arrow

El extranjero (1967)

El extranjero
Trailer
6,8
802
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1935, un empleado francés asesina a tiros a un árabe en Argelia y durante el juicio renuncia a defenderse. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Lo straniero
Duración
105 min.
Guion
Luchino Visconti, Suso Cecchi d'Amico, Georges Conchon, Emmanuel Robles (Novela: Albert Camus)
Música
Piero Piccioni, Bruno Nicolai
Fotografía
Giuseppe Rotunno
Productora
Coproducción Italia-Francia;
Género
Drama
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Albert Camus
9
El crimen de pensar distinto
Esta es la historia de un hombre que mató a otro hombre. Lo hizo porque sintió que él, su novia y sus amigos, estaban siendo obsesivamente perseguidos, y él mismo se sintió amenazado con una navaja antes de disparar el primer tiro. Cuando remató al hombre, quería asegurarse de que estuviera bien muerto, porque su presencia se estaba convirtiendo en una paranoia. Pero, esto no lo entendió nadie en la Argelia francesa de aquellos tiempos… o no quisieron entenderlo porque había otro motivo para condenar a Meursault: ¡Pensaba distinto! Estaba en contravía con la anclada moral y con los rancios paradigmas de la sociedad en que vivía. Como no encontraba explicación para Dios, Meursault no creía en Él. No lloró ante la tumba de su madre porque veía en la muerte una lógica transición y fue muy independiente con respecto a ella. Cuando buscó el refugio de Marie -apenas un día después del funeral-, estaba en su derecho de querer seguir viviendo. No sabía explicar la verdadera razón por la que mató al árabe, pero esto no quiere decir que no hubiera una buena razón… pero, el “pecado” de pensar distinto es, para muchos, signo de locura, de rebeldía o de maldad… y siempre resultan aquellos dispuestos a fusilarlo.

Uno siente que, aquel inofensivo empleado francés que ha dado prueba de sentimientos afectuosos, de amistad, solidaridad y respeto por la individualidad humana, está siendo juzgado por un tribunal de Ridículolandia con más aspecto de inquisidores que de jueces en un Estado de Derecho.

Para nuestro gusto, Albert Camus, tuvo con ésta su más lograda obra. Escrita en 1942 -en pleno auge bélico- fue, éste, un valiente alegato contra la abigarrada y enclenque “justicia”, dispuesta a deshacerse de todo aquel que no siga los lineamientos trazados por el oscurantismo ideológico y, Luchino Visconti –aún en contra de sus personales pretensiones en la adaptación de la obra-, consigue uno de sus mejores filmes, logrando transmitirnos esa atmósfera de incomprensión y de absurdo social, al tiempo que borda con ternura, la potencia y la fragilidad interior de un personaje con más entendimiento de la vida que todos aquellos que lo condenan.

Marcello Mastroianni, logra la humildad y la expresividad contenida, que dice más que todas las palabras que pudo haber expresado, y ese clima argelino, cálido y húmedo -definitivamente atípico en el cine viscontiano-, lo muestra en su indefensión, como un extranjero en un mundo que, aún no entiende, que no hay una sola manera de ver las cosas.

Y para un hombre desencantado con lo obtuso de la sociedad humana, la muerte puede parecerle un regalo, y no ve en ella el más mínimo castigo.
[Leer más +]
21 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una película sobre uno de los mejores libros de Camus.
"Con el hombre rebelde", "El extranjero" es el mejor libro escrito por Albert Camus ( existencialista francés).
Luchino Visconti se arriesga y nos entrega una gran película, Marcelo Mastroainni no se queda atrás como protagonista interprepretando a Meaursault el personaje principal de la novela, el prototipo del hombre auténtico, libre de las convenciones sociales, incapaz de engañar o autoengañarse, a quien se condena no por el crimen cometido, sino por ineptitud para fingir lo que no siente. Es incapaz de hacer el juego. Mentir no sólo es decir lo que no es. también significa y sobre todo significa decir más de lo que es, y, en lo que respecta al corazón humano, decir más de lo que se siente. Esto es algo que hacemos todos los humanos para simplificar nuestras vidas.
El protagonista no desea simplificar nada. Rehúsa mentir y acepta morir.
El personaje no finge dolor alguno en el entierro de su madre, por ejemplo.
Visconti como Camus demuestra con este filme que las relaciones humanas son un teatro, una comedia, de la cual todos somos actores.
[Leer más +]
19 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil