos que pasa su juventud de reformatorio en reformatorio, peleando con su padre y dándole disgustos a su madre, acumulando un odio que le sirve luego para vencer en el ring.

Y es una película sobre la traición, sobre el soborno, sobre cómo una noticia publicada en un periódico puede hundir una carrera, sobre el ascenso y la caída de cualquiera que alcance la fama y no se ande con ojo, sobre una Nueva York preciosa en blanco y negro en los años cincuenta, sobre un indomable al que sólo consigue aplacar una mujer.
[Leer más +]
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil