arrow

Les dues vides d'Andrés Rabadán (2008)

Les dues vides d'Andrés Rabadán
Trailer
5,5
436
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El 6 de febrero de 1994 Marcial Rabadán y su hijo Andrés discuten tras la comida. Andrés va a su habitación, coge la ballesta, un regalo por Reyes, la carga y dispara sobre su padre. La primera flecha, en la cabeza y dos más “para que no sufriera”. Tras abrazar el cadáver se dirige a la comisaría y se entrega. Había nacido para las páginas de sucesos “el loco de la ballesta” ; para la opinión pública, el horror inexplicable; para los expertos, un caso de brote psicótico de manual. Para la justicia, 20 años de condena. Andrés sigue en prisión, ha realizado exposiciones con sus dibujos y escrito dos libros; se ha casado, olvidado “las voces” y ya no sueña con el cadáver de su padre. Ventura Durall, que ya había realizado un documental sobre él (El perdón) lleva la historia al cine con guión del propio Rabadán. (extraído de GijonFilmFestival.com) (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ España España
Título original:
Les dues vides d'Andrés Rabadán
Duración
84 min.
Estreno
4 de diciembre de 2009
Guion
Ventura Durall, Andrés Rabadán
Música
Toni Mir
Fotografía
Mauro Herce
Productora
Nanouk Films / Briznormally / Televisió de Catalunya (TV3)
Género
Drama Crimen Basado en hechos reales
6
¿QUIÉN HAS DEJADO DE SER Y QUIÉN ERES AHORA?
El director Ventura Durall ya conocía interiormente los entresijos del mediáticamente apodado "asesino de la ballesta" Andrés Rabadán en el documental "El Perdón" por lo que decidió emprender la tarea de realizar un largometraje sobre la vida de éste jóven que, aquejado de esquizofrenia, asesinó a su padre y descarriló tres trenes llenando las páginas de sucesos de todos los periódicos del país.

En "Las Dos Vidas de Andrés Rabadán" vemos a su protagonista (interpretado por un convincente Alex Brendemühl) en el ala psiquiátrica de la prisión. Humanizado por el sistema que a la vez lo encierra y aleja de las ilusiones que en una futura puesta en libertad puede llevar a cabo, no le queda más remedio que imaginar por su cuenta una nueva vida o la que podía haber vivido en escenarios naturales (las playas del Maresme o la montaña de Montserrat), sinó fuera por sus dramáticos cometidos. Sarah (Clara Segura), la nueva psiquiatra del Centro Penitenciario le propone someterse voluntariamente a una terapia de grupo de la que confía excelentes resultados. Andrés vé también un claro apoyo sentimental en la enfermera Carme (Mar Ulldemolins).

Rabadán (que colaboró en la película mano a mano con el realizador y el actor Brendemühl a base de entrevistas y correos) no duda en hablarnos de un tormentoso pasado con su tiránico padre así como la protección mútua hacia su hermana (Elena Fortuny). Ya de paso, desgranar esas dos vidas sirve de crítica para dar un repaso a las rígidas condiciones establecidas en las prisiones.

Lo Mejor: los cambios de escena, acordes a la imaginación de Rabadán
Lo Peor: su brusca, aunque convincente, denuncia sobre el sistema penitenciario
[Leer más +]
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
SE HA EXCLUIDO LA PARTE EMOCIONAL.
Solo hay cuatro críticas más aparte de la mía. Me parece algo lógico porque su planteamiento no alcanza un componente homogéneo que te haga seguir la trama y enamorarte de los personajes aunque estos sean asesinos.

Como espectador debo recordar que para que una película llegue, debe tocar nuestra parte emocional, y en este caso no logra sus objetivos, excepto que hayas pasado un tiempo en la cárcel o de una u otra manera tengas cierta vinculación con ella.
El trabajo de Ventura Durall no es sólido. Lo he comentado otras veces: Un par de buenos actores no bastan para salvar una historia si esta se encuentra mal planteada o estructurada. Y aquí se dan ambos casos.

Un objetivo 4.
[Leer más +]
9 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil