arrow

The Jimmy Show (2001)

The Jimmy Show
Trailer
5,4
126
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Jimmy O'Brien es un verdadero soñador que tiene que afrontar un trabajo que odia para mantener a su abuela inválida, su mujer Annie, y su hija recién nacida. Jimmy trabaja en un supermercado donde carga cajas en el almacén con su amigo Ray, pero lo que desea realmente es convertirse en humorista profesional. Un día participa en la noche del micrófono abierto del club local de la comedia... (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Jimmy Show
Duración
96 min.
Guion
Frank Whaley (Obra: Jonathan Marc Sherman)
Música
Georg Brandl Egloff, Anthony Grimaldi, Robert Whaley
Fotografía
Michael Mayers
Productora
Next Wednesday Productions / Stonelock Pictures
Género
Drama Comedia
7
Cuando el sentimiento cruza la pantalla
Jimmy, es uno de esos tipos que abundan a patadas por el mundo, egoista en la mayoría de ocasiones, excesivamente egocéntrico en otras y demasiado imperativo en según que temas, y es así como lo muestra Whaley la mayoría del tiempo que, además, acierta rotundamente regalándose un papel que le viene como anillo al dedo. Y así es Jimmy la mayoría del tiempo, un tío de esos que no te gustaría tener cerca y que bien prontito logra causar empatía debido a su actuación con todos aquellos que le rodean.
Pero como todo tiene una parte buena, él también logra despertar ese pequeño corazón que cada uno guardamos en nuestro interior, y hasta resulta honesto e implicado en alguna ocasión... y todo ese revoltijo de sensaciones hacen que, finalmente, uno quede capturado, palpitante y expectante, además de pendiendo de un hilo por observar como alguien tan humano invade la pantalla, ya sea debido a sus virtudes o sus defectos, que todos los tenemos, por mucho que los intentemos esconder de vez en cuando.

La presentación es genial, aunque como ya he dicho el personaje pueda generar empatía, así como su desarrollo cuando empieza a llenarse de amargor fotograma tras otro y es ahí, precisamente, donde el film vuelve a añadir otra brillante virtud al conjunto, haciendo que Jimmy se torne un ser mucho más ácido, que empuña la autoparodia e, incluso, en muchas ocasiones la mala leche, mostrándonos como todos somos marionetas envueltos por nuestras sensaciones, que estas nos pueden hacer revolvernos y tambalearnos de un lado hacía otro y mostrando el dolor de Jimmy no como algo efímero, sino como algo hondo y más grave de lo que se podría haber previsto en ningún momento viendo su comportamiento con el resto de personas que le rodean.

No hay que obviar una interpretación del que aquí dirige espléndida, le da emoción, apego, hendidura y un montón de cualidades más que el personaje requiere para resultar veraz ante los ojos del espectador. Le acompañan una Carla Gugino entonada y un Ethan Hawke que, con un papel de esos que tan bien sabe agarrar, está magnífico también.

Quizá si hubiese que achacarle algún defecto, sería sin duda alguna esa liosa narración de la que hace gala Whaley que, despojándose de la linealidad, retrata toda la historia de su personaje mediante unos monólogos no demasiado propios para un club de la comedia, pero que median a la perfección como un testimonio para el espectador, y no hallan más función que esa, por mucho que las circunstancias mostradas sean distintas, sin embargo, ese no es lastre suficiente, ni de lejos, para empañar una de esas películas que, cuando te has dado cuenta ya te han impregnado con su esencia y deshecho con su tacto, por retratar las cosas tal como son y porque la vida es así, aunque algunos no lo quieran ver.
[Leer más +]
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Basta de chistes... Pero si tienen ganas de reír...
Frank Whaley dirige y se regala el papel protagonista de esta película independiente e injustamente olvidada, echa con cuatro duros, cuatro escenarios y cuatro actores, para contar la miserable vida de Jimmy, que vive con su abuela inválida, que es una carga para el, pero a su manera, la quiere. No es guapo, no es glamouroso ni tiene talento, pero tiene algo mejor, un sueño. La realización es tristona, monótona, casi documental y el patetismo del personaje llena la pantalla. Jimmy tiene que desnudar su alma y contar su vida delante de un publico que le es totalmente indiferente (la única vez que va a verlo su mujer, sale totalmente avergonzada), a cambio de intentar cumplir su sueño. Pero tal vez los tipos como Jimmy no han nacido para triunfar.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil