arrow

Muñequita de lujo (1961)

Muñequita de lujo
Trailer
7,7
67.087
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Holly Golightly es una bella joven neoyorquina que, aparentemente, lleva una vida fácil y alegre. Tiene un comportamiento bastante extravagante, por ejemplo, desayunar contemplando el escaparate de la lujosa joyería Tiffanys. Un día se muda a su mismo edificio Paul Varjak, un escritor que, mientras espera un éxito que nunca llega, vive a costa de una mujer madura. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Breakfast at Tiffany's
Duración
115 min.
Guion
George Axelrod (Novela: Truman Capote)
Música
Henry Mancini
Fotografía
Franz Planer
Productora
Paramount Pictures
Género
Romance Drama Comedia Comedia romántica Comedia sofisticada
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Truman Capote
"Una comedia perfecta (...) crea iconos inolvidables envueltos en las notas de 'Moon River'. (...) Pocos filmes pueden definir mejor la magia del cine"
[Diario El País]
5
Más mito que película
A mí me parece que "Desayuno con diamantes" es más mito que película, la verdad. O por lo menos no me dio la impresón que estuviese a la altura de la fama que le precede. La vi con ciertas expectativas (de ver algo sofisticado e inteilgente) y quedé bastante defraudado con lo visto. Es sofisticada pero no inteligente. A apesar de que Aundrey Hepburn sale muy monina y la banda sonora de Henry Mancini aún tiene más encanto que la propia Hepburn, lo que es la historia y la película me parecieron muy frívolas, con un desarrollo que queda bastante cojo (los personajes no evolucionan durante la película a pesar del giro final), la dirección de Blake Edwards me parece bastante superada con lo que podemos ver a día de hoy y se ha quedado desfasada en algún que otro aspecto importante.

El que una mujer salga de fiesta nocturna a día de hoy no resulta tan chocante como lo pudo ser en los 60, así que parte de la "transgresión" del personaje de Holly ha quedado diluido. En esta película sus dos protagonistas son personas superficiales que la única manera que encuentran para resolver sus problemas es la más frívola que se les pasa por la cabeza: con un braguetazo. Toma ya. Luego tenemos al personaje de Paul Varjak (cuantas veces llega a deletrear su apellido?), que debe ser el gigoló más soso de la historia del cine, un tío tan sumamente aburridísimo que no cuela que pueda seducir a nada. Y tiene parte que de sensibleras me sobraron
[spoiler]lo del hermano que nunca aparece, el marido con el que Holly se casó cuando tenía 15 años y aparece para recordarle que una vez fue una humilde chica y sobretodo la despedida del autobus[/spoiler]
Lo que es la historia de amor de por sí ya tiene un inicio poco creíble. Me pareció absurda. Vamos a ver, como nos podemos creer que en Nueva York una joven deja pasar a un desconocido cuando ella está en camisón de dormir y le deja hacer a su antojo por ahí? Hasta ahí pues no me acabó de cuadrar, podría cogerse con pinzas si se tiene en cuenta ese excéntrico cáracter de Holly, pero luego tanto el desarrollo de la escena y el diálogo carecen de pulso, sin feeling y me resultaron absolutamente artificiales.

Lo que son los aspectos románticos no me los acabé de creer, los cómicos no me hicieron gracia alguna (tronchante lo del vecino oriental o las anécdotas de la fiesta, uy sí) y la película me acabó resultando algo tontaca. No estoy diciendo que sea una película cutre pero si que no está a la altura de lo que a mí me parece ha de ser una película mítica.
[Leer más +]
361 de 507 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Desayuno en Tiffany's
Basada en la novela "Breakfrast At Tiffany's" (1958), de Truman Capote, fue dirigida por Blake Edwards. Se rodó en NY, con un presupuesto de unos 2 M de dólares. Ganó 2 Oscar (música y canción), 1 Grammy (banda sonora), 1 Golden Laurel (sonido) y 1 WGA (guión). Obtuvo 3 nominaciones sin premio a los Oscar (actriz, decoración y guión adaptado) y otras. Se estrenó el 5-X-1961.

La acción tiene lugar en NY en 1960. Narra la historia de Holly Golightly (Hepburn), de 19 años, que dejó su casa a los 14 y se trasladó a NY en busca de la felicidad. Siente pasión por las joyas y sobrevive aprovehando sus encantos para obtener pequeñas cantiades de dinero de sus amigos nocturnos ocasionales. Un joven escritor de escaso éxito, Paul Varjak (George Peppard), que vive gracias al patrocinio no desinterresado de la Sra. Failansen (Patricia Neal), ocupa el apartamento superior al de Holly. Entre ambos surge pronto una gran amistad.

Protagonizan la película dos desarraigados, que sobreviven en un mundo de lujo, ocultando intimidades de marginación y prostitución. Están profundamente insatisfechos, atrapados en un mundo falso, venenoso y sin futuro. La pasión por las joyas y la obsesión por encontrar un marido rico, mantienen a Holly en un estado de aturdimiento que le permite seguir huyendo de si misma. Paul, más reflexivo, cae en la cuenta de su error. Se inicia a partir de entonces la lucha de Paul contra la inconciencia y los falsos sueños de Holly, que se resiste tenazmente ante la inminencia de su traslado a Brasil en compañía de un rico hacendado. Los intentos de Paul cerca de Holly dan lugar a unos diálogos llenos de matices y complejidades, de gran interés. La obra está punteada de un humor jovial e irónico (incendio del sombrero, reloj en el tobillo, hurto en unos almacenes ante la mirada del vigilante, etc.). Son escenas emblemáticas la visita de Holly al escaparate de Tiffany's mientras desayuna a las 6 de la mañana antes de acostarse, la canción de Hepburn en la ventana y otras.

La música, de Mancini, se apoya en una partitura que enriquece la jovialidad del humor, la desesperación de los personajes y el ambiente festivo de los partys. Incluye la canción "Moon River", cantada por coros, Hepburn y silbada por Peppard. La fotografía es de Franz Palmer, en su última intervención en cine. La cámara se mueve en descripciones generales, fijación de detalles y primeros planos de Hepburn. Predominan los fondos de colores suaves, sobre los que resaltan masas oscuras, cálidas o frías intensas. El vestuario de Hepburn (Givenchy) y de Neal (Pauline Trigere), supervisado por la mítica Edith Head, es magnífico. El guión de G. Axelrod, es rico en sutilezas, lances cómicos e invitaciones a la reflexión. La interpretación de Hepburn es magistral en el papel más complejo de su carrera. La dirección se crece con el apoyo de Hepburn.

Película deliciosa, rica en amigüedades, sutilezas y buen humor. Imprescindible.
[Leer más +]
170 de 235 usuarios han encontrado esta crítica útil