arrow

Tenemos que hablar (2016)

Tenemos que hablar
Trailer
5,1
5.147
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Nuria (Michelle Jenner) lo tiene todo para ser feliz: un buen trabajo, una casa maravillosa y un novio perfecto con el que se va a casar. Sólo le falta una cosa: los papeles del divorcio. Por el contrario, su marido, Jorge (Hugo Silva), no ha conseguido reponerse tras su separación: durante la crisis perdió el trabajo, arruinó con sus consejos a sus suegros (Verónica Forqué y Óscar Ladoire), y ahora vive con su antiguo jefe (Ernesto Sevilla) alquilando su piso a turistas. Decidida a animarle primero para después poder pedirle el divorcio, Nuria le hace creer que sus padres no le guardan rencor. Pero las cosas se complican... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Tenemos que hablar
Duración
91 min.
Estreno
26 de febrero de 2016
Guion
Diego San José, David Serrano
Fotografía
Juan Carlos Gómez
Productora
Atípica Films / Atresmedia Cine
Género
Romance Comedia Comedia romántica Crisis económica 2008
5
Sarita, deja de joderle la vida a Lucas.
Sarita estaba loca por Lucas pero Lucas pasaba de Sarita porque era una niña.
Sarita fue creciendo y luciendo palmito con lo que Lucas empezó a fijarse en ella.
Sarita empezó a pasar de Lucas cuando Lucas le hacía caso.
Lucas volvió a pasar de Sarita cuando Sarita le volvió a hacer caso.
Lucas y Sarita por fin acabaron juntos pero tenían al padre de ella, Paco (el mejor amigo de él), en su contra.
Lucas perdió su trabajo y a sus amigos por Sarita, a quien mantenía.
Sarita se cansó y volvió con mamá y papá.
Lucas y Sarita lo dejaron.
Sarita se fue con otro...pero no con otro cualquiera, se fue con el infumable Mario Casas.
Lucas se dio a la bebida.
Lucas y Sarita por fin acabaron juntos con el beneplácitode Paco.

Esta historia mantuvo en vilo a toda España durante 5 años.

Ahora vemos que, crisis económica mediante, Sarita ya no es una niña y se ha casado con su gran amor de la infancia, con su príncipe azul. Sin embargo, el olfato de Lucas no es tan bueno para los negocios como lo fue en su día para oler la mejor forma de tocarle los huevos a Don Lorenzo y por ello no levanta cabeza. Y ahora, ahora cuando más jodido está, coge Saria y lo llama para decirle TENEMOS QUE HABLAR. ¿Ahora?, ¿¿me lo dices en serio??, después de 10 años detrás del chaval haciéndoselas pasar putas, ahora que está en la ruina ¿¿lo llamas para pedirle el divorcio??. Sarita, el día en el que Lucas se cruzó contigo estaba mejor cantando con Veva.

No obstante, todo hay que decirlo, la película entretiene y (pese a ser totalmente prescindible) se deja ver, al contrario de lo que sucede con muchas de las últimas películas españolas de este género. La química entre los protagonistas es innegable, Sarita lleva jodiendo la vida de Lucas desde hace una década y ya es toda una experta.
[Leer más +]
29 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Dobles parejas
David Serrano ha tardado casi seis años en llevar a cabo su siguiente proyecto, solo algo menos de lo que la crisis con la que abre la película nos continúa asolando. Desde “Una hora menos en Canarias” (2010), el director no firmaba una película, y este tiempo de reflexión le ha venido bien después de la irregular comedia anterior.

“Tenemos que hablar” utiliza el ciclo de crisis y repasando todos los grandes pelotazos que fueron reventando (Seseña, Forum Filatélico, las preferentes…) llega hasta el presente, momento en el que se ve se ve a los protagonistas sufriendo los efectos de las malas decisiones tomadas. Y aunque la crítica ante las instituciones y los gobernantes está presente durante su duración, esa crítica nunca es ácida ni mordaz, y sólo sirve como vehículo del argumento.

Para lo demás, la película se vale de un solvente reparto con el que desarrollar un guión que sigue todos los cánones del género de la comedia romántica, con todos los malentendidos que se puedan imaginar y las situaciones más rocambolescas que se puedan crear.

De esta forma la película aprovecha muy bien las oportunidades, y sobre todo la química, que le ofrecen las parejas protagonistas, sin duda lo mejor de la película diseñando algunas secuencias solventes y con gracia. Ambas parejas saben lo que es la comedia, los tempos de los diálogos y lo que sus personajes pueden dar de sí. Ladoire-Forqué y Silva-Jenner están acertados y funcionan, algo que no siempre se puede decir de Ernesto Sevilla, encasillado en el personaje de amigo comprensivo del que solamente se muestran clichés.

Entretenida película, bastante fresca y actual, en la que los diálogos fluyen y las situaciones funcionan, pero a la que se echa en falta un final más adecuado, con menos prisas, y que tuviera claro dónde quería terminar la historia de los protagonistas.
[Leer más +]
17 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil