arrow

Silencio en la nieve (2011)

Silencio en la nieve
Trailer
5,5
2.738
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Año 1943. En plena Segunda Guerra Mundial, un asesino en serie aparece dentro de la División Azul, cuerpo de soldados españoles voluntarios que combatieron en el frente ruso junto a las tropas alemanas. Tras el hallazgo del cadáver de un soldado español que ha sido degollado y presenta en el hombro una inscripción grabada a cuchillo ("Mira que te mira Dios"), se abre una investigación de la que se encarga el soldado Arturo Andrade (Juan Diego Botto), que asume la tarea con rigor y profesionalidad y cuenta con la ayuda del Sargento Espinosa (Carmelo Gómez). Ambos empiezan a sospechar que detrás de este asesinato se ocultan oscuros secretos del pasado. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Silencio en la nieve
Duración
107 min.
Estreno
20 de enero de 2012
Guion
Nicolás Saad (Novela: Ignacio del Valle)
Música
Lucio Godoy
Fotografía
Alfredo Mayo
Productora
Tornasol Films
Género
Intriga Thriller Bélico II Guerra Mundial Asesinos en serie
4
Mira que te mira Dios
Hay que aplaudir el riesgo y el valor para dar vida cinematográfica a la novela Ignacio del Valle, ‘El tiempo de los emperadores extraños’, ya que rompe con total coraje las trabas del cine español, sin dictadura por medio, por reflejar hechos acaecidos en la postguerra desde un punto de vista de ese eterno enemigo del cine spanish: los falangistas. Y para nada de manera paródica o siendo los viles villanos del relato... Habría que remontarse a “La patrulla” (1954) de Pedro Lazaga y a “Embajadores en el infierno” (1956) de José María Forqué para hallar pasos anteriores. ¿Por qué tanto tiempo? ¿Por qué se han hecho tan pocas películas sobre la participación española en el bando ‘enemigo’ en la Segunda Guerra Mundial y tantas de esa visión caduca y lacrimal tan maniqueas con tan pésimos resultados salvo excepciones muy contadas? ¿Por qué tanto miedo cuando “Silencio en la nieve” tiene un material dramático de primera?

Tal vez todo ese material y copiosa inversión hayan provocado que el personaje principal de “Silencio en la nieve” sea retratado con un exceso de sobre-humanización. Posiblemente para que veamos que no aprueba la locura que presencia pero que tampoco pueda decir lo que piensa por miedo a ser fusilado. No es rojo, ni espía al servicio del comunismo soviético, pero tampoco idiota. Así, aparecen personajes que orbitan a su alrededor para conseguir cierta empatía con el espectador. Un nazi sádico y su pastor ‘alemán’ psycho-killer se convierten en claros antagonistas, un niño saca el lado más paternal y una amante rusa el punto más sentimental. No falta secuencia de sexo con canción… algo que pensaba que estaba superado desde las películas de Bo Derek y Patrick Swayze.

Y, respecto a todo lo anterior, me pregunto… ¿era necesario? ¿Es que si haces una película seria sobre fachas te deja de hablar Pilar Bardem? ¿Tanto miedo da estrenar en la España del Siglo XXI una película con un personaje principal falangista, amigo y colaborador de los nazis, miembro de la División Azul y ex-inspector de la policía? Un personaje que, brillantemente en el guión, no refleja ni exterioriza detalles de su pasado ni traumas que arrastre resueltos por un conflicto. En la cinta se vive el día a día mientras las defensas se desmoronan, la muerte acecha pero un crimen debe ser resuelto entre caídos en el paredón o la ruleta rusa. Perfecto sinsentido y deslumbrante propuesta. Veo, también, a “Silencio en la nieve” como una cinta coreana, con sus espejismos viscerales sobre la venganza y paranoias conspiratorias, con una galopada de tensión y buen thriller y aupada internacionalmente… y observo la oportunidad perdida… Yo, desde luego, me he quedado congelado como esos caballos que componen su excepcional arranque. Y espero que esta película tenga éxito para que otros los descongelen, y así, continúen con el camino e intenciones iniciadas.
[Leer más +]
66 de 83 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Un recomendable e insólito ejercicio artesanal
Fui al cine, francamente, porque había visto ya todo lo que me interesaba en la cartelera. Tenía ganas de butaca y oscuridad y no quedaba mucho más donde elegir.

Me sorprendió.

Pocas veces antes el cine español ha conseguido dotar de credibilidad a las películas de guerra. Muy pocas. Y en esta la ambientación, marco imprescindible para "creerte" la trama, funciona con una dignidad encomiable.

El argumento, que combina de manera bastante original el género negro con el bélico, está bien trabado y deja espacio a una galería de personajes poco más que esbozados pero que, en conjunto, componen un cuadro siniestro y verista de lo que debió ser aquel submundo.

Evidentemente hay carencias. En su segunda parte, sobre todo, la película se enlentece perdiendo nervio y ritmo y Gerardo Herrero nunca logra transmitir el "Horror", así, con mayúsculas, que otros hubieran sabido extraer del material literario que sirve de base al film.

Pero, en cualquier caso, un meritorio y saludable ejercicio de cine de género, edificado con destreza y habilidad y homologable a productos de factorías con muchos más recursos y trayectoria (léase, por ejemplo, mamá Hollywood).
[Leer más +]
22 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil