arrow

Fargo (1996)

Fargo
Trailer
7,8
94.695
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un hombre apocado y tímido, casado con la hija de un millonario que le impide disfrutar de su fortuna, decide contratar a dos delincuentes para que secuestren a su mujer con el fin de montar un negocio propio con el dinero del rescate. Pero, por una serie de azarosas circunstancias, al secuestro se suman tres brutales asesinatos, lo que obliga a la policía a intervenir. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Fargo
Duración
97 min.
Guion
Joel Coen, Ethan Coen
Música
Carter Burwell
Fotografía
Roger Deakins
Productora
Coproducción Estados Unidos-Reino Unido; Polygram Filmed Entertainment / Working Title Films
Género
Thriller Intriga Crimen Neo-noir Comedia negra Vida rural (Norteamérica) Años 80 Secuestros / Desapariciones
Grupos  Novedad
Fargo
10
Tormenta sobre Fargo
Minnesotta es un desierto de nieve en el que nunca pasa nada. Sobre ese blanco níveo, los hermanos Coen nos proponen un viaje salvaje, divertido y sangriento a una historia presentada bajo la premisa “basada en un hecho real”, pero enteramente concebida por estos inspirados hermanos.
Como en otras películas de su espléndida filmografía, un hecho mínimo va a desencadenar unas consecuencias devastadoras sobre los protagonistas. En este caso, W.H. Macy, que construye un personaje magnífico (es inocentón, apocado, un buen hombre con decisiones equivocadas...), quiere conseguir dinero para emprender un negocio y saldar sus deudas; como no podía ser de otra manera, su entorno es un nido de víboras (magistral Harve Presnell haciendo de suegro avaricioso) y para eso recurre a dos “profesionales” sin escrúpulos para que secuestren a su mujer: el estupendo S. Buscemi y P. Stomare.
La genialidad de esta película es que perteneciando por derecho propio al género negro, llega a él realizando una comedia despiada, rezumante de un humor negro desenfadado y estrambótico, mostrándonos a una galería de personajes que sólo pueden tener acomodo en un paisaje tan rural como el que me muestran en la película. De hecho, parte de la riqueza de esta película surge del hecho de constrastar la placidez de unos personajes (estupenda la secuencia en la que un vecino informa de la “gente rara” que vio; o la espléndida F. McDormand que compone una “policía” única en toda la historia del cine), sobre el temperamento más sanguinario y violento de otros. Una violencia bizarra que de todos modos siempre estará escoltada por la sonrisa.
Para eso, los hermanos Coen se valen de una realización muy estilizada (prodigiosos los travellings, los planos generales de esa Minnesotta helada, el maravilloso picado que muestra el enfado de Macy), con el manejo tan inspirado al que nos tienen acostumbrados.
Como no podía ser de otra manera, el reparto está sublime. La verdad es que no sabes a cuál destacar, pues el trío protagonista (Macy, McDormand y Buscemi) están llenos de tal autencidad que habla del prodigioso trabajo que realizan.
“Fargo” es una parada obligatoria, una cita maravillosa para todas las personas que crean que el cine es el arte más divertido del mundo.
[Leer más +]
216 de 253 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La gran broma
Una de mis películas favoritas de los Coen, quizás la que más me gusta junto a Barton Fink. Fargo es una película de contraste entre lo que aparentemente te están contando y el modo en que te lo están contando: los hechos del argumento son terribles, por ejemplo, pero a menudo te provocan más risa que lástima. La violencia y la crueldad contrastan con un humor negrísimo que está presente desde la primera escena, cuando Jerry llega una hora tarde a su cita con los matones (los personajes son tan patéticos que ni eso son capaces de hacer bien, y en adelante sus chapuzas cada vez serán mayores).

Los Coen te cuentan una historia trágica, pero ante todo se ríen de todo lo que ocurre y de todos los personajes. La misma película es un ejemplo de esta ironía, porque aparece disfrazada de gran thriller americano, serio y solemne, basado en hechos reales, y sin embargo todo es mentira. No solo la presunta solemnidad, que no es tal, sino también lo de que estaba basada en los hechos reales (información que los Coen reconocieron haberse inventado), otro trozo más del disfraz. Por eso Fargo es en cierto modo una tomadura de pelo al espectador, una gran broma que paradójicamente les sirvió para obtener al fin el reconocimiento de Hollywood. Siempre les habían menospreciado, y de repente van, cuentan lo mismo de siempre pero con un aire un poco más clásico y diciendo que es real, y ya están todos a sus pies. Me gusta pensar que los dos hermanos se toman menos en serio esta película que muchos de los críticos que la han elevado a la categoría de clásico, y que lo han hecho en gran parte por ese concepto erróneo que tienen de ella y por no haber sabido ver los dobles sentidos tan frecuentes en el cine de estos gamberros cinematográficos. Y por cierto, también se ve esta ironía en el retrato que hacen de la América profunda, tan burlesco como de costumbre. De hecho, parece bastante significativo que el único personaje de toda la película que es feliz con la vida que lleva en Fargo sea el de la agente de policia Marge, una mujer que es casi retrasada mental.

Aparte de lo que es la interpretación de la película, huelga decir que por supuesto los Coen dominan tanto la escritura del guion como la puesta en escena (me encanta la música de la película, los paisajes nevados, etc), aparte de ser de los pocos cineastas contemporáneos que se preocupan por hacer una composión de plano mínimamente decente. Otro apartado de la película que es sobresaliente es el de los actores: impecables del primero al último, aunque mi favorito sea William H. Macy.
[Leer más +]
121 de 161 usuarios han encontrado esta crítica útil