arrow

Los bingueros (1979)

Los bingueros
Trailer
4,9
4.955
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Amadeo es un mediocre empleado de banca que nunca alcanzará ese tranquilo nivel económico con el que todo el mundo sueña. Tampoco Fermín tiene muy seguro su futuro. Cobra el paro y hace chapuzas vendiendo libros y haciendo contratos de entierros pagados a plazos. Por distintas razones llegan a la conclusión de que el bingo puede llegar a ser la solución de sus males, y ambos personajes se conocen en la cola de entradas a un local del bingo. Aúnan sus esfuerzos pero ni siquiera así logran sacar dinero al juego. Pero ya están atrapados por el vicio. Y siguen jugando aunque para ello tengan que recurrir a todo tipo de trucos para lograr el dinero necesario... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Los bingueros
Duración
90 min.
Guion
Mariano Ozores
Fotografía
Hans Burmann
Productora
Ízaro Films / Corona Films
Género
Comedia Juego
Grupos  Novedad
Pajares y Esteso
La pareja Esteso-Pajares va al bingo y acaban ludópatas perdidos en una delirante comedia que, de mala, tiene su gracia. Dicho de otro modo; una pseudopelícula que, vista con amigos, llega a ser hilarante. No ganó la Palma de Oro en Cannes -ni siquiera fue- pero, sin duda alguna, es la obra maestra del cine "casposo".
[FilmAffinity]
10
Joya de filmoteca
En el mundo del cine, y más concretamente en el mundo del espectador, ha surgido una nueva subespecie, los podriamos denominar gafapastas, culturetas, intelectualillos del 3 al cuarto..etc.
Son este tipo de espectador que solo disfruta con planos de media hora viendo como una cucaracha se pasea por el desierto (Abbas Kiriostami), con creidillos que se creen que han reinventado el cine y solo hacen pestiños infumables y aburridos (Von Trier) o con el denominado cine social con mensaje (Ken Loach).

Supongo que este tipo de espectador despreciaría sin más un film como los Bingueros. Los motivos? Caspa hispánica, actuaciones patéticas, guión infumable etc etc etc.

Pues bién yo creo que siguiendo los parámetros gafapastiles esta película debería estar en cualquier videoteca o ser exibida regularmente en cualquier filmoteca o cinefórum.La razón es muy simple, esta es una pelicula con MENSAJE. Señores, hay algo evidente, no se puede entender un fenómeno histórico como la transición española sin las pelis de Pajares, Ozores y Esteso. Estas peliculas (y los Bingueros es su mejor exponente) són un claro reflejo de la sociedad española de la época. En ella vemos a hombres feos, bajitos y acomplejados buscando realizarse en un mundo que seabre después de 40 años de gris dictadura. Los intentos continuos de escarceos sexuales con suecas de buen ver no son más que el reflejo de todo sueño humedo del español medio. Lo que se está pidiendo a gritos es: quiero cepillarme a una mujer de verdad, moderna y sexualmente liberada. Estoy harto de irme a Perpignan para poder ver dos tetas y un culo!
Además la pelicula entronca con la tradicional cultura de la picaresca española, del enriquicimiento fácil, del éxito sin pegar golpe. En definitiva, la pelicula va más allá del simple humor de brocha gorda y se convierte, acaso sin saberlo, en un espléndido fresco de la España de finales de los 70. Un ejercicio de realismo que ya quisieran los mojigatos del franquismo feliz de Cuéntame o el demagógico Ken Loach español Fernando León de Aranoa.
[Leer más +]
156 de 211 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Producción que tiene que agradecer mucho a la cincuentona del ochenta
Pedir dos cartones, llamar la niña bonita al quince, gritar desgañitado: linea!!!!... todo esta jerga pertenece al mundo del bingo. Por ello "Los bingueros" era plato exquisito para las cincuentonas de los ochenta. Se sentían cómplices de esta comedia por entender a la perfección el argot. No hacía falta que el Pajares ó el Esteso soltaran un gag tremendamente gracioso. Con el simple hecho de que pronunciaran; "vamos a jugarnos mil pesetillas al bingo" les hacía desternillarse como posesas. Sus risas eran una especie de liberación; la de oír cosas que entendían. Ya no era necesario reír por reír con chistes que ni siquiera comprendían de otras películas. Ahora tenían a Los bingueros y estos manejaban el mismo idioma. El del bingo.

Estas mismas cincuentonas subieron la película a lo más alto en las listas de éxitos. El resto de los mortales nos contagiamos. Nos confundimos al verlas a ellas retorcidas fruto de las carcajadas. Nos hicieron creer, sin pretenderlo, que era una película cojonuda, especial y con casta. Y vaya si tragamos. De hecho hoy pocos son los que se atreven a menospreciarla. Y me incluyo.

Cualquier persona desde a partir de mi generación hacia atrás ha disfrutado una barbaridad con los bingueros en algún momento de su vida.
Las nuevas generaciones pondrán a la comedia de Mariano Ozores en el sitio que merece. Yo no puedo; yo fui infectado en su día.
[Leer más +]
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil