arrow

Hasta luego cocodrilo (Serie de TV) (1992)

5,3
23
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (5 episodios). Nochevieja del año 1990. Un grupo de amigos se disponen a celebrar el fin de año. La llamada de Mario, único ausente, anunciándoles su adiós a la vida, les dispersa en su busca por Madrid. Según pasan por los diferentes lugares en los que piensan que se pueda encontrar Mario, van recordando las aventuras y fiestas que han pasado todos juntos, desde la universidad, con una serie de 'flash-back' con los que las vivencias de los protagonistas de la serie ofrecen al espectador una visión de la España de finales de los años 60 a nuestros días. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Hasta luego cocodrilo (TV Series)
Duración
80 min.
Guion
Joaquín Oristrell, Alfonso Ungría
Fotografía
Rafael de Casenave
Productora
Televisión Española (TVE)
Género
Serie de TV Comedia Drama Amistad
8
Amiguitos
Canto generacional, sátira sin compasión, autocrítica certera, humor juguetón y buena literatura.
El retrato de un grupo de amigos desde el "Mayo del 68", español y universitario, hasta la noche vieja del 90. Lo que dejamos atrás y nunca volvió, aquellos maravillosos años y esas espantosas derrotas. El tiempo devorando, cruelmente, ilusiones, esperanzas y juventudes; destripando mentiras y revelando espejismos.
El Macguffin es sencillo: el más atrevido de la clase, el mito primero, el maldito, el poeta, el loco, el visionario, anuncia que ha llegado el fin, "This is the end". Que se va a matar.
La serie es su búsqueda, su noche (infinita). Cinco capítulos, casi como si fueran películas, por su densidad y duración, con cinco parejas y cinco canciones (las que dan titulo a cada paso en el descenso a los infiernos; "Zamba de mi esperanza", "Por el camino peligroso", "El vídeo mató a la estrella de la radio", "No hay marcha en Nueva York" y "Cuando los santos salen de paseo").
En busca del tiempo perdido y Viaje al fin de la noche. Recordar y adentrarse en la oscuridad. Ajuste de cuentas y poesía sobre el esplendor en la hierba y los días de vino y rosas.
Se consigue algo casi milagroso. Que el menudeo de los inevitables y numerosos tópicos de las diferentes épocas, especialmente los de los jóvenes revolucionarios que acaban siendo burgueses domados, se transforme, se destile, en buen cine (televisión), incluso más, en arquetipos, en personajes con doble condición; la rígida y legendaria de los mitos, y la compleja y ridículamente trágica de los simples humanos. Y todo contado a través del juego, del trampantojo, de la mascarada, del humor, de los diálogos ingeniosos y las nutridas alusiones culturales-coyunturales. Y con una constante banda sonora; infinidad de canciones que acompañan las andanzas de estos jóvenes-viejos tan derrotados.
Ungría, es el padre de todo esto, logra una mirada ajustada, equilibrada, sabia. El que lo vivió pero es capaz de observar desde la distancia. Desde dentro y desde fuera. Los quiere y los critica. Se apena y se alegra. Los ensalza y los echa al barro. Es de los suyos.
Acaba siendo un gran poema. Una suma de rimas y autorreferencias. Se logra un espacio propio, fuera del tiempo, pura ficción, congelada. Un Macondo en el que los personajes trascienden y sobreviven, fuera de la realidad, trasmutados en símbolos, en un mundo con sus propias reglas, ensimismado y expansivo, ambiguo, reconocible e inaprensible.
Una muy buena serie. Quizás falla en los aspectos más técnicos. Nos llega una versión con problemas de sonido y cierta pobreza formal (más de medios que de ideas -buenas y abundantes).
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Desconocida
Nadie se acuerda de esta serie. Yo la he visto un par de veces en la TV. Le da mil vueltas a la mayoría de series españolas, que tampoco es tan difícil. Me hace gracia que nadie la recuerda. Sin embargo todo el mundo recuerda Farmacia de Guardia. Así nos va.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica