arrow

El ladrón de Bagdad (1940)

El ladrón de Bagdad
Trailer
7,3
2.238
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Con la ayuda del ladronzuelo mendigo Abu, el califa Ahmed se enfrentará al malvado Visir que le ha arrebatado el poder y dejado ciego, aspirando al amor de la hija del sultán de Basora. La famosa narración del clásico de la literatura árabe "Las mil y una noches" debe su logro principalmente a la labor del productor Alexander Korda. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
The Thief of Bagdad
Duración
109 min.
Guion
Lajos Biro, Miles Malleson, Miklós Rózsa
Música
Miklós Rózsa
Fotografía
Georges Périnal
Productora
London Films. Productor: Alexander Korda
Género
Fantástico Aventuras Remake
"Obra maestra"
[Diccionario Espasa]
8
Abu, el mejor ladrón
Extraordinaria producción de Alexander Korda. El rodaje comenzó en los Estudios Denham y en varias localizaciones del RU (Denham, Sennen Cove y Whitesand Bay) Tras el inicio de la IIGM, el rodaje se trasladó a los Estudios de la UA (California) y al Gran Cañón (Colorado), de EEUU. Los decorados fueron destruídos, para evitar que su reutilización. "Remake" de la obra muda de igual título (1924), de Raoul Walsh, adapta un cuento de "Las mil y una noches". Dio lugar a "remakes" posteriores. Ganó 3 Oscar (dirección artística color, fotografía color y efectos especiales). Fue nominada al Oscar a la mejor música.

La acción tiene lugar en Bagdad, Basora y otros lugares, en un momento no determinado de la Edad Media. Narra la historia de Abu, ladonzuelo hindú, adolescente, que vive una larga aventura con su amigo Achmed (John Justin), hijo del Sultán de Bagdad, que pierde la vista por un encantamiento del malvado Jaffar (Conrad Veidt). Achmar y Jaffar se enamoran de la princesa de Basora (June Duprez).

La película desarrolla un relato, a modo de cuento familiar, sobre las aventuras de Abu, el más avispado ladrón de Bagdad. A lo largo de la aventura, roba comida en el mercado, una joya de cristal rojo, una alfombra voladora, etc. Los tres protagonistas viven una odisea a causa del visir Jaffar, que mata al Sultán; hace víctima de la ceguera a Achmed, príncipe heredero; convierte a Abu en perro; y hace oler a la princesa la rosa azul del olvido. Para defenderse de los poderes sobrenaturales de Jaffar, Abu utiliza sus habilidades naturales: roba la lleva de la prisión, que él y Achmed abandonan antes del amanecer. También usa con inteligencia los poderes mágicos del Genio (Rex Ingram), que libera de la cautividad y a cambio le concede tres deseos, la piedra preciosa que lo ve todo, la alfombra voladora y una ballesta que le regala el rey del país de lo imposible. Jaffar representa la tiranía y la sed ciega de poder. Abu encarna la libertad, la fantasía y la afición a la aventura.

La música, de Miklós Rózsa, se basa en una partitura original que combina dramatismo, colorismo, interludios románticos y aires orientales. Incluye canciones como "I Want To Be A Sailor" y otras. La fotografía ofrece travellings magníficos, perspectivas generales espectaculares y colores puros e intensos. Aprovecha con esmero la calidad de los decorados y proyecta sombras expresionistas. Incluye efectos visuales tecnicamente muy avanzados. El guión construye un relato deslumbrante, que avanza a ritmo muy intenso, bien compensado con pausas románticas. La interpretación es convincente: destacan Conrad Veidt y Sabú. La dirección, que ocupó sucesivamente a 6 profesionales (3 acreditados), consiguió una obra coherente, homogénea y fluída.

Gran película, pieza culminante del género fantástico. "Aladdin", de Disney, se basó en su historia y en la caracterización de sus personajes.
[Leer más +]
26 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Fantasía oriental
De las manos de Alexander Korda se nos presenta esta fantasía oriental intensamente romántica. El espíritu de aventura, de leyenda extraída directamente de las más fabulosas hazañas jamás acontecidas en el lejano oriente impregna cada poro de esta epopeya cinematográfica.

Poseedora de un ritmo narrativo insultantemente perfecto ( alterna momentos frenéticos con pausas absolútamente románticas de bellísima representación ) apoyado por su magnífica banda sonora, el filme cuenta con una fotografía que nos transporta con su recargado cromatismo a un mundo onírico increíble en el que los ingenios mecánicos pueden volar, en el que existen bellas princesas, malvados hechiceros conspiradores, pillos ladronzuelos de buen corazón y misterios salidos del abismo de los tiempos.

Los actores se amoldan perfectamente a este ambiente de irrealidad entregando unas interpretaciones pletóricas y convenientemente inverosímiles.

Cuando este torrente orientalizante termina, solo existe una solución: volver a visitar una y otra vez Bagdad, esta tierra en la que todo se puede hacer realidad, incluso la perfección cinematográfica... Pocas veces la fantasía ha sido tan bien plasmada como en esta inmortal, original, enérgica, bellísima y romántica película.
[Leer más +]
19 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1