arrow

Red State (2011)

Red State
Trailer
5,6
10.375
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Las hormonas pueden ser muy traicioneras. Y si no, que se lo digan a los adolescentes que, atraídos por un anuncio que promete sexo en grupo con una mujer, caen en la trampa de un grupo de fanáticos religiosos dispuestos a erradicar con métodos extremos la libido de la juventud norteamericana. Historia inspirada en la figura real de Fred Phelps, el líder de un grupo religioso extremista que se hacía llamar la Iglesia Bautista Westboro. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Red State
Duración
88 min.
Estreno
22 de junio de 2012
Guion
Kevin Smith
Música
Varios
Fotografía
Dave Klein
Productora
The Harvey Boys / NVSH Productions
Género
Thriller Religión Sectas Homosexualidad
5
Kevin Smith y su cruzada particular:
Hace aproximadamente doce años, Kevin Smith se infiltró en una manifestación religiosa para protestar contra una de sus propias películas. Aquel día, el director, que increíblemente logró pasar desapercibido, fue recriminado por los demás protestantes por exhibir una colorida pancarta “extremadamente” ofensiva: DOGMA IS DOGSHIT. La broma quedó redonda cuando Smith, concentrado en su papel de exaltado religioso, acabó siendo entrevistado por una bella periodista del canal doce: ¿Qué hace aquí? - Vine a protestar por la película - ¿La vio? - No, pero me dijeron que es realmente mala - ¿Ha visto alguna película de este director? - No. Bueno sí, vi Clreks ¡Fue muy divertida! Pero no veré nada más - ¿Cómo se llama usted? - Emmmm… Bryan Johnson. Esa misma noche, Bryan Johnson apareció en el noticiario del canal doce hablando de lo mala y ofensiva que era la película Dogma. No es la única anécdota de Smith con los grupos religiosos radicales. En la fase de post producción de Dogma, recibió cerca de 300 cartas llenas de odio. Una de esas cartas se le quedó grabada en la memoria: “Judios (refiriéndose a los directores de Miramax y Dimension) usen el dinero que nos robaron y compren chalecos antibalas porque iremos con escopetas. Sus hermanos en Cristo.”

Y la chispa saltó.

En Red State, el director de Nueva Jersey da rienda suelta a su cruzada particular contra el fanatismo religioso. Inspirada en Fred Phelps (líder de la Westboro Baptist Church) la película presenta una extraña mezcla de géneros, desarrollándose en una peculiar estructura que busca romper convencionalismos narrativos. Lo que empieza como una típica película de terror adolescente acaba convirtiéndose en una ensalada de tiros propia del cine de acción más surrealista, no sin antes atravesar una fase discursiva que también coquetea con temas como la doble moral policial. Por el camino se dejan caer algunos diálogos de humor tosco propios de Smith, sobre todo al principio del film, aunque esta vez el director se centra más en otorgar un tono estilistico que recuerda en algunos apartados a The Devil's Rejects (2005) de Rob Zombie.

Al spoiler sin spoiler:
[Leer más +]
64 de 70 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
El verdadero terror está más cerca de lo que crees
Está bien eso de que el terror pueda encontrarse en la esquina más cercana de tu casa pero precisamente no es novedoso el planteamiento de Kevin Smith sino su cambio de registro. Más allá de Craven y su “La última casa a la izquierda” (72) estaba ya Polanski y “La semilla del diablo” (68) donde los más amables vecinos pueden ser los más terribles y satánicos villanos. La reinvención así de Smith (de “Clerks” a “Vaya par de polis” va un abismo en cualquier baremo o canon) pasa por el independentismo absoluto, distribuyendo su propia cinta, a cuasi-precio de ticket de la Comic-Con, en una gira norteamericana con él y parte del casting como reclamo. Buena jugada mercantil que está dando sus frutos aunque queda la respuesta y aprobación cinematográfica. El director de “¿Hacemos una porno?” ha decido apostar por el cine de terror con cierta provocación mediático-religiosa. El lobo por el que se la juega Smith no es carne del género fantástico ni un hormonado monstruo psicokiller sino parido de la realidad. La iglesia de las cinco estrellas de la que se habla en la película se basa en la figura de Fred Phelps y su secta de la iglesia bautista de Westboro, que justifica sus acciones de acuerdo a la primera enmienda de la constitución estadounidense.

El propio cineasta parece tener claro que está manejando una patata caliente desde su propio cartel: «Una improbable película de ese que se hace llamar Kevin Smith». Y precisamente el recorrido va directo hacía el género con adolescentes atrapados como carne de ‘rito’ de una secta fundamentalista. Si en “Scream 4” una víctima reivindicaba su homosexualidad para salvarse del acuchillamiento aquí supone una maldición. Da lo mismo una Gang Bang heterosexual que ser gay para un tipo tan loco y peligroso como Abin Cooper. Una persona que hasta los nazis consideran peligroso.

La película ha sido calificada por algún miembro de la familia Phelps como inmundicia y, polémica visceral aparte, Kevin Smith destruye la estructura tradicional que intenta homenajear. Ese survival horror setentero con una secta de psicokillers podría enlazar con ese Craven pero hay otros planes exterminatorios. Y tal vez, ante la llegada de un clímax, se esperaba algo mejor que una solución narrativa muy en la onda de “Quemar después de leer” pero alargándonos tanto las explicaciones resolutivas que también mata al propio espectador. Aleja a la película de esos santificados monstruos y de una vuelta de tuerca que podría haber sido más demoledora y moldeada al género. Porque “Red State”, al contrario de lo que muestra, no mata.
[Leer más +]
34 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil