arrow

Memorias de una geisha (2005)

Memorias de una geisha
Trailer
6,9
49.295
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Japón, 1929. Chiyo, una niña de nueve años, es vendida por sus padres para trabajar en la casa de Geishas de Nitta Okiya. Su hermana mayor Satsu no es aceptada y es enviada a un prostíbulo. En la casa Chiyo conoce a Pumpkin, otra niña que va a ser instruida para ser geisha, así como a las famosas geishas Hatsumomo (Gong Li) y su rival Mameha (Michelle Yeoh). Los comienzos de Chiyo (Zhang Ziyi) son duros, pero un encuentro con el que será el amor de su vida, el Presidente (Ken Watanabe), hará que desde ese momento sólo desee convertirse en una famosa geisha para estar más cerca de él. Adaptación del famoso best-seller de Arthur Golden. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Memoirs of a Geisha
Duración
145 min.
Estreno
20 de enero de 2006
Guion
Robin Swicord (Novela: Arthur Golden)
Música
John Williams
Fotografía
Dion Beebe
Productora
Columbia Pictures / DreamWorks SKG / Spyglass Entertainment / Amblin Entertainment
Género
Romance Drama Drama romántico
"Una adaptación a la gran pantalla bella y con tacto. (...) Desde el punto de vista cinematográfico, este es un trabajo que los viejos magnates de Hollywood hubieran estado orgullosos de presentar"
[Variety]
"Todas las dudas sobre tres actrices chinas hablando inglés con acento japonés desaparecen ante el rostro de sus profundamente sentidas interpretaciones y el mundo que Marshall conjura con mágica finura. (...) Puntuación: ★★★ (sobre 4)."
[Rolling Stone]
10
Una fábula hecha ARTE
Memorias de una Geisha da exáctamente lo que cabe esperar de ella: un recital de imágenes y música de una belleza y exquisitez mayúscula, y un drama romántico de resonancias folletinescas tan clásico y antiguo como el propio origen del cine. Aceptando el hecho de que estamos ante una fábula, un cuento (una "Cenicienta" japonesa, de hecho), y no un documental, podemos disfrutar de un fílm cuya narrativa cinematográfica es aplastante, cuyo pulso no decae a lo largo de las más de dos horas de película. Mérito de esto cabe atribuírselo al director, principalmente, y al compositor de la banda sonora, el dios John Williams, quien nos regala otra Obra de Arte hecha música, y que complementa a las imágenes con una fuerza similar a cuando trabaja para su colega Spielberg (no casualmente productor de esta cinta).

Pero todo ello acabaría por ser un mero y hermoso videoclip de dos horas si no fuera porque hay un guión que -pese a ser un compendio de lugares comunes y de arquetipos de probada eficacia entre el gran público- atrapa al espectador, y sobre todo un elenco de actrices que convierten este fílm en una master class de interpretación. Todas ellas (aunque tambien ellos) estan impresionantes y con su sóla presencia convierten este fílm en un festín para los sentidos. Poco importa que sean en realidad unas mujeres chinas, haciendo de japonesas, y hablando en inglés, lo que importa es que ellas y sólo ellas consiguen crear unos personajes humanos con entidad propia, y hacen creíble lo increíble, gracias al desbordante carisma que desprenden. La película es una sinfonía de imágenes, de música y de interpretaciones, y como tal, me parece impecable. una verdadera Obra de Arte.

Por último, decir que hay críticas de personas que parecen amargadas. Parece que algunos van al cine a sacar defectos y no a disfrutar del resultado de un trabajo de meses e incluso años. Parece que cuando no se cumplen ciertas expectativas, ya no importa que haya aspectos de las peliculas que merezcan un aplauso. no, mejor destrozarlas y humillarlas, para castigarlas por no haber estado a la altura, o quizás simplemente es que uno debe informarse y saber qué es lo que se va a ver.
[Leer más +]
78 de 92 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Geisha. Una obra de arte en movimiento.
No soy licenciado en cultura japonesa, parece que hay muchos por aquí..., no he vivido en Japón durante la segunda guerra mundial y sobrevivido a ella, que alguno lo da a entender..., y tampoco he leído la novela, según esto soy un tanto ignorante para valorar esta película... pero lo haré.

Diré algo, me es indiferente que una actriz sea china o japonesa, malaya o koreana, y que hable en ruso o andaluz, si me convence, con su actuación, de que es una geisha japonesa de principios del siglo XX. No comprendo a la gente que critica la "imagen" mostrada de la geisha en la película, pero luego defiende a capa y espada que lo único que se "salva" de esta producción es la actuación de las actrices, a ver, en qué quedamos? no actuan como geishas pero lo hacen bien? o, lo hacen mal? no se supone que deben ser japonesas para hacerlo bien?... en fin...las contradicciones que hay que leer...

Respecto de los defensores de la novela que se sienten decepcionados (a mí me ha pasado muchas veces) diré, que si algo caracteriza a los libros es la posibilidad que brinda a la imaginación e interpretación de cada uno partiendo de la misma base narrativa, y hay millones de visualizaciones de lo que se está leyendo, Rob Marshall sólo puede realizar una, y ésta es visualmente espectacular, ayudada por una banda sonora mejor y una escenografía más que aceptable.

Es ésta una pelicula, no un libro o clase de historia japonesa, es una historia en sí misma, una historia de amor y celos, de supervivencia y superación personal, de amistad y traición, de odio y comprensión... que si bien por lo lento del metraje es de fácil asimilación emocional y no llega a causar una explosión sentimental en el espectador, sí transmite mensajes de agrado, tristeza, reflexión..., aunque, como pega, sufre de algunos momentos cansinos que dejan a una película de sobresaliente en un meritorio notable.

...y a mí sí me ha quedado claro el significado de geisha..."una obra de arte en movimiento".
[Leer más +]
37 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil