arrow

Otra historia de amor (1986)

5,9
80
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Con tan sólo un mes en la empresa, Jorge Castro le dice directamente a su jefe, Raúl Loberas, que le gusta y quiere acostarse con él. Su sorprendido jefe, un hombre casado y con hijos, rechaza inicialmente su proposición, pero días más tarde y tras muchas dudas la acepta, y así empiezan una relación amorosa clandestina. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Argentina Argentina
Título original:
Otra historia de amor
Duración
90 min.
Guion
Juan Carlos Brown, Américo Ortiz de Zárate
Música
Martín Bianchedi, Ángel Mahler
Fotografía
Hector Morini
Productora
Género
Drama Romance Homosexualidad Trabajo/empleo Drama romántico
6
Como si se pudiese elegir en el amor
¿Es otra historia de amor porque es una historia de amor entre dos hombres? No, es la misma historia de amor que ocurre desde hace millones de años entre las personas y seguirá ocurriendo. Es la misma historia de amor contada en el cine de todos los lugares. Puede ser que sea narrada cinematográficamente de una forma, a lo mejor solo cambia un plano, los intérpretes, lo que queráis, pero la historia de amor no cambia. Es hermosa y duele. Le duele a los personajes y le duele al espectador que sin duda toma partido. La realización es muy correcta, de alguien que sabe hacer cine, aunque arriesga poco, pero no se sale de los cánones establecidos y eso la hace menos interesante. Hay una interpretación potente, al borde de las telenovelas, que engancha al espectador aunque sea por ver a Arturo Bonin en el papel de Raúl. La fotografía es simple, sin alardes pero también sin puntos interesantes. Y la música quizás demasiado vulgar, poco creativa, y desde luego le quitaría la cancioncilla final, lo peor porque puede dejar al espectador con la sensación de que ha estado viendo una telenovela lacrimógena. Tiene, por lo tanto, de todo, de bueno y de malo, pero tiene una historia de amor que siempre funciona en el cine.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Esto no es una historia de amor, sino de manipulación
Terminando de ver “Otra Historia de Amor” (1986) de Américo Ortiz de Zárate con Arturo Bonín, Mario Pasik, Carlos Muñoz, Héctor Bidonde, Nelly Prono, entre otros. Drama argentino de temática gay sobre un hombre que se enamora de su propio jefe, un hombre de negocios casado y con un hijo. La película fue el debut del director, y su última producción también, que habla sobre la falta de libertad y la dificultad de mantener una relación homosexual en la Argentina de los años 80; por lo que su realización es importante para mostrar cuando Argentina acababa de regresar a la democracia; y como tal, es una instantánea de cómo era el imaginario social en esos años; por lo que la película atrajo a grandes audiencias; y muchas personas casadas, después de ver esta película, cuestionaron sus elecciones y las fuerzas que habían afectado a esas elecciones. Como producto cinematográfico, la película entra en “la normalidad”, pues bien puede tratarse de un filme heterosexual, y se muestra a veces como producto social, tanto que ofrece una oportunidad para comprender las contradicciones del país, y la forma en que la comunidad LGBTI+ comenzó a resurgir después de años de persecución. A destacar que aquí se nos habla de “un amor” maduro, no son jóvenes, sino hombres ya muy adultos, que se comportan como niños… pero también, el filme destaca por no ser tan evidente en esas cuestiones, nunca vemos un beso, ni el acto sexual como se ve ahora, aquí, las escenas de amor entre Arturo Bonin y Mario Pasik no están llenas de erotismo, pero tienen un gran impacto emocional, por lo que se decanta en mostrarlos muy afectivos. Nuevamente, teniendo en cuenta que a mediados de los años 80, todos los hombres homosexuales tuvieron que aferrarse a los dramas de mayoría de edad vistos principalmente en los canales de cable para identificarse; el inicio de las películas temáticas sobre El SIDA y las habituales y exigentes películas de campiña donde los gays eran reinas, locas o caricaturas; este tipo de filme fue una sorpresa, porque aquí no hay pluma, aunque sí mucho puterío; por ejemplo, Pasik, es un tipo muy atrevido que arrastra a Bonin como una araña a su red, aun a sabiendas que él es “heterosexual” en teoría, pues su homosexualidad nunca fue explorada, hasta que se le metió Pasik. Ese simple hecho, y que luego todo sea un camino de flores… quita TODA credibilidad al filme, y lo convierte en un cuento fantasioso, donde todo está a favor, muy rosa, con lagrima, no fácil sino artificial, con ese cariño y amor para nada creíble; ni hablar del final novelesco. En definitiva, si bien el filme es muy bien intencionado por el contexto histórico de Argentina en su apertura, el filme es muy plano, con actores malos, sobre todo Mario Pasik como Castro, su comportamiento llega a chocar; mientras que Arturo Bonín como Raúl Loveras es una víctima total de Castro. “Esto no es una historia de amor, sino de manipulación”
NO RECOMENDADA.
NO tendrá nota en Lecturas Cinematográficas
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica