arrow

Il giustiziere dei mari (1961)

Añadir a listas
Sinopsis
A lo largo de las costas de Australia, una dura persecución sucede, unos pocos cientos de deportados de la cárcel de Freeland acaban sus vidas, obligados a la peligrosa pesca de perlas, para engrandecer el tesoro de la comunidad británica. El capitán de la guarnición británica, David Robinson (Richard Harrison) ejerce un odio tiránico sobre los prisioneros hasta que un día estalla una revuelta. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Il giustiziere dei mari
Duración
90 min.
Guion
Ugo Guerra, Luciano Martino
Música
Egisto Macchi
Fotografía
Carlo Bellero
Productora
Coproducción Italia-Francia; Documento Film / Le Louvre Film
Género
Aventuras
5
Mediocre, con un guión con muchos agujeros e incongruencias, pero también imaginativo
Coproducción entre Italia y Francia, prima hermana de "Atrapadas en la isla del diablo", con la que comparten realizador, actrices protagonistas y espíritu aventurero que, al menos, pretende emular a las producciones hollywodienses, no en vano es de comienzos de los sesenta, antes del boom de cintas europeas de parecido pelo y en la mayoría de las ocasiones peor resultado.
No, no es que esta peli sea buena, es mediocre y sobre todo posee un guión (a cargo de Ugo Guerra y Luciano Martino) que hace aguas por todas partes, con momentos ridículos hasta la extenuación, pero al menos también posee ideas, precisamente del guión y sobre todo de algunos felices diálogos, que la redimen.
Entre los logros, la sorprendente ofrenda a los dioses de los terribles guerreros de los pantanos (que en realidad resulta algo irrisoria, pero al menos es muy imaginativa) y la relación entre el malote de la función y su amante mestiza (estupenda Marisa Belli y creíble en todo momento Roldano Lupi).
Posee una buena fotografía a cargo de Carlo Bellero y las escenas de acción son entonadas.
En cuanto al gran (en todos los sentidos) Walter Barnes, pues eso, que una vez más se come al resto del reparto pues siempre tiene una personalidad arrolladora.
Me parece que no tuvo en el cine el éxito que se mereció.
En líneas generales resulta lo suficientemente amena como para seguir sin mayor dificultad su visión hasta su previsible conclusión.
Se puede ver y, como he dicho antes, al menos posee la frescura de ser de las primeras producciones europeas con piratas y demás, amén de ser uno de los primeros trabajos también de su protagonista, Richard Harrison, luego habitual en simpáticos spaguettis y cintas como esta.

https://filmsencajatonta.blogspot.com
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica