arrow

La bestia uccide a sangue freddo (The Beast Kills in Cold Blood) (1971)

4,0
82
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La clínica psiquiátrica, dirigida por el Dr. Oesterman, es un lugar de residencia para jóvenes con distintas turbaciones mentales, todas provenientes de familias de alcurnia, tales como una ninfómana, una lesbiana, una paciente, enamorada del Dr. Keller, etc. Pero la tranquilidad se ve alterada con el asesinato de una enfermera, seguido de una agresión a la última paciente nombrada; el dueño del lugar, en pos de cuidar el buen nombre del sanatorio, decide no dar parte a la policía, dando pie al asesino para que continúe sus andanzas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
La bestia uccide a sangue freddo (The Beast Kills in Cold Blood)
Duración
86 min.
Guion
Fernando Di Leo, Nino Latino
Música
Silvano Spadaccino
Fotografía
Franco Villa
Productora
Cineproduzioni Daunia 70 / Sitoro
Género
Terror Thriller Giallo
2
El manicomio de las desnudas
Fernando Di Leo es un director ciertamente desconcertante. Empezó dirigiendo basurillas que apelaban al destape, y de repente, después de la película que vamos a comentar, se descolgó con una serie de obras adscritas al polizesco que marcaron estilo, lo que se llama la Trilogía del Milieu, entre las que destaca Milán, calibre 9. Tras lo cual, para sorpresa de propios y extraños, volvió a las insensateces y los desnudos marca de la casa, como si no hubiera pasado nada. Sus siguientes thrillers pasaron sin pena ni gloria.
La bestia mata a sangre fría se adscribe a la corriente del giallo, muy en boga en aquel momento, y es de lo peor que he visto de dicho sub(género). La trama es lo de menos: en un internado psiquiátrico femenino, poblado por ninfómanas prestas al despelote, lesbianas y otras hierbas, alguien se dedica a degollar alegremente a las desdichadas internas (y yo me pregunto: ¿qué hace una doncella de hierro en un psiquiátrico?). La trama, por así llamarla, discurre entre lapsos y baches e incoherencias, mientras Di Leo desnuda a sus actrices y hasta introduce insertos de soft porn. No olvidemos que estamos en 1971. La música es espantosamente chirriante, la fotografía zozobra y desaparece en el maelstrom del absurdo, y los actores campan a sus anchas. Sale (poco) Klaus Kinski, uno de los peores actores de todos los tiempos, y te dan ganas de atravesar la cuarta pared y llenarle la cara de bofetadas, por memo y caradura. Debo suponer que cuando rodó Lo importante es amar SÍ tomaba la medicación antipsicótica. Margaret Lee hace lo que mejor sabe, o sea, despelotarse, y no hablemos ya de la sublime Rosalba Neri, que lo da todo, lo enseña todo, y se entrega con entusiasmo a la causa, aunque los insertos masturbatorios me llevan a pensar que había una doble de coño, digo de vagina, como en el caso de la parejita sáfica, Jane Garret (única película de su vida) y Monica Strebel, también de brevísima filmografía. No es de extrañar. Por suerte, el suplicio dura lo justito, hora y media descacharrante, porque al menos te ríes de buena gana. El metraje difiere según la versión (más o menos carne). La de 96' es la guay. Que no os pase nada.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Giallo al uso
Flojo producto de baja calidad, con una pobre calidad en todos sus aspectos: tanto técnicos como interpretativos.
No deja de ser un Giallo al uso, con mujeres desnudas y crímenes varios.
Lo más destacable es la presencia de Klaus Kinski, nada más.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica