arrow

Elisa y Marcela (2019)

Elisa y Marcela
Trailer
5,8
1.423
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
En 1885, Elisa y Marcela se conocen en la escuela donde trabajan. Lo que comienza como una gran amistad termina en una relación amorosa que tienen que vivir a escondidas. Los padres de Marcela sospechan de esta relación y la enviarán al extranjero unos años. A su vuelta, el reencuentro con Elisa es mágico y deciden tener una vida en común. Ante la presión social y las habladurías, ambas deciden trazar un plan: Elisa abandonará un tiempo el pueblo para volver convertida en Mario y poder casarse con Marcela, pero no todo será tan fácil para este amor no reconocido. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Elisa y Marcela
Duración
129 min.
Estreno
24 de mayo de 2019
Guion
Isabel Coixet, Narciso de Gabriel
Música
Sofia Oriana Infante
Fotografía
Jennifer Cox (B&W)
Productora
Rodar y Rodar / Netflix España / Lanube Películas / Zenit / TV3
Género
Drama Romance Basado en hechos reales Años 1900 (circa) Homosexualidad
2
Oportunidad desaprovechada
La historia de estas dos mujeres, tan viral en los últimos años, era un caramelo para cualquier director, y más para una Coixet que supuestamente es maestra en retratar emociones y conflictos.
Elisa y Marcela empieza bien, correcta, pero a medida que avanza se va desinflando.
Los personajes protagonistas transmiten muy poco. Marcela es la que lleva el peso y la actriz realiza un trabajo correcto, pero olvidable. Elisa es una seta.
La fotografía y el blanco y negro no aportan nada interesante, y el hecho de haber rodado en Galicia es totalmente anecdótico porque ni se ven apenas exteriores, ni la mayoría de actores son gallegos o fingen serlo, sino que hablan como castellanos de la Meseta.
Hay un par de momentos intensitos en plan "cine de autor" que parecen pegotes en una cinta tan poco creativa.
Al rural gallego se lo presenta como bárbaro y bruto, sin atisbo de luz en ninguno de los personajes secundarios y sin análisis de la situación.
La historia avanza por una relación que se desarrolla con la naturalidad del pensamiento de 2019; los personajes no se plantean nada, no manifiestan ningún tipo de inseguridad al tocarse por primera vez, no se enfrentan a ninguna duda personal. Al mismo tiempo, no hay consecuencias ni se le da peso alguno a lo que la sociedad piensa de ellas, al maltrato que se les da por ser pareja. Se pone un plano de pedradas y ya se olvida por completo.
Los personajes secundarios son una masa informe que sólo está ahí para sustentar un panfleto pobre, pero es llamativo que sean todos tan planos. Ejemplo: la familia de Marcela, compuesta por el típico patriarca autoritario que tiene sometida a su esposa; y dicha esposa, que se comporta como una ovejita pero resulta que a escondidas lee a Emilia Pardo Bazán. ¿Quién dijo cringe?
Mención aparte merece el retrato de Portugal. Porque, si bien Galicia tenía poco de Galicia y los actores hablaban como salmantinos, al menos no eran gente tan famosa como Lluís Homar inventándose el idioma portugués (en VOSE) mientras cuenta chistes de españoles. Oporto aparece a través de imágenes de archivo y personajes claramente no portugueses que ni siquiera han tomado una clase o recibido el guión en portugués.
Y ahí aparece un contraste curioso: portugueses buenos y modernos, "gallegos de aldea" y españoles brutos y bárbaros. Ok, Isabel.
El final es otro gran cringe, pero ya se acumulan demasiados.
En fin, un despropósito. Cero profundidad, escenas de sexo de todo menos emocionantes, localizaciones que no imprimen su identidad en la narración, secundarios planos y protagonistas casi igual de planas.
Elisa y Marcela merecían un poco de respeto por su historia.
[Leer más +]
32 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Cuando no entendemos la historia que de verdad hay de fondo en ellas..
El error es básico y demoledor. La narración carece de credibilidad ya que el espectador ve una historia de hace más de cien años con actitudes demasiado modernas. Confunde términos directamente relacionados con la realidad de la época y juzgando con premisas acaba en la orilla desbordada. Una historia de amor entre dos mujeres en una religiosa y rural Galicia no puede conllevar un lenguaje y una desenvoltura de los personajes propios de unas libres y liberadas mujeres de la actualidad. No podemos creernos que algo tan simple como el lenguaje sea tan distorsionado para la directora y que reste argumentos al espectador. El toque humorístico y 'enxebre' de la fotografía y el atrezzo roza por momentos lo impúdico para un gallego. La falta de pudor de sus personajes y su comodidad con su sexualidad es más propio de unas jóvenes veinteañeras del sigo XXI que de dos aldeanas rodeadas de monjas y sin estudios de una aldea de Dumbría. A estas alturas se le presupone a ciertos directores ansias suficientes como para saber mezclar lo cinematográfico con lo real, de darle vida en la pantalla con sus licencias a historias desgranadas por los pocos datos existentes, pero siempre con una calidad y un trabajo detrás. Aquí han perdido el alma. Han hecho que la pureza de una historia reveladora y de sentimientos castos y puros se vuelva en algo 'kitsch' y extrañamente sexual. Ha logrado que se prostituya el alma de la historia, vendiéndola a los arcaicos movimientos del impacto y del sensacionalismo visual. No. Los prejuicios y estereotipos no deben pasar por la pantalla al espectador.
[Leer más +]
28 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil