arrow

Los violentos van al cielo (1969)

5,5
236
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En Vinegarroon, un pueblo del Oeste, el conflicto entre ganaderos y ovejeros da lugar a continuas reyertas. En este clima de violencia, llega al pueblo Jim Killiam (G. Ford), un forastero que intenta restablecer la paz. La gente cree, al principio, que es un pistolero contratado por los ovejeros, pero, en realidad, es un hombre que se ha reformado y convertido en predicador y que está dispuesto a poner fin a la guerra entre vaqueros y ovejeros. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Heaven with a Gun
Duración
101 min.
Guion
Richard Carr
Música
Johnny Mandel
Fotografía
Fred J. Koenekamp
Productora
MGM / King Brothers Productions
Género
Western
7
Los amantes del género la sabrán valorar
El maravilloso Glenn Ford realizó con este su último western en el año 1969 cuando el género estaba agonizando en EE.UU y solamente los espaguetis de Leone y el western-violento de Peckinpah se hacían un hueco entre las cientos de producciones que se estrenaban todos los años.
En esta cinta tenemos el debut de un estupendo David Carradine ("Malas calles", "Forajidos de leyenda", "Kill Bill") que demuestra desde el principio que los papeles de malo lo borda.
También una de las primeras películas de una atractiva Barbara Hershey ("La última tentación de Cristo", "Hanna y sus hermanas") en el papel de una joven india que se queda huérfana y es recogida por el señor Ford.
Destacar el guión potente de Richard Carr, un tipo que ya había trabajado con Don Siegel en "Comando", y la dirección de un desconocido Lee H. Katzin que sin embargo hace un trabajo sensacional, años después rodaría su película más conocida junto con Steve McQueen titulada "Las veinticuatro horas de Le Mans", aunque peor que esta que comento.
La mezcla de predicadores, pistoleros, ovejeros, vaqueros, rancheros, mujeres, violaciones, prostitutas, venganzas...hacen un film fascinante, sin lugar a dudas de los mejores de ese estilo Peckinpah (de ese año es también "Grupo salvaje") que proponía un oeste más crudo y duro del que hasta ahora lo mostraban los clásicos. Glenn Ford da toda una muestra de saber actuar de pistolero a pesar de tener ya 50 y pico años y una barriga prominente, sin embargo vuelve a dar su lección de cine.
Western tremendamente recomendable, a rescatar del olvido en el que se encuentra y que demuestra que en los sesenta no se produjo la muerte del western sino el nacimiento de un nuevo western más comprometido con valores como la ecología, pacifismo o el feminismo, tratados de forma más realista.
[Leer más +]
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Buen western
Coincido con la única crítica hecha por el usuario Vercinguetorix sobre esta película, ya que por la puntuación que tiene parece una película regular del montón, de hecho es un film no muy conocido pero si es bueno.

Esta es una buena cinta sobre los conflictos entre vaqueros y ovejeros, refleja bastante bien las diferencias que tenían y lo absurdo de las mismas. Cuenta además con un grande (como siempre) Glenn Ford que borda su papel de pistolero reconvertido en sacerdote.

El director Lee H. Katzin quizás no sea muy conocido pero estamos ante uno de sus mejores trabajos sin dudarlo, y es que hombre no es una obra maestra pero para pasar un rato agradable hay muchos buenos ingredientes:
- Un David Carradine de malo malisimo que lo hace francamente bien.
- Un buen reflejo entre las diferencias entre vaqueros y ovejeros de la época.
- Una película de la que no esperamos mucho pero que nos dará mas de lo que pensamos.
- El gran Glenn Ford que deja un magnifico sabor de boca.

¿Que se puede pedir más?. En un western tan desconocido creo que nada, porque para los verdaderos amantes como yo de este género cinematográfico nos gustará.

No esperen ver una obra maestra pero tampoco una película mala, no es ni una ni la otra, es buena, una buena película, un buen western.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil