arrow

Hay un muerto en mi cama (1990)

Hay un muerto en mi cama
Trailer
4,2
819
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A Marjorie Turner, una mujer cuyo matrimonio es bastante aburrido, su hermana la anima a tener una aventura. Un día se decide y se va con un desconocido a un hotel; pero, tras un apasionado encuentro amoroso, el hombre muere. Consciente del lío en el que se ha metido, huye rápidamente, pero olvida su maleta. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Sibling Rivalry
Duración
89 min.
Guion
Martha Goldhirsh
Música
Jack Elliott
Fotografía
Reynaldo Villalobos
Productora
Castle Rock Entertainment / Nelson Entertainment
Género
Comedia
"Simpática comedia de enredo con un cadáver muy divertido"
[Diario El País]
5
Los nombres en español
No pensaba hacer una crítica sobre esta película, pero al ver el nombre original y ver el que tiene en español, lo cierto es que no puedo evitar comentarlo.

El nombre de este film en inglés hace referencia a "Rivalidad entre hermanos", mientras que en español el título es mucho más cómico pero no tiene en nada que ver con el título original, ¿por qué suceden estas cosas? es algo que nunca entenderé...

En cuanto a la película, es entretenida, algo simpática, aunque muy olvidable. Está bien para una tarde aburrida, pero poco más.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Para dormir
Comedia ligera de enredo que parte de una premisa atractiva, una mujer cuyo matrimonio es bastante aburrido, un día se decide y se va con un desconocido a un hotel, pero, tras un apasionado encuentro amoroso, el hombre muere.

El punto de partida daba para muchos enfoques, tanto para el suspense como para la comedia, pero lo cierto es que los responsables de la película no logran explotar la premisa como se merece, quedando en un trabajo ligero y prescindible donde todo se desarrolla con ligereza.

En su reparto cuenta con un joven Bill Pullman y aprovecha el tirón comercial de la época de Kirstie Alley, para atraer mayor cantidad de público, pero lo cierto es que sus interpretaciones quedan muy lejos de ser una maravilla o algo verdaderamente reseñable.

Lo que promete como una comedia, se va diluyendo quedando en un pierde tiempos pasajero donde todo se antoja previsible y no se encuentra un motivo para seguir con interés el desarrollo del argumento. Lo único que logra funcionar como comedia, son los toques de humor negro puntuales que rodean a la muerte del hombre, pero poco más, haciendo que a pesar de su corta duración llegue a resultar interminable. En otro tiempo igual hubiera funcionado, pero el humor del que hace gala, hace aguas por todas partes y no logra funcionar. Resulta interesante la lectura que hace alrededor de la figura del matrimonio, pero tampoco cuenta nada nuevo.

No puedo recomendarla, es una perdida completa de tiempo que no va a ninguna parte. Ver y olvidar cuanto antes. No dejéis que nadie vea esta película o puede que aparezca un muerto en la cama.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil