arrow

Los cuatro jinetes del apocalipsis (1962)

Los cuatro jinetes del apocalipsis
Trailer
7,1
2.235
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Adaptación cinematográfica de la novela homónima de Blasco Ibáñez, publicada en 1916. Julio Madariaga, el patriarca de una acomodada familia argentina, verá como el ascenso del nazismo en Europa divide a las dos ramas de su familia. La rama francesa, encabezada por Julio Desnoyers (Glenn Ford), se enfrentará a la rama alemana, los Von Hartrott, cuya militancia nazi les permitirá ocupar puestos de importancia en la Werhmacht. Finalmente, al estallar la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), ambas familias se encontrarán divididas y enfrentadas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Four Horsemen of the Apocalypse
Duración
153 min.
Guion
John Gay, Robert Ardrey (Novela: Vicente Blasco Ibáñez)
Música
Andre Previn
Fotografía
Milton R. Krasner
Productora
MGM / Moctezuma Films
Género
Drama Nazismo
Grupos  Novedad
Adaptaciones Vicente Blasco Ibañez
"Digno trabajo al que perjudicó su excesivo metraje. Buen elenco protagonista"
[Diario El País]
8
Odio, amor y guerra.
En primer lugar quiero decir que la película, por fin esta editada en DVD. Yo la he visto en este formato. Alguien en alguna critica anterior la echaba a faltar.
Tras este inciso, quiero añadir que está, obra del señor Minnelli, me ha causado una muy grata impresión. Una gran película que me habían recomendado y hasta el día de ayer no había tenido la oportunidad de disfrutar.
La historia, como todos sabemos esta basada en la exitosa novela de Vicente Blasco Ibañez, que representa los horrores y la destrucción de la guerra, en forma de esos cuatro jinetes apocalípticos portadores de todos los males del planeta.
La cinta nos cuenta la historia de una acaudalada familia, que tiene como patriarca a Julio Madariaga (Lee J.Cobb).
Se reunen en una comida familiar, para celebrar su unidad y se descubre que el "monstruo Nazi" ha empezado a apoderarse de una rama de la familia, mientras la otra permanece de momento neutral en el conflicto. Unos hechos que acabaran, dividiendo la unidad familiar hasta sus última consecuencias.
El film a pesar de su larga duración no se hace pesado. Mantiene siempre un buen ritmo a pesar de la historia amorosa, que quizás lo pueda lastrar un poco.
Épico espectáculo visual. Buenos encuadres. Gran reconstrucción del París de la época. Buen plantel de actores y mucha, mucha música, que aparece en cuanto las escenas lo requieren.
Aunque siendo un poco critico la podemos censurar en algunos aspectos, como la interpretación de Glenn Ford demasiado acartonada. (nunca me convenció demasiado este actor).
El personaje del patriarca Julio Madariaga, (Lee J.Cobb) es poco creíble, pues sus hijas parecen mas mayores que su progenitor. Eso no quiere decir que censure su trabajo.
En definitiva a pesar de ser quizás, un poco desigual a mi me ha gustado bastante. La recomiendo como un film muy atractivo e interesante, y al que califico con un notable alto.
[Leer más +]
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
No hay que hablar de política en la mesa
A la Peste y al Hambre no les veremos en esta película, pero Guerra y Muerte cabalgan en línea recta de principio a fin, dejando a su paso tres cosas divididas: un mundo, una Europa y a una familia, los Madariaga.

Afincados en la Argentina, se van al París de 1938 y claro, viven la ocupación nazi y parece que tenemos fifty-fifty en la familia: la mitad quieren ir a la Résistance y la otra mitad ser nazis rubios malos.

Luego no puede faltar una historia de amor estándar Casablanca, con mucha quisicosa trágica. Aquí hago un inciso porque viendo esta película reflexioné sobre la forma en que se daban besos los amantes en las películas antiguas. Toda una estrategia, vean:

1) El galán se yergue en toda su altura (en el caso de Glenn Ford no parece mucha, pero se yergue igual).

2) La chica, en una acción perfectamente coordinada, se luxa el cuello para que nosotros creamos que está ante un gallardo guerrero vikingo y no ante un señor un poco casposo de orejas gigantes.

3) Ya bien remachado el concepto, el tipo se lanza cual Roc desde brumosas alturas para alcanzar los labios de la pobre muchacha, que manteniendo el ángulo antinatural del cuello, se deja avasallar mientras sus ojos se abren de par en par si el beso es obligado o se cierran herméticamente si es consentido.

En este caso, no funciona la técnica, por un grave planteamiento de base. Vemos a un galán de gesto suave, complexión mediana y coqueto culito respingón y lo juntan con una señora que tiene pinta de haberse llamado Manolo hasta hace dos días. El resultado: antiquímica absoluta entre ellos y con el espectador. Simplemente, no te los crees como pareja.

Tras esto, la historia de amor, pura catapulta argumental para propiciar el encuentro entre determinados personajes, creo que por demás sobra.

Los efectos de sonido y la música asimismo están insertadas fatal, cada escena cumbre va subrayada cómo no por tremendo CHACHÁN, con platillos y todo, eh. Irregular trabajo de los actores. Te quedas con más ganas de saber de la familia y menos de las cuitas amorosas de uno de sus vástagos.

Lo mejor, las fantásticas imágenes de los jinetes del Apocalipsis cabalgando hacia la ruina humana.
[Leer más +]
16 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil