arrow

Ironside (Serie de TV) (2013)

3,4
37
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2013). Se centra en Robert Ironside, un duro y mordaz policía detective relegado a una silla de ruedas después de un tiroteo, pero que apenas está limitado por su discapacidad ya que tira del carro de un equipo que él mismo ha escogido para resolver los casos más difíciles.

La serie fue cancelada tras la emisión de 3 episodios. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Ironside (TV Series)
Duración
40 min.
Guion
Michael Caleo
Fotografía
Joel Ransom
Productora
Davis Entertainment / NBC Universal Television / Yellow Brick Road
Género
Serie de TV Drama Policíaco Remake
4
Reformulaciones incapacitadas
No es que la serie original, pese a sus nominaciones a los Globos de Oro y ser una de las fijas en los Emmys (sobre todo en sus primeras temporadas), fuera el clásico televisivo del policíaco. Podría ser considerada, eso sí, como la evolución lógica de Raymond Burr después de haber quedado encasillado tras nueve temporadas como Perry Mason en su serie homónima. “Ironside” también tuvo una larga vida televisiva durante 8 entregas anuales hasta 1975 aunque pudiera parecer y etiquetarse inicialmente como un ‘Perry Mason en silla de ruedas’, pero la historia televisiva cuenta que la ficción se centraba en la investigación y deducción por encima del thriller más efectista con persecuciones y disparos. Este hecho generaba que los libretos tuvieran que ser mucho más cuidados que los de las series colindantes como “Mannix”, “Dragnet” (en su versión del 67), “Hawai 5-0” o “Área 12”. En este punto desconocemos el porcentaje de inspiración que aportaría Robert T. Ironside a los futuros Kojak o Colombo, pero la mala leche del personaje y su situación dramática y piscología podríamos enlazarla incluso hasta con la mordacidad del Dr. Gregory House. Otra cuestión es conectar un personaje tan carismático y referencial dentro de los patrones procedimentales actuales. ¿La novedad si pudiera existir? Ironside es afroamericano, tiene un cuerpo musculado y una cara bonita en el Siglo XXI y, ¿ya está?

Si a mediados de los 60 la idea pudiera ser sorprendente, en esta era dominada por el procedimental sería necesario un grado de calidad extra más allá de un personaje potente y sexy. Entiendo perfectamente que la NBC está desesperada por algún procedimental que pueda convencer a una amplia audiencia. Fracasó con el remake de “Prime Suspect” y la originalidad de la muy meritoria “Awake” entre innumerables ficciones condenadas por sus bajos datos de espectadores. Es comprensible que la cadena haya decidido esta temporada intentarlo bajo un esquema clásico y un personaje potexnte aunque la mayoría del público y seriéfilos, que nos sometemos al cable y a la novedad amparada por la originalidad, evitemos como la peste esta serie una vez hayamos visto el piloto. Y esa que esta nueva “Ironside” no aporta absolutamente nada nuevo en un mundo catódico donde los personajes con discapacidad están a la orden del día y donde la propia cadena va a aportar también una comedia con “The Michael J. Fox Show”.

Los problemas del remake son tan extensos que reducirlos podría hacer que extendiéramos los mismos a todo el género televisivo actual. ¿Debería ser más psicológica por encima de la mala leche y personalidad del personaje? Ironside está enojado y es explosivamente mordaz, de acuerdo. Ironside se extralimita y echa un pulso a la ley para sobrepasar sus fronteras y quebrantar las reglas, de acuerdo. Ironside se aprovecha de su debilidad para convertirla en su más poderosa arma, de acuerdo. Y, después, ¿qué? Por mucho carácter, fuerza e incluso virilidad del protagonista, los libretos de “Ironside” están atorados a una silla de ruedas narrativa que le impide escapar y correr de los resortes de repetir fórmulas y arquetipos. Todo está tan visto que el personaje se atreva a afirmar que su posición le aporta un punto de vista distinto nos parece simple pose de cartón. Queda tan en evidencia que a la NBC lo único que le importa es conseguir captar el interés del gran público, que el drama psicológico, los flashbacks explicativos o la presencia de Blair Underwood son simples trucos de marketing por encima de perfilar una nueva arma televisiva. Aunque que nadie cuente con esta serie la puede conferir aquello que ansía precisamente la cadena... que a estas alturas ya está prácticamente encadenada y sometida a reformulaciones incapacitadas, como esta ficción.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil