arrow

Gone to Earth (1950)

7,1
104
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Hazel Woodus (Jennifer Jones) es una muchacha crecida entre la naturaleza, que vive en los confines de Shropshire a finales del siglo XIX. Es hija de un arpista ciego, y vive obsesionada por las supersticiones de su difunta madre. A pesar de la atracción que siente por el sádico señor del lugar, Jack Reddin (David Farrar), Hazel accede a contraer matrimonio con el sumiso reverendo Edward Marston (Cyril Cusack). (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Gone to Earth
Duración
110 min.
Guion
Michael Powell, Emeric Pressburger (Novela: Mary Webb)
Música
Brian Easdale
Fotografía
Christopher Challis
Productora
British Lion Film Corporation / London Films
Género
Drama Siglo XIX
7
Deseo y peligro
En 24 horas he descubierto la asociación Michael Powell-Emeric Pressburger, con la joya que es "Las zapatillas rojas" y con esta película. Estos dos directores dejan una muy buena marca personal: películas con relaciones amorosas de obesión, un importante papel femenino protagonista pero sobre todo, una preciosa fotografía, así como escenografía. Normal que sus películas obtuviesen muchos premios en este ámbito.

En "Gone to Earth" encontramos a una joven protagonista, que más que supersticiosa, está anclada en el pueblo profundo que le ha tocado vivir. Es joven, ingenua, bella y por encima de todo, buena: ama a la naturaleza como pocos pueden hacerlo, y esa es su mayor preocupación. Pero los problemas aparecen en la figura de un atractivo y peligroso hombre, el rico del pueblo, interpretado por David Farrar, que qué bien se le dan estos papeles de canalla. El contrapunto a esta figura es el dulce reverendo Cyril Cusack, contrapunto también al tipo de amor hacia la joven Hazel (nuestra aventurera protagonista): el reverendo es el amor tierno, cariñoso, por desgracia el del rico egoísta es el de la pasión, al que por desgracia muchas mujeres van.

Sí, estos planteamientos están muy bien, la dirección es espléndida, pero considero que en algún momento falta ritmo. Son los momentos en los que Hazel y Eddard (señor reverendo) están juntos. Tal vez el problema no sea de la actuación de los actores, ni de un momento bajo en el guión: probablemente sea que sólo deseas ver al rico Reddin en pantalla, ver como evoluciona su peligrosa relación con Hazel y las consecuencias que trarerá. Pero si este ritmo que puede ausentarse en estas escenas, surge de una manera brutal, atención, en los últimos dos minutos de metraje. Sin palabras.

Es una película correcta, interesante, pero cae en comparación con "Narciso Negro" o "Las zapatillas rojas". Habrá que seguir descubriendo más bellos paisajes y primeros planos de este dúo de imágenes academicistas
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil