arrow

La mosquitera (2010)

La mosquitera
Trailer
5,5
1.510
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Historia de una familia en crisis cuyos miembros viven dominados por sentimientos de culpa. En medio del enfrentamiento entre sus padres está Lluís, un adolescente rebelde que se refugia en el silencio, se siente culpable por el el mero hecho de vivir y acoge en casa a todo tipo de animales. Este es un relato de malentendidos cruzados. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
La mosquitera
Duración
95 min.
Estreno
5 de noviembre de 2010
Guion
Agustí Vila
Música
Alfons Conde
Fotografía
Neus Ollé
Productora
Eddie Saeta S.A
Género
Drama Comedia Enfermedad Comedia negra
6
La vida como un sueño
Por su cartel, su tráiler, su título y el sello Lluís Miñarro-Eddie Saeta, 'La mosquitera' lleva el distintivo de ejercicio de cine contemplativo festivalero. Obtuvo el premio a la Mejor Película en el Festival de Karlovy Vary (República Checa), un evento de los más alternativos que va ganando adeptos con el paso de los años. Y hasta el momento, su director Agustí Vila solo nos había dejado dos largos minoritarios como son la comedia 'Un barco en el parque' (1999) y el documental '3055 Jean Leon' (2006). Ahora vuelve tras las cámaras con actores más reconocidos y le vemos en la cabecera de festivales europeos. También ha sido premiada en festivales de Moscú, Georgia y Turquía. Desde luego que hay que ver cómo se mueve uno hoy en día para promocionar una película. Allá donde haya un proyector, ahí se lanzan los equipos casi al completo a la caza de las distribuidoras.

Con el siempre maravilloso Eduard Fernández supongo que todo es más fácil a la hora de filmar. Aquí interpreta a un hombre maduro e inseguro, cuyos comentarios no tienen desperdicio. Le acompaña Emma Suárez haciendo de su esposa, una ilustradora algo aturdida, de espíritu inflamable, como puede comprobarse a lo largo de la película. Geraldine Chaplin nos ofrece unas apariciones de lo más surrealista, donde no suelta ni prenda y habla a través de su marido. Porque, al fin y al cabo, si alguna definición podemos hacer de 'La mosquitera', es la de una comedia surrealista.

Nos encontramos ante una familia burguesa, con una casa llena de perros (seis o siete dicen tener), un hijo relegado y también renegado. A lo que se suman una asistenta irresistible, unos ancianos ya desesperados y una secundaria que tortura a su hija de unos modos impensables. Todo ello a través de una puesta en escena muy cuidada, que nos adentra en una atmósfera no del todo consistente, puesto que los protagonistas parecen vivir un sueño del que se resisten a salir.
[Leer más +]
22 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Filma chorradas y dí que es surrealismo.
Más de una década ha tardado Agustí Vila en volverse a poner tras las cámaras para dirigir un largo de ficción con otra película de corte autorial como aquel lejano "banco en el parque" que supuso su debut. Si bien en ambas películas se deja ver una clara predisposición para la comedia urbana, lo cierto es que "La mosquitera" deriva hacia la comedia negra de tono surrealista. Emparentada en cuanto a fondo y forma con la reciente "Canino", "La mosquitera" derrapa por los mismos angostos caminos que lo hacía la película de Giorgos Lanthimos, aunque sin mostrar la contundencia narrativa de esta. Esto es, un cierto agotamiento prematuro del discurso que intenta solucionar con el fácil recurso del sexo, para tapar vías de agua en una nave que empieza a mostrar síntomas de hundimiento a mitad de metraje. Vila expone a sus personajes a una tela de araña en torno a la que giran sus vidas, atrapados en un círculo vicioso que se autoalimenta y ante el cual cualquier intento por salir de él resulta vano. El problema es que pasada la sorpresa inicial, "La mosquitera" se convierte en un ir y venir de los diversos personajes, a cual menos interesante, en una sucesión de escenas previsibles incluso en lo extravagante de la propuesta. Solo la solvencia de su pareja protagonista salva la función de la absoluta mediocridad y alguna idea brillante (especialmente el capítulo de madre, hija y helado de chocolate) que sin embargo es lamentablemente desaprovechada por la poca pericia del director, el cual pretende estirar un argumento que no da para más de diez minutos de metraje en base a inflarlo con escenas de relleno y rematado con una escena final perfecto ejemplo de la absurdidad que envuelve todo el film.

Lo mejor: las escenas entre Emma Suárez y Eduard Fernández.

Lo peor: el resto del elenco.
[Leer más +]
22 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil