arrow

Anna Karenina (2012)

Anna Karenina
Trailer
6,0
11.815
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
La historia tiene lugar en el siglo XIX y explora las relaciones entre los miembros de la alta sociedad rusa. Ana Karenina, una mujer de la alta sociedad que se enamora del joven y apuesto oficial Vronski, abandona a su esposo y a su hijo para seguir a su amante. Nueva adaptación de la novela homónima de León Tostói. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Anna Karenina
Duración
130 min.
Estreno
15 de marzo de 2013
Guion
Tom Stoppard (Novela: Leo Tolstoy)
Música
Dario Marianelli
Fotografía
Seamus McGarvey
Productora
Focus Features / Working Title Films
Género
Romance Drama Drama de época Drama romántico Siglo XIX
Grupos  Novedad
Adaptaciones de León Tolstói Ana Karenina
7
Sobre las tablas
Ver esta adaptación de Anna Karenina en un cine antiguo y en VO le añadió un plus a la propia película, pero parto de esta premisa a la hora de hacer mi aportación...

En esta película destaca el poder visual de cada plano y el carácter teatral (la mano de Stoppard es más que evidente) de todo el film, que se desarrolla (salvo algunos exteriores) en la escena de un teatro. Es la gran baza de la película, que pretende ser teatro, incluso la interpretación de los actores induce a ello. Destaca el movimiento, las coreografías, la música, el color, el contraste, la emoción por encima de indagar en la gran novela de Tolstoi. Las tramas se tratan con cierta superficialidad, pero cada ambiente es esbozado de manera más que satisfactoria y pese al metraje, no resulta pesada. Por otra parte, el final, todos lo sabemos...

Es una película de Joe Wright y ello acarrea tener a su musa Knightley en el papel de Karenina, que lo interpreta dignamente, aunque le falte cierto peso (no pun intended) y brille más en la parte voluble y febril de Karenina, que en la de mujer decidida y arriesgada del personaje. Jude Law defiende notablemente el papel de Karenin, frío y envejecido pero en el fondo tan enamorado de Anna como de su posición. La peor elección del reparto, en mi opinión, es la del afeminado en este caso, Vronski, que más parece el Tadzio de Muerte en Venecia que el ardoroso militar que enamora a Karenina. Como en toda película británica el reparto de secundarios es espectacular, del primero al último.

Merece la pena verla en sala de cine

Lo mejor:

-el carácter teatral
-la dirección de fotografía
-los secundarios

Lo peor:

-relega a la oscuridad partes importantes de la novela de Tolstoi
-Karenina/Vronski
[Leer más +]
54 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Mis heroínas de novela: Anna Arkadievna Oblonski
Le tengo especial cariño, porque de las novelas decimonónicas que tratan sobre las mujeres caídas, la de Tolstoi es mi preferida. Ana Ozores de “La regenta” de Clarín le sigue; y mucho más atrás Emma Bovary de Flaubert, por quien nunca conseguí sentir demasiada empatía.
Joe Wright recrea a mi Anna perfecta, la que estaba en mi cabeza desde que leí el libro por primera vez. Renuncia a un estilo de narración convencional en favor de un expresionismo coreográfico de extraña fascinación, y además gran parte de la escenografía toma como soporte los escenarios y decorados de un teatro cambiante y metamórfico donde las secuencias se desarrollan y se concatenan a través de los bastidores y tramoyas, por las entrañas de destartaladas maderas, pasarelas, cables y poleas cubiertos de telarañas que el público no acostumbra a ver cuando asiste a una representación. Las transiciones no consisten en fundidos de cámara, sino en un decorado que cambia o una puerta que se abre desde un lujoso salón hacia un páramo nevado, o desde un dulce bosque meridional hacia una estación de ferrocarril azotada por el viento polar, con los personajes deambulando de un lugar a otro entre bailarines de fondo tan miméticos como lo que los rodea.
Todos los puntos esenciales de las tramas se suceden en este gran teatro peculiar, captando los matices precisos con juegos de luces y sombras, movimientos coordinados en danzas sutiles, pinceladas maestras en los diálogos, primeros planos audaces, miradas que hablan sin palabras, y un extremado mimo en la apariencia del relato sin menoscabar el espíritu. Cada personaje se integra de forma absolutamente natural con un equilibrio asombroso, sin perder un ápice de su identidad. El tono emotivo también es profundamente rico. La seductora Anna desarma con su encanto y su lucha interior desde su primera aparición, igual que en el libro, tan en contraste con la rígida cortesía de su marido, Alexei Karenin ; el simpático Stiva arrolla con su vitalidad mientras su esposa Dolly se resigna a amarle con pocas esperanzas; el temerario Alexei Vronski, que no duda en perseguir sin tregua a la mujer que desea, sorprendido él mismo por la fuerza de su amor; el romántico e idealista Konstantin Levin, pensador de costumbres sencillas que aspira al corazón de Kitty, su amada de siempre que pertenece a un mundo tan distinto del que él procede.
El clima es sobresaliente, oprimiendo en esa espiral en la que Anna se lanza a la pasión con todas sus consecuencias, pero no gratuitamente. Estremece la frialdad y malevolencia con que el grueso de la aristocracia petersburguesa da la espalda a la adúltera, así como la degradación psicológica de esa mujer desgarrada.
La novela resplandece en esta más que digna adaptación, y la tragedia personal de la dama caída en desgracia arrolla como ese tren simbólico que marca el principio y el fin de un ciclo.
[Leer más +]
44 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil