arrow

Las relaciones peligrosas (1959)

Las relaciones peligrosas
Trailer
6,3
171
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Juliette y Valmont forman un matrimonio poco convencional. De mutuo acuerdo, los dos tienen amantes, aunque lo mantienen en el más absoluto secreto. Ante amigos y conocidos, Valmont es un marido fiel; Juliette, por su parte, aparenta ser una mujer honesta, fiel y muy pudorosa cuando se trata cualquier asunto de índole sexual. Adaptación de la famosa novela de Choderlos de Laclos, ambientada en los años sesenta. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Francia Francia
Título original:
Les Liaisons dangereuses
Duración
105 min.
Guion
Claude Brulé, Roger Vadim, Roger Vailland (Novela: Pierre Choderlos de Laclos)
Música
James Campbell, Duke Jordan, Thelonious Monk
Fotografía
Marcel Grignon (B&W)
Productora
Coproducción Francia-Italia;
Género
Romance Drama Nouvelle vague Drama psicológico
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Choderlos de Laclos
4
Me quedo con la versión de Stephen Frears: "Las amistades peligrosas".
Pierre Choderlos de Laclos escribió "Las liaisons dangereuses" en la Francia de finales del siglo XVIII y para la época, ni que decir tiene que consigo trajo el escándalo. Incluso esta primera versión cinematográfica adaptada a los círculos burgueses parisinos de la década de los 50 resulta en cierto modo, subida de tono.

Los juegos de seducción y adulterio consentidos por ambos cónyuges (Moreau y Philipe), convirtiendo en una batida de caza la conquista de todo hombre y mujer que se les ponga a tiro, en un duelo personal para divertimento de ambos y, sin más objeto que dar pábulo a su antojadiza frivolidad para con el resto de los mortales, nos presentan un guión argumental más que sugerente.

Sin embargo, la adaptación de Roger Vadim resulta aburrida hasta el hartazgo, monótona y prescindible. Por muchas razones:

El perfil de los personajes, exceptuando a Moreau (a la que jamás encontré tan parecida a Bette Davis como en esta cinta) está vagamente tratado por no mentar que tanto Valmont (Gérard Philipe), como Marian (Annette Vadim) o la prima Cécile (Madelein Lambert), son apenas intérpretes de cartón piedra inertes que transmiten menos sensaciones que una estatua de cera.

Si encuentro que en la adaptación de Stephen Frears, tanto Malkovich como Glenn Close están sobreactuados hasta decir “basta”, en esta, ocurre que el reparto peca por defecto. Sus intérpretes son seres inanimados, taciturnos que no se la juegan en una historia de pasiones descontroladas. La ambientación y escenografía de la cinta desde luego no ayuda: es tan soporífera como la fotografía apagada, oscura y descuidada de Grignon.

No se si se debe o no al bajo presupuesto con el que se encaró el proyecto; sea como fuere, lo único salvable de la película, insisto, es la interpretación de Moreau. Extraño, en un momento de renovación del cine francés con todos los cineastas de Cahiers du Cinéma y de la Nouvelle Vague dando la campanada. “Las relaciones peligrosas” no llegó a entrar en la ola, por lo visto.

Mucho más recomendable la versión norteamericana de Frears, con Malkovich, Close, Pfeiffer y Thurman a la cabeza de un elenco actoral con bastante más que ofrecer que Philipe y compañía.

Una lástima. Ya es difícil estropear un guión tan apasionante...
[Leer más +]
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Muy moderna en su momento, pero hoy...
Acabo de ver esta versión de “Les liasons dangereuses”, adaptación de la obra de Choderlos de Laclos que tiene versiones tan conocidas como la de Stephen Frears o Milos Forman, o esa tontería juvenil titulada “Crueles intenciones”.
No es muy conocida hoy en día, y ha envejecido bastante mal (qué horror de música), pero JEANNE MOREAU compone una gran Juliette de Merteuil (Glenn Close), y resulta fascinante con sus pieles de leopardo, por no mencionar lo bien que fuma en pantalla (la acción transcurre en el fin de año 1959/60)
La para mí desconocida Annette Vadim recrea una Madame de Tourvel (Michelle Pfeiffer) angelical y bellísima.
Gérard Philipe está fatal como Valmont (sobre todo si lo comparamos con el inolvidable Malkovich), carente del atractivo y del magnetismo perverso que debería transmitir.
El enganche de las turbulencias erótico-sentimentales y, repito, la gran Moreau, terminan por compensar.
[Leer más +]
5 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil