arrow

Tempestad sobre Asia (1928)

Tempestad sobre Asia
Trailer
7,1
291
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La acción se desarrolla en Siberia y el Tibet durante la ocupación inglesa de esas tierras, Narra la historia de un cazador local al que confunden con un descendiente del legendario Genghis Khan. Entonces los invasores deciden usarlo como títere político, sin saber que el cazador tiene sus propias ideas al respecto. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Unión Soviética (URSS) Unión Soviética (URSS)
Título original:
Potomok Chingis-Khana
Duración
120 min.
Guion
Osip Brik (Historia: I. Novokshenov)
Música
Película muda
Fotografía
Anatoli Golovnya
Productora
Mezhrabpom film
Género
Drama Bélico Cine mudo Años 1910-1919 Propaganda
8
El Gran Kan.
98/43(24/02/09) Gran fresco cinematográfico que mezcla varios géneros, como son el propagandístico, el antropológico, en la visión del retrato de las costumbres del pueblo mongol y por supuesto el de aventuras. Propagandístico pues en los cineastas soviéticos era obligado evangelizar con las excelencias del comunismo y lo tóxico que es el capitalismo, representado en la escena de la venta de la piel de zorro y como el comprador (el capitalismo) se quiere aprovechar del cazador (el proletario), por supuesto también se mete con otro de los demonios del socialismo, la religión, en este caso el budismo, esto reflejado en el comienzo, con el monje gorrón que se quiere llevar la piel, y sobre todo en la implícita critica que se hace la liturgia en el tramo de la ceremonia de recepción al Lama, con las secuencias de los zapatos, perfumes, trajes y medallas. La cinta posee gran fuerza en las imágenes gracias a sus maravillosos planos que hace énfasis en trasladarnos su mensaje y sobre todo en las escenas espectaculares de luchas, impresionante el manejo de las masas y el concepto de épico de la aventura, apoteósico. Recomendable a los que gusten de cine político-comunista con gotas de aventuras. Fuerza y honor!!!
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
BOLCHEVISMO EN LAS ESTEPAS
Cierre de su magnífica trilogía acerca de la toma de conciencia revolucionaria, el maestro soviético Pudovkin eligió una curiosa ambientación, muy distinta del contexto urbano y proletario que había caracterizado a las películas precedentes, la magistral "La Madre" y la notable "El Fin de San Petersburgo". En efecto, la historia que aquí se nos narra se sitúa en los remotos confines de Siberia meridional, allí donde el dominio ruso lindaba con las enormes y desoladas estepas mongolas, y en vez de tener por protagonista a un miembro del proletariado, escoge por tal a un comerciante mongol bastante ingenuo. Cronológicamente, el filme se ambienta en la Guerra Civil posterior a la toma del poder por parte bolchevique, y muestra la connivencia de las potencias occidentales imperialistas (en este caso los británicos) con la contrarrevolución y los poderes locales tradicionales.

El "exotismo" de la película hace que Pudovkin se recree en aportar imágenes de corte documental, casi etnográfico, especialmente en el tramo inicial y en el fragmento dedicado a las ceremonias budistas; en el primer caso, sus planos recuerdan vagamente el estilo de Flaherty en "Nanook, el Esquimal", por su afán en plasmar el entorno con gran riqueza de detalles. Posteriormente, la película adopta un tono más épico y aventurero, que es lo más logrado de la cinta, asemejándose -en todo el fragmento de los partisanos- a la estética característica de un Western. La última parte es más reposada (exceptuando el final), simbólica y pedagógica, centrándose en los tejemanejes británicos para controlar el territorio, y en la toma de conciencia del protagonista, que se rebela ante su condición de títere en manos ajenas.

En conjunto, el resultado parece algo desigual, menos conseguido que en los títulos anteriormente referidos, pero pese a todo se alcanzan momentos de gran intensidad cinematográfica (las luchas partisanas, la secuencia final, los planos de las inmensas llanuras bañadas por la luz...), y otros de gran carga ideológica y simbólica (la estafa del mongol a cargo del negociante occidental, los preparativos para el encuentro diplomático entre británicos y el gran Lama, resuelto con gran ironía, o el intento de manipulación del protagonista por parte británica). Por todo ello, un adecuado y meritorio broche a una trilogía francamente brillante, sin duda una de las cimas del cine soviético.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil