arrow

Deadwood, pueblo corrupto (Serie de TV) (2004)

Deadwood, pueblo corrupto (Serie de TV)
Trailer
7,9
9.366
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV de 36 episodios (2004-2006), ambientada en los Estados Unidos, en la época de la fiebre del oro (1876). Poco después de la última acción del general Custer, en Black Hills surge una ciudad fronteriza, que es testigo de la implacable lucha de los pioneros por el poder. Entre los colonos había gente muy heterogénea: un hombre de leyes retirado, el intrigante propietario de un salón, el legendario Wild Bill Hickok o Calamity Jane; todos compartían un constante desasosiego espiritual y una gran voluntad de supervivencia. (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Deadwood (TV Series)
Duración
60 min.
Guion
David Milch, Regina Corrado, Ted Mann, Elizabeth Sarnoff, Jody Worth, Bryan McDonald, Malcolm MacRury, John Belluso, Ricky Jay, George Putnam, Sara Hess, Victoria Morrow, Steve Shill, W. Earl Brown, Alix Lambert, Bernadette McNamara, Kem Nunn, Nick Towne, Zack Whedon
Música
Reinhold Heil, Johnny Klimek, Michael Brook, David Schwartz
Fotografía
James Glennon, Joseph Gallagher, Xavier Pérez Grobet, David Boyd
Productora
Emitida por HBO; Paramount Television / CBS Paramount Network Television / Red Board Productions
Género
Serie de TV Western Drama Crimen
9
Qué pedazo de actores y ambientación
Esta serie es la leche. O sea, te lo digo ya de entrada. ¿Por qué le pongo un 9 y no un 10? Por los cuatro primeros capítulos, bastante confusos y que pueden hacer perder el interés a más de un posible fan. A partir de un suceso clave en el cuarto capítulo aquello se vuelve una maravilla.

La serie trata sobre Deadwood, un poblado situado más allá de la frontera de EEUU (en territorio indio) al principio de la serie. No hay ley, no hay gobierno, no hay autoridades, y cada uno debe salvaguardar sus propios intereses. Por la serie desfilan algunos personajes históricos como Seth Bullock, Wild Bill Hickock o Calamity Jane. Si buscáis en Internet sobre ellos encontraréis información, pero NO LO HAGÁIS porque os destriparía cosas del argumento. En todo caso os aconsejaría que después de ver el quinto capítulo leyeseis una biografía sobre Wild Bill Hickock.

Los actores son de traca. Los que deben interpretar a tipos duros no se limitan a forzar la voz y poner poses, también saben dotar a sus personajes de sentimientos y dudas. La producción es ACOJONANTE. Estos cabrones de la HBO reconstruyen un poblado del lejano oeste con pelos y señales. Hay incluso secuencias sólo dedicadas a exhibir sus decorados, y están en su derecho, porque vaya tela. La dirección es genial siempre. Todo el tiempo se mantiene una dinámica constante, un tira y afloja entre los que pueblan Deadwood que resulta absorbente.

Y lo mejor de todo: no hay ni un solo tópico. No hay cowboys, no hay indios, no hay séptimo de caballería. De hecho la serie parece adaptarse mejor al género de mafiosos que al del western. La mayor parte de la trama son disputas entre los del campamento, centrándose la acción alrededor de los dos burdeles: The Gem y Bella Union.

En conclusión: recomendadísima para cualquiera, incluso para los que no gusten del western. Que, por cierto, con esta serie perderán sus prejuicios absurdos por el género.
[Leer más +]
110 de 131 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
¡Esto se ha acabado!
En este pueblo fronterizo se respira el polvo, huele a sudor y sangre, a animal muerto, huele a inmundicia, a supervivencia en cada paso que hundes tus botas en el barro. "Deadwood" es sucio y salvaje, "Deadwood" es vida, y cuando deja de serlo, comienzas a oler la muerte. Si sobresale algún aspecto en esta serie, ese debería ser su ambientación. Únicamente "Carnivale" iguala a "Deadwood" en este apartado.

Acabó la tercera temporada, acabó "Deadwood". No habrá películas, no habrá final para una de las mejores series de la historia. Jode, porque no me gusta como finaliza la tercera temporada, porque como mínimo tenían que haber realizado otra temporada más. Eso no será posible debido a su elevado coste de producción, al igual que tampoco se realizarán las dos películas que deberían de haberle dado un final digno a esta pedazo de serie.

Hay muchos cinéfilos sedientos de buenos westerns y aquí encontrarán el mejor western realizado en décadas. Se desmitifica en cierto modo la figura del vaquero y se nos muestra un salvaje oeste mucho más salvaje que el conocido. "Deadwood" es una ciudad sin ley donde los colonos intentan mantener su poder en un pueblo en el que está todo por hacer.

Como en otras grandes series, no hay serie si no hay un personaje en el que descargar tu odio, tu amor, tu ira y tus frustraciones. En "Deadwood" este personaje es Al Swearengen (Ian McShane), un personaje a la altura de Tony Soprano de "Los Soprano". Sweagy -así lo llama el chino Wu- es el gerente del primer burdel del pueblo, un cabrón sin escrúpulos capaz de rebanarte el cuello con su cuchillo al mínimo despiste.

Al Swearengen es el alma de la serie, pero también destaca el temperamental Seth Bullock (Timothy Olyphant); Dan Dority (W. Earl Brown), el matón de Al; o la prostituta Trixie (Paula Malcomson), entre otros grandes personajes como el legendario Wild Bill Hickok, Calamity Jane, Doc Cochran o Silas Adams. Son decenas de personajes haciendo actuaciones memorables. "Deadwood" es sencillamente una serie extraordinaria. Lo jodido es que no veremos su final.
[Leer más +]
73 de 79 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1