arrow

L.627 (1992)

L.627
Trailer
7,0
943
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Crónica de la la difícil vida diaria de un brigada antidroga en una comisaría de París. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
L.627
Duración
140 min.
Guion
Michel Alexandre
Música
Philippe Sarde
Fotografía
Alain Cloquart
Productora
Les Films Alain Sarde / Little Bear / Investimage 3
Género
Drama Thriller Policíaco Crimen Drogas
"Tavernier consigue que el espectador entre en su juego y la película acabe por hacerse apasionante"
[Fotogramas]
"Buena"
[Diario El Mundo]
8
Diario de una comisaría
Genial entretenimiento ofrecido desde esta cinta en la que el espectador pasa a convertirse en uno de los elementos más importantes al sentirse parte integrante de la trama, pues esta película, dirigida por Bertrand Tavernier con guión de Michel Alexandre, parece tener el claro objetivo de querer involucrarnos en la rutina laboral de los agentes que componen una brigada policial de París.

No es una cinta policíaca al uso, de esas que hacen de la figura del agente un héroe casi sobrehumano, sino un retrato de la parte más realista y menos comentada en el cine de este sector. Aquí, los enemigos de la policía no son narcotraficantes cargados de cientos de kilos de heroína, ni peligrosas bandas de ladrones que saquean la ciudad o criminales que hacen de las calles un lugar de pánico; aquí, el principal enemigo es el propio gobierno francés, que mantiene a las autoridades policiales en un estado de máxima austeridad, desarrollando su labor en cochambrosas comisarías que ven la necesidad de ampliarse convirtiendo casetas de obra del exterior en improvisados despachos que albergarán brigadas como la de estupefacientes. Las falta de vehículos será otro de los grandes obstáculos de los agentes, que también demandarán hojas de papel para los informes, entre otras muchas cosas. Todos estos hechos hacen comprender la realidad policial desde un punto de vista auténtico, cercano, familiar, con toda una serie de personajes que no buscan lágrimas ni compasión en nadie, y que trabajan en un ambiente distendido, alegre y amigable, no exento de lógicos toques dramáticos que harán su obligada aparición en algunos de los momentos más tensos del conjunto del argumento.

Para poder contar todo esto, Bertrand Tavernier se sirve de la historia ficticia de un investigador de policía llamado Lucien “Lulu” Marguet (Didier Bezace), que tras campar sin mucho éxito por otras comisarías de las que es trasladado bien por indisciplina o tozudez de su jefe, bien por petición propia, termina instalándose en el lugar que le servirá para estabilizarse, la brigada de estupefacientes de una brigada policial parisina que tiene como sede una pequeña caseta de obra instalada en los exteriores de una comisaría que presenta un estado de abandono y caotismo que se aleja de lo que al cine nos tiene acostumbrados en beneficio del realismo más objetivo, pues aunque la cinta date del año 1992, la situación de la policía francesa sigue presentando varios problemas similares a los que se cuentan en Ley 627, teniendo réplica en otros cuerpos policiales europeos desfavorecidos por el Estado como por ejemplo, en España, la Guardia Civil o la Policía Nacional (no hay más que darse una vuelta por sus instalaciones para poder comprobar este dato).

< < < Sigue en el SPOILER sin desvelar detalles del argumento, por falta de espacio > > >
[Leer más +]
21 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
"TÚ NO TIENES AMIGOS, SOLO TIENES SOPLONES."
La ambición de Bertrand Tavernier era rodar un film realista sobre las condiciones de trabajo de los policías de calle.y asi es como nació esta putísima obra de arte. "L.627" es un film coescrito con un antiguo policía, Michel Alexandre, el cual describe las penurias y la vida cotidiana de la brigada de estupefacientes de París. El título de esta película hace referencia al antiguo artículo del Código de salud pública francés, que prohibe el consumo y el tráfico de estupefacientes y que simboliza el desfase entre los medios previstos por la ley y los que efectivamente son puestos a disposición de la policía.

Ley 627 se sitúa de manera casi exclusiva en el punto de vista de los policías, en primer lugar el del personaje principal, Lucien "Lulu" Marguet. Numerosas escenas son del tipo de cámara oculta filmadas desde vehículos camuflados. Las persecuciones comportan pocos planos de situación, privilegiando la mirada de la brigada.El film dedica una atención especial a la relaciones complejas y a veces ambigüas entre policías y soplones. Ley 627 se interroga a si misma tanto como en el entorno social de consumo y tráfico de drogas, como en la precariedad que lo envuelve. En la que los consumidores son descritos en un estado de angustia social (escondrijos insalubres, prostitución) y fisiológica (en referencia a la dependencia que no se podía aliviar bajo ningún medicamento en aquella época).

En su acercamiento realista en este tema, se redacta y se informa al espectador de manera creible y sobresaliente sobre la insuficiencia de medios de que disponen las brigadas: locales inadaptados y exiguos (prefabricados en un solar), la falta de vehículos disponibles, hasta la penuria del papel carbón para los procesos verbales entre muchas otras cosas apoyandose y valiendose por numerosas anécdotas aportadas por el guionista y antiguo policía Michel Alexandre, que aprovecha el film como denuncia del desfase entre la formación teórica y la práctica policial sobre el terreno, los cursillos y la formación inútil, las estúpìdas carreras de estadísticas y el sobrepeso del papeleo administrativo..En el que un equipo heterogéneo de "buenos" y "malos" policías debe probar su astucia, ya sea para procurarse o reparar su material o, en una interpretación ligera de las leyes, para pagar y proteger a sus soplones. y "Eso si se quiere hacer correctamente nuestro trabajo, es necesario estar en la ilegalidad durante las 24 horas" como bien hace referencia Lulu.durante el transcurso del filme.

Incluso me atrevería a decir que el estilo realista de Ley 627 ha influenciado posible y considerablemente a todas las series y películas de género, tematica o índole policíal aparecidas a lo largo o en el transcurso de los años 90 hasta nuestra actualidad.

En "Ley 627" estaríamos ante uno de los directores más directos y comprometidos de la última parte del siglo XX. Cineasta y realizador que mediante este trabajo se ensalza con un cine impregnado de una enorme conciencia social, en la que siempre existe un fuerte componente utópico de gran justicia y solidaridad... película que consigue mantenerte en vilo mediante una tozuda tensión permanente que te cautiva de principio a fin, además de invitarte a pensar.

Sin duda alguna estámos hablando de una joya cinematografica, una de mis películas favoritas Y QUE MÁS DISFRUTO DE VER... FILME POLICIACO DE ENORME CALIDAD, TAN ENTRAÑABLE COMO INOLVIDABLE, Y DE VISIONADO OBLIGATORIO que sin duda alguna sabrá hacerse las delicias de cualquier aficionado medio que se precie.....

- UNA GRAN OBRA MAESTRA DE TODOS LOS TIEMPOS EN CUANTO AL MEJOR CINE POLICIACO..-
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil