arrow

Zapatos rojos (Serie de TV) (1992)

4,2
82
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (1992-1997). 6 temporadas. Serie televisiva de contenido erótico. Los episodios siempre comienzan mostrando un aviso en un diario con el título de Red shoes (Zapatos rojos), en el que se pide a las mujeres que envíen por correo sus diarios de vida con historias de amor, pasión o traición. El presentador, Jake Winters (David Duchovny), es mostrado mientras camina por unas desoladas vías ferroviarias junto a su perra Stella. En un comienzo, él quitó el aviso del diario después del suicidio de su prometida y su subsecuente confrontación con el hombre que mantenía un romance con ella, un obrero de la construcción que le obsequió un par de zapatos rojos. Eventualmente, volvió a publicar el aviso en el diario en un esfuerzo por comprender las razones que tuvo su novia para matarse a través de las historias de mujeres en situaciones similares. Usualmente, las historias están rodeadas de intriga y, a menudo, una chica o una mujer ayudan a narrarlas. En la mayoría de los capítulos, las escenas sensuales están hechas de manera artística, con una buena fotografía y acompañadas de seductora música. No hay conexiones entre las diferentes historias, excepto las presentaciones de Jake Winters al comienzo de cada espisodio (información extraída de wikipedia).

La serie derivó en varias tv movies conteniendo algunos de sus capítulos, denominadas "Red Shoes Diaries: The Movie", algunas emitidas por la televisión y otras que salieron directas al mercado de video. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Red Shoe Diaries (TV Series)
Duración
30 min.
Guion
Zalman King
Música
George S. Clinton
Fotografía
Daniel Mindel
Productora
Emitida por Showtime
Género
Serie de TV Drama Erótico
5
Así que a esto se dedicaba antes el agente Mulder…
Historias eróticas que, para no parecer simplemente “soft porno” le agregaban elementos artísticos en la dirección, haciendo todas sus escenas muy oníricas y estéticamente extrañas, como en un videoclip de Bonnie Tyler, nada de extrañar viniendo de Zalman King. Aparte de lo divertido que resulta ver al agente Mulder –pre X-files- como presentador de este tipo de historias –nunca protagoniza ninguna- no hay mucho que rascar ni mucho interés. Las escenas eróticas son tan artísticas que del poco factor excitación hay bastante poco, las historias son algo irregulares pero al menos no aburren, pero tampoco son lo bastante interesantes como para sostener el interés por si solas sin las escenas de sexo.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil