arrow

Regreso a casa (2014)

Regreso a casa
Trailer
7,0
2.447
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El preso político Lu Yanshi es liberado cuando termina la Revolución cultural. Cuando regresa a casa, descubre que su esposa sufre de amnesia; no lo reconoce y continúa esperando el retorno de su esposo sin darse cuenta de que está a su lado. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ China China
Título original:
Gui lai
Duración
109 min.
Estreno
5 de agosto de 2016
Guion
Zou Jinzhi (Novela: Yan Geling)
Música
Qigang Chen
Fotografía
Xiaoding Zhao
Productora
Le Vision Pictures
Género
Drama Revolución cultural china Años 70 Enfermedad Alzheimer Familia
8
El eterno regreso de Lu Yanshi
Zhang Yimou retoma uno de sus temas recurrentes: las indeseables consecuencias de la revolución cultural de Mao, sobre todo en la vida de los represaliados, aunque con la sutileza que acostumbra, sin recargar las tintas, como si el tema político, por el hecho de haber sucedido ya, fuera algo tangencial, porque pase lo que pase, al final queda la vida, que sigue abriéndose paso aunque sea entre escombros emocionales.

Precioso y triste drama empapado en ternura y resignación, escrito con las plumas que garabatean la poesía; con una actriz (Gong Li) siempre en estado de gracia y con un director al que, sin saber porqué, ya no pedimos que nos sorprenda y al que agradecemos la habilidad de contarnos lo mismo y seguir emocionándonos. Ya que, sin restar un ápice a la admiración que siento por la amplia producción artística del realizador chino, he reflexionado sobre el tiempo que tardaríamos aquí, en España, en crucificar a alguien que hubiera utilizado el golpe de estado de Franco y la posterior dictadura en siete u ocho películas dentro de su repertorio.

Presentada en el ecuador de la Seminci 2014 y a la espera del palmarés, es la primera que tiene opción a todos los premios gordos. Yo voto, por lo visto hasta ahora y si se me permite, por la Mejor Actriz y la Mejor Película porque el reconocimiento del público ya lo cosechó con un cálido aplauso.
Como justo homenaje a la memoria perdida de Feng, nunca olvidaré en las estaciones de tren (sobre todo los días 5) mirar si se abrazan un paciente hombrecillo y una señora que lleva un nombre escrito en una pancarta.
[Leer más +]
35 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La inclemencia del tiempo ante el triunfo del dolor.
El regreso a Casa de Zhang Yimou no podría poseer menos elementos para hacer una película de tan grande potencial, a pesar de que Gui Lai no se compare a sus películas más emblemáticas a la Maldición de la Flor Dorada (2006), La Casa De Las Dagas Voladoras (2004), Hero (2002) o Vivir (1994). A lo que yo llamaría “realismo mágico” (si así se le permite llamar) del entamado cultural chino, y a eso me refiero a batallas épicas donde predomina un sentido espiritual como saltos irreales, fuerza demoledora, paisajes de ensueño marcados de simbolismo chino, la película tiene una fuerte carga política, social en la narrativa propia de las mejores historias del cine o por que, la literatura.
La película posee un argumento poderoso, Zhang Yimou se remonta a los 70’s y el final de la revolución cultural China; la guerra popular que se prolongo por más de diez años por toda el territorio, con la intención de acallar a intelectuales y lideres políticos que pondrían en peligro el control que Mao Zedong, que aunque se le atribuyan ideas filosóficas del materialismo dialectico, aciertos económicos a nivel rural y urbano, aciertos en materia militar, y aciertos sociales muy positivos, los más fervientes maoístas no podrían negar el atentado ocasionado contra miles de personas por el hecho de pensar diferente o simplemente entender un poco de arte y cultura de Europa principalmente.
Y es que así inicia la historia, Lu un hombre capturado y que pasa diez años en prisión, logra escapar e intenta reunirse con su familia: Yu su esposa y Dandan la hija que dejo a los tres años de edad, el partido que logra en Dandan insertar un discurso de “Verdad” que permite que está le sea fiel al partido y por ende atente contra la vida de sus padres, traicionándolos.
Finalizada la revolución cultural, los presos políticos retoman su libertad y pueden regresar con sus familias, es ahí donde el dolor es aún más fuerte, ya nada vuelve a ser igual. Dandan se enfrenta al sufrimiento y el fracaso de lo que ella consideraba el mundo que deseaba, mientras los personajes se plantean el dilema del perdón y el eterno regreso.
La vejez resulta ser en ese orden de ideas el asunto principal, de forma violenta y visceral Zhang Yimou carga al espectador con un exceso de melancolía e ira ante aquel demonio llamado tiempo y las herramientas que nos atan a él, la poesía, la música, el recuerdo de un tiempo mejor están siempre presente como un fantasma ante la recursividad humana y el instinto de resistencia y esperanza.
Pero claro, nadie escapa a esta desazón, ni siquiera Yang, personaje responsable de parte del dolor de los tres personas principales y de su propia familia ante la inclemencia de la razón y el control político.
[Leer más +]
26 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil