arrow

Cyber Tracker (CyberTracker) (1995)

Añadir a listas
Sinopsis
Unos políticos deciden crear un androide para que mate a todas aquellas personas que descubran su juego sucio. Don "The Dragon" Wilson y Stacie Foster intentarán acabar con ellos, sufriendo por ello innumerables ataques del androide. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Cyber Tracker (CyberTracker)
Duración
91 min.
Guion
Joe Hart
Música
Bill Montei, Lisa Popeil
Fotografía
Ken Blakey
Productora
PM Entertainment Group
Género
Ciencia ficción Acción Robots
4
Lo más chulo, el cartel
En los años 80 y 90 el negocio de los videoclubs y videos de alquiler tuvo su momento más álgido. La demanda de películas de cualquier género llevó a producirse ingentes films destinados directamente a la venta o alquiler de videos VHS. Su calidad en general era cuestionable, por cuento eran subproductos de presupuestos muy ajustados y con repartos ciertamente mediocres, creándose un star system de videoclubs, como los cassetes que se vendían en las gasolineras.

Don "The Dragon" Wilson es una de estas "estrellas" rutilantes. Protagonizó imitaciones de films de Van Damme (ya le vale) y también de ciencia-ficción cutre. Cybertracker es una pálida imitación de Terminator.

Hay más guión en los grafittis de los váteres públicos que en esta película. En un futuro próximo, un karateka guardaespaldas descubre una conspiración de su jefe para que los cybertrackers sean producidos masivamente y dominar con ellos el mundo. Estos cybertrackers, con aspecto del calvo de la Navidad, son una especie de terminators con su pantallita visual y toda la parafernalia del film de Cameron, incluida su cazadora de cuero negro que imparten una justicia inmediata en la que se llevan por delante tanto a civiles inocentes como delincuentes.

Así el filme nos relata la persecución del guardaespaldas por parte de estos robots, de los que se va deshaciendo con suerte, entre explosiones y demás pirotecnia. La mayoría de las escenas de persecución son imitaciones de las de Terminator. También tiene un duelo a muerte con otro villano guardaespaldas, Richard Norton. Las coreografías de combates son ciertamente deficientes para este tipo de filmes, siendo mejores incluso las de Dudikoff; y si un campeón de kickboxer no tiene ni buenas escenas de combate...apaga y vámonos. Tampoco en este tipo de filmes puedes pedir interpretaciones de oscar; no obstante aquí no llegan ni para los razzies, hay una escena romántica entre los protagonistas que da auténtica grima.

En fin, una imitación barata de Terminator, con ciertos medios desaprovechados, y solo digerible para los nostálgicos de este tipo de filmes.

Por cierto, el cybertracker del cartel recuerda sospechosamente al cyborg por excelencia de los comics Marvel, Deathlok el demoledor.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1