arrow

Tecnica di un omicidio (1966)

Añadir a listas
Sinopsis
Clint Harris, un asesino profesional, después de haber matado a un hombre por cuenta de una organización mafiosa americana, recibe de nuevo el encargo de eliminar a un tal Frank Secchi. Harris acompañado por Tony Lobello, un joven de confianza de la organización, llega a París, donde habrá de localizar y liquidar a Cecchi. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Tecnica di un omicidio
Duración
100 min.
Guion
Franco Prosperi
Música
Robby Poitevin
Fotografía
Erico Menczer
Productora
Coproducción Italia-Francia; Cinegai / Rome Paris Films
Género
Acción
6
El difícil retiro de Clint Harris.
Prosperi, conocido por ser uno de los fundadores del género "Mondo", que involucionó desde un sincero intento de revolucionar los filmes documentales hasta convertirse en un heterogéneo catálogo de temáticas escabrosas (el sexo, la muerte) filmadas de forma aún más escabrosa (con crudo realismo), entrega aquí una película que se ajusta en mayor medida a los cánones del thriller. Es la clásica historia del asesino profesional que deseoso de retirarse se ve empujado por trágicas circunstancias personales a emprender un último encargo.

El filme, que comienza de manera prometedora, con un arranque neoyorquino que enseguida nos informa acerca del personaje fundamental y su situación, acaba perdiendo fuelle conforme avanza el metraje y el espectador se percata de que su argumento deviene en peripecia y tópicos relacionados con el "nada es lo que parece" o el "nadie es quien dice ser". Cabe acusar al guión de tales debilidades, pues parece añadir personajes a la película sólo con la intención de subrayar su doblez, en contraste con la "rectitud" del protagonista (no deja de ser un asesino, pero al actuar por venganza y no traicionar a nadie, resulta más amable); por otra parte los diálogos resultan poco agradecidos, y el filme gana enteros cuando la narración es exclusivamente visual.

Precisamente por ahí se encuentra lo mejor de la cinta, que está bien realizada, con abundantes movimientos de cámara, planos de detalle y algunos puntos de vista tal vez un tanto gratuitos pero molones. La mejor secuencia tiene lugar en el tramo inicial, cuando Clint se prepara para tirotear desde una azotea a un objetivo; narrada únicamente a través de imágenes, consigue transmitir las sensaciones adecuadas, en este caso la minuciosidad profesional de Clint y la tensión de la espera.

Las interpretaciones son meramente correctas, pero lo suficiente como para atenuar un poco las insuficiencias de guión, que como ya se ha dicho privan de interés a muchos personajes, como la chica sin ir más lejos (también el papel de Franco Nero como Lo Bello resulta de lo más previsible). Así las cosas, una pelicula entretenida, pero que podría haber dado más de sí de haber seguido por los derroteros iniciales.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil