arrow

Naked Alibi (1954)

6,1
59
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Interrogado como sospechoso de asesinato, un respetable (pero borracho) ciudadano, Al Willis, ataca a sus interrogadores de la policía, es golpeado, y jura venganza contra ellos. A la noche siguiente, el teniente Parks es asesinado. Willis es el único sospechoso a los ojos del duro Jefe Conroy, quien lo persigue tenazmente a pesar de la falta de pruebas. El obsesivo Conroy es despedido por el uso de la fuerza, pero continúa hostigando a Willis, que huye a un pueblo en la frontera con México. Por supuesto, Conroy lo sigue, pero, ¿quién es el loco, Conroy o Willis? (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Naked Alibi
Duración
86 min.
Guion
Lawrence Roman (Historia: J. Robert Bren, Gladys Atwater)
Música
Hans J. Salter, Frank Skinner
Fotografía
Russell Metty (B&W)
Productora
Universal International Pictures (UI)
Género
Cine negro Drama Policíaco Crimen Serie B
7
PERCUSIÓN INCISIVA
Intensa propuesta argumental que J. Hopper dirige con electrizante vigor para firmar una película cruda cuyo estilo narrativo pone de manifiesto una exquisita firmeza y un absoluto dominio de la técnica. Plantea las situaciones con naturalidad absoluta gracias a la cual siempre consigue una atmósfera de verismo y credibilidad en el contexto de una narración de visceral agobio.
Cada escena percute sobre el ánimo del espectador y cada fotograma afila su imagen para ofrecer su rostro más incisivo.
Un inesperado giro rocambolesco y algunos detalles poco cuidados lastran la producción pero hay que reconocerle, en general, un gran mérito.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¡El policía, el asesino y la mujer del pueblo fronterizo!
Terminando de ver “Naked Alibi” (1954) de Jerry Hopper con Sterling Hayden, Gloria Grahame, Gene Barry, Marcia Henderson, Max Showalter, entre otros. Drama de “cine negro” sobre un policía que le sigue la pista a un “respetable ciudadano” que es realmente un criminal peligroso, que lo lleva hasta México, donde descubre que tiene una doble vida… La película es típica en el género del “noir”, desde la estética hasta los personajes y la trama misma, que incluye la “femme fatale” Técnicamente considero que se excede en el uso de las luces y las sombras, y la hace muy oscura, donde los personajes literalmente emergen de las sombras a la luz, aunque no metafóricamente. El metraje es corto, no llega a los 90 minutos, y la dirección es fluida, aunque con momentos muy esperados por el género, con personajes estereotipados, y una introducción algo lenta. Donde destaca es en el reparto: Hayden hace un gran trabajo como policía rudo y persistente; Grahame demuestra que era excelente en el papel de “femme fatale” y aquí se le escucha hasta cantar, aunque su “maldad” no es tan extrema, sino más bien, su destino es el resultado de ser una mujer fácil, que mala, recordar que estamos en los años 50; y Berry está muy bien como el gánster, sobre todo por su violencia, de hecho la película tiene momentos muy crudos y logrados, como la explosión del carro, y la brutalidad hacia la mujer, que debió poner en aprietos a la producción ante El Código Hays, y la subsecuente Cacería de Brujas de la que Russ Hunter fue cuestionado. Sin embargo, como película es una más de las tantas que poblaron la época del “noir”, con “¡El policía, el asesino y la mujer del pueblo fronterizo!
RECOMENDADA.
NO tendrá nota en Lecturas Cinematográficas
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil