arrow

Three Little Words (1950)

6,1
58
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Nueva York, mediados de la década de 1910. Bert Kalmar ha alcanzado la cumbre de su carrera como artista de vodevil con su pareja de baile y novia, Jessie Brown. Bert propone matrimonio a Jessie pero ella insiste en que esperen. Un día, Bert se lesiona la rodilla y la lesión le impedirá bailar durante al menos un año. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Three Little Words
Duración
102 min.
Guion
George Wells
Música
Andre Previn, Harry Ruby
Fotografía
Harry Jackson
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer (MGM)
Género
Comedia Musical Años 1910-1919
9
3 palabritas
Soy un entusiasta del cine clásico de Hollywood, y de la música sobre todo de los años 30,40,50 y tengo en dicho género todos los films de Fred Astaire, y desde el año 1972 me he venido nutriendo en CD S de toda esa música como también de Las grandes Bandas que fui adquiriendo especialmente de una firma Inglesa (Dutton Vocalion). Será por ello que me sorprende no tenga críticas este espléndido musical en colores. El argumento sobre la vida de los compositores Bert Kalmar (Fred) y Harry Ruby (Red Skelton), es sencilla pero sobretodo alegre y plasmado en una excelente música que me parece importante destacarla. En el comienzo ya tenemos el baile de Fred con esa muy buena bailarina que fue Vera Ellen ("Where did you get that girl". 2 otros magníficos bailes de Fred y Vera son "Thinking of you" con Red Skelton al piano y "Nevertheless" en una muy buana escena de los 3. Pero tenemos también otras espléndidas actrices que le dan mayor valor al film: La monísima Arlene Dahl que muy elegante en una escalera nos canta y baila "I love you so much". La espléndida Gloria de Haven que nos canta esa tan linda canción "Who s sorry now" y la pequeña Debby Reynolds, un año antes de participar en el famoso "Singing in the rain", que cuando con un piano en la calle Kalmar y Ruby están creando esa linda canción "I wanna be loved by you". Y como broche final Kalmar (Fred) y Ruby (Red) con la presencia de las muy elegantes Vera Ellen y Arlene Dahl, hacen un sintético repaso de sus canciones que concluyen con la espléndida "THREE LITTLE WORDS" que da el título al film. A mi juicio un film muy positivo, para tenerlo en casa y de tiempo en tiempo verlo para gozar un rato de alegría y felicidad en este mundo nada fácil.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
La cara y la cruz de la época de los Grandes Estudios.
MGM: con estas siglas está dicho casi todo sobre el film musical americano. Pero junto a obras maestras, las hay mejores y peores. Como dice Peter Lawford en "That's enterteinment" , estaban todos a contrato y tenían que hacer lo que el Estudio decía, cantar, bailar.. dirigir. Ni todos los musicales los produjo Arthur Freed ni los dirigió Minnelli. Fred Astaire, el insuperable y elegante bailarín tuvo que aceptar, 15 años despues de sus grandes musicales este papel acerca de la vida de un compositor y un letrista de la historia del musical. Baila un poco y luego por avatares del guión deja de hacerlo. Cumple pero no era lo suyo., aunque tres años más tarde haría una de las grandes obras maestras del musical bajo la batuta de Minnelli: "The Band Wagon". Red Skelton un cómico un tanto histriónico a la manera de otros como Durante, Lewis etc tiene que lidiar con un papel que tampoco es lo suyo, aderezado por unos cuantos inconsistentes gags... Arlene Dahl, en un intento de lanzamiento de una actriz que no llegó a las expectativas que tenía el Estudio, tambien hace lo que puede. El guión da de si lo que da.. siendo plano y poco elaborado. El director Richard Thorpe, un buen artesano con obras notables de épica medieval y algún que otro "noir", no está en su elemento y cumple. La cáma es funcional.. piénsese en los grandes travellings y dollys de Stanley Donen o Vincent Minelli y se comprenderá cómo la técnica no está sólo al servicio de la estética sino de la emoción y el sentimiento. Como decía Godard "Un travelling es una cuestión moral". El film ha envejecido mal pero es un ejemplo palmario de la cara y la cruz de los productos obtenidos en la época de los grandes Estudios y sus contratos.. Unas obras inmortales como "Singin in the rain" y otros sólo productos de poca calidad como el que nos ocupa.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica