arrow

The Suspect (1944)

The Suspect
Trailer
7,4
1.049
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Londres, año 1902. Philip Marshall (Laughton) es un hombre infelizmente casado que conoce y se enamora de Mary Gray, una joven desempleada y depresiva. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Suspect
Duración
85 min.
Guion
Bertram Millhauser
Música
Frank Skinner
Fotografía
Paul Ivano (B&W)
Productora
Universal Pictures
Género
Cine negro Thriller Drama Años 1900 (circa) Melodrama Thriller psicológico
8
Otro peliculón en el reino del olvido
Y además con el inolvidable rey Laughton.

Primero voy a hacer una confesión socrática: sólo sé que no sé nada de cine. Y como el filósofo con los sofistas, desconfío de los que dicen que saben.

Y confieso también que no tenía ni repajolera idea de quién era Robert Siodmark. Por lo visto es uno de esos tantos cineastas alemanes que emigraron a los States por razones evidentes. Pues bueno, en la dirección de esta peli se sale. Yo la vi naturalmente por Laughton, pero es que lo demás también es muy bueno: el guión, la fotografía, la sutilidad con la que está contada. Sí, como han dicho algunos, no tiene nada que envidiar a Hitchcock y además le añade la elegancia de Lubitsch. Al menos en este film.

Quizás la sobrevalore por la agradable sorpresa, pero es que si añadimos que vemos a Laughton ligar con la bellísima Ella Raines, y te lo crees, pues apaga y vamonos. ¡Qué es Laughton! Cojan una foto suya y piensen si un hombre así puede ser creible como seductor. Pues sí, sí. ¡La repanocha!

- ¿Qué se te ha metido en la cabeza?
- Será mucho mejor que no lo sepas, Cora. Podrías asustarte.
[Leer más +]
45 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
LAUGHTON
No hagan caso a la bandera de la película, estamos ante una historia que derrocha más inglesidad que los chalecos de franela, las botellas de agua caliente y el té con nubecilla de leche. La historia la dirige Siodmark y la protagoniza Charles Laughton, con eso basta para decir todo lo que hay que decir. Pero si no se ha visto, es una ocasión espléndida para renovar el pacto de amor y admiración eternos que algunos tenemos con el mejor actor del mundo. Porque la historia es un espléndido cuento criminal y moral, un retruécano de sutil humor negro al más puro estilo de algunas de las mejores historias de "Alfred Hitchcock presenta". Sencilla, bien trabajada, rodada de manera impecable y sustentada sobre todo en la inmensa interpretación de un Charles Laughton tan creíble en los personajes grandes como en los personajes pequeños. Ah y un final ejemplar. De esos finales que dices "no podía haber terminado de otra manera". Muy buena.

No suelo decir esto: pero vale la pena ver la película, incluso si fuera mala, sólo por verle a él interpretando. Ver simplemente cómo se mueve. Cómo habla. Cómo conjuga de manera inimitable presencia escénica con presencia cinematográfica. Cómo hace lo que nunca he visto hacer a ningún otro actor, que es opacarse a sí mismo para encarnar a un personaje humilde sin perder la grandeza. Dar un recital interpretativo arrollador y dejar espacio para la película y no comerse al resto de los personajes. Permitir que el filme no esté a su servicio y al mismo tiempo hacer que todo parezca gravitar en su torno. De esas paradojas que sólo están al alcance de los muy, muy grandes.

Laughton no se parece a ningún otro actor que haya existido. Lógico. Milagros como éste sólo se producen una vez en la naturaleza.
[Leer más +]
28 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil