arrow

Dancing Lady (1933)

6,3
139
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Adaptación de una novela de James Warner Bellah. Janie, una bailarina de un tugurio de Manhattan, es atrapada en una redada y llevada a la cárcel. De allí la saca Pat Gallagher, un amigo de la alta sociedad, que logra introducirla en una superproducción de Broadway, que le servirá de trampolín para alcanzar el estrellato. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Dancing Lady
Duración
92 min.
Guion
Allen Rivkin, P.J. Wolfson, Joan Crawford (Novela: James Warner Bellah)
Música
Maurice De Packh, Louis Silvers
Fotografía
Oliver T. Marsh (B&W)
Productora
MGM
Género
Musical Comedia Romance Teatro
7
HISTORIA DE AMOR Y ELECCIÓN
Agradable película para los que gustan también de los films antiguos y saben valorar el arte y técnicas cinematográficas de esos años.

Argumento: como la mayoría de las películas románticas tiene un argumento simple, aquí con un matiz de profundidad añadido. Es la vida de una aspirante a actriz que, con esfuerzo y astucia quiere conseguir un lugar en el mundo del espectáculo y se le presenta el problema de tener que escoger (aquí el matiz) entre un matrimonio beneficioso y la profesión artística. Interesante dilema que también es actual y si se quiere ser feliz hay que conseguir ambas cosas, la vida en pareja y la profesión deseadas. Sacrificar una cosa por la otra es jugarse la felicidad en el 90% de los casos.

Como comedia sobran (actualmente) las tonterías de los dos empleados.

Como musical son excelentes las actuaciones de Fred Astaire y Joan Crawford (no sabía que de joven fuera tan guapa y además bailarina). He quedado gratamente sorprendido por el maravilloso espectáculo final por su originalidad, brillantez, lujo de medios, calidad técnica y los ángulos de filmación escogidos. Ignoraba que ya existiera ese nivel de calidad en 1933.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Dos estrellas en el firmamento de Hollywood.
Apreciable cinta musical, con una clásica estructura de comedia, con algunas dosis de drama, con triángulo amoroso como transfondo argumental.
Se distingue por estar en el límite de lo que supuso el cambio estético cuando se introdujo el código Hays en el cine americano. Aquí se puede apreciar ciertas libertades en el vestuario que años más tarde serían corregidas en otros films. Así Joan Crawford nos regala algunos contoneos sensuales que siguen siendo sugerentes con el paso del tiempo, y en los que demuestra que no sólo tenía un gran talento interpretativo.
En el trío protagonista sobresalen las dos estrellas en detrimento de Franchot Tone. También cabe destacar que Fred Astaire tiene un pequeño personaje en que se interpreta a sí mismo, como bailarín profesional.

Rememora la añoranza de aquellos tiempos en el que un título como éste era una muestra socorrida en la programación televisiva, allá por los primeros años 80.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil