arrow

What Did you Do in the War, Daddy? (1966)

6,6
917
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Durante la Segunda Guerra Mundial, el teniente Christian, el capitán Cash y el sargento Rizzo tienen orden de invadir un pequeño pero estratégico pueblo de Sicilia. La operación se planea con rigor militar, pero la sorpresa es que la población no ofrece la menor resistencia, solamente ponen una condición, poder celebrar su fiesta anual. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
What Did you Do in the War, Daddy?
Duración
119 min.
Guion
William Peter Blatty
Música
Henry Mancini
Fotografía
Philip H. Lathrop
Productora
United Artists
Género
Comedia Bélico II Guerra Mundial
"Comedia realmente acertada (...) Con sus dosis de humor"
[Diario El País]
8
La guerra según Edwards II
El cine bélico es uno de los grandes géneros cinematográficos. Pero ahora resulta que prácticamente no existió: casi todas las grandes películas pertenecientes al mismo eran antibélicas (o antibelicistas). Un personaje criticaba el conflicto en el que participaba (o no) y ya está: género antibelicista. Sólo los directores malvados que amaban la bandera de barras y estrellas hacían cine bélico, el resto no. Platoon no es una película bélica, ni Senderos de Gloria, ni La delgada línea roja...

La crítica contra la guerra se ha podido orientar desde un punto de vista "serio" (películas anteriormente citadas, por ejemplo), o desde el paródico (Dr. Strangelove). Blake Edwards ya había dado su particular visión en la maravillosa Operación Pacífico, pero todavía iba a ir mucho más lejos en este film.

Qué hiciste en la guerra, papi? es una desternillante, hilarante, olvidada y/o poco conocida pero magnífica comedia de un director que en los 60 fue grande; tras ella, rodaría El guateque y vendría un largo e inacabable declive sólo salvado por alguna pincelada algo interesante (por ejemplo, Victor o Victoria), aunque alejada de la calidad ofrecida en aquellos años.

Durante la Segunda Guerra Mundial, unas tropas norteamericanas son enviadas a tomar el pequeño pueblo siciliano de Valerno donde se encuentra una guarnición de tropas italianas... Y hasta aquí puedo leer o contar. Porque aquí concluye lo lógico y comienza lo irónico, lo absurdo (dada la situación bélica), lo maravilloso... partiendo de que todo el pueblo está asistiendo a un encuentro de fútbol y los italianos aceptan entregarse pero después de la fiesta organizada para esa noche.

Entre el elenco de actores, destacar a James Coburn (lejos de su habitual registro), Dick Shawn (el militar de academia que "intenta" poner cerebro al asunto), Sergio Fantoni (el oficial italiano) y una bellísima y turbadora Giovanna Ralli. Aunque lo más destacado, quizá, sea la importancia de un reparto coral.

Aderezada con la extraordinaria música de H. Mancini, nos encontramos ante una explosiva comedia que, personalmente, creo que debería escalar al lugar que le corresponde (ahora, 42 años después). Como muestra, y sin afán de desvelar nada, unas escenas geniales:

- Los oficiales estadounidenses elaborando el plan a seguir, en vez de sobre la mesa y con planos, tumbados en la cama
- El engaño no deseado al Mayor, arrestado por sus propias tropas que usaban uniformes italianos. Los propios los habían perdido jugando al póker.
- Los ensayos de guerra para engañar a los fotógrafos aéreos. Unos tomando café, otra tendiendo la ropa, otros "sobreactuando", las prostitutas aplaudiendo ...

Podría destripar toda la película, pero lo dejo aquí. Anímense a pasar un rato genial
-
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
?me lo iba a decir
Yo la conocía en otro idioma: "¿qué fixeches na guerra, papá?". cuando la vi solo tenía quince años y no paré de reirme... posteriormente intenté volver a verla pero pasó el tiempo y nunca podía recordar su título, hasta que un día surgió en una conversación, me recordaron el argumento y por fin, el título. Tenía miedo de que, ya con veintidós años, me pudiera parecer infantil una película que había sido como algo mágico durante tanto tiempo.

Aún así me decidí a volver a verla y en esta ocasión la pude analizar con más detalle.
El humor de esta película es constante sin llegar a ser absurdo. La violencia (necesaria en una película bélica) no llega a ser el plato principal, queda en un segundo plano debido a la importancia que se le da a la relación entre los personajes.

Dentro de tanta comedia salta una moraleja (algo que no suele gustarme en una película) que es el absurdo de lo que fué esa guerra en particular y todas en general. Gila podría haber sacado muchos chistes de esta película (de hecho es posible que así haya sido).
[Leer más +]
10 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil