arrow

Charly (1968)

Charly
Trailer
6,5
377
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Charly Gordon (Cliff Robertson) sufre un retraso mental, pero se somete a una delicada operación quirúrgica que elimina sus limitaciones. Convertido en un hombre normal, se enamora y vive feliz, pero llega un día en que los efectos de la operación empiezan a desaparecer. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Charly
Duración
103 min.
Guion
Stirling Silliphant (Historia: Daniel Keyes)
Música
Ravi Shankar
Fotografía
Arthur J. Ornitz
Productora
MGM / ABC Pictures / Robertson & Associates / Selmur Productions
Género
Drama Romance Ciencia ficción Discapacidad Enfermedad Medicina
7
Flores para Algernon
Algernon es un ratón de laboratorio con el que Charly, que padece una enfermedad mental, compite sin poder vencerlo.

La actuación de Cliff Robertson es magistral, su gesto de concentración, tozudez, desconcierto o contrariedad cada vez que es derrotado por el animal, su transformación paulatina, superando con creces a los que han hecho después papeles similares.

Escrita por Stirling Silliphant y basada en la novela de Daniel Keyes, la dirige Ralph Nelson con minuciosidad (aunque añade alguna chirriante secuencia sicodélica) moviendo la cámara por lugares modestos y destartalados, para hacer un análisis del comportamiento humano, como la felicidad es relativa, la lucidez también, todo, en suma, resulta imprevisible.
[Leer más +]
17 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Flores para Algernon (3)
Es una de las películas más excelentes que he visto en mi vida. De ésas que quedarán en mi memoria para siempre.

La temática es bastante trillada: un retrasado mental, mediante una operación, se vuelve un genio. Pero es que, además de ser una de las primeras películas en explotarla ("Molly", de John Duigan, es otra película que trata ese tema, por ejemplo, aunque peca de ser demasiado pueril), la desarrolla muy, pero que muy bien, consiguiendo que no nos aburra en ningún momento. Aunque, para ser sincera, a mí esa temática nunca me aburriría.

No es una película realista: muchas situaciones no se darían en la vida real. Pero las interpretaciones son muy buenas. * Convencen, aunque flojean un poco cuando la intención es hacer gracia.**

Me encanta que se hayan tomado la molestia de meter efectos especiales en forma de metáforas y fantasías que nos hacen recrear en el sufrimiento y angustia del protagonista, a la par que nos hace meter en ellos.

Los dilemas morales están muy bien llevados a cabo, con absoluta sinceridad. En ese sentido, sí es muy realista. No hay fantasía ni idealismos. Si algo tiene que ser cruel, será cruel: es lo que hay. Creo que en ello radica gran parte del encanto de la película.

En definitiva, se trata de una película muy psicológica, en la cual la banda sonora acompaña los sentimientos y pensamientos del protagonista (con algunos elementos desfasados, como por ejemplo el momento hippie-fumeta). El final es de los mejores que he visto en toda mi trayectoria cinéfila.***

Y ya para acabar, ¿no habéis notado que el culo de la señorita Kinian es algo raro? Tiene curvas donde no debe..., se ve que en los años sesenta, los canones de belleza no eran tan rigurosos. ¡Ah!, y me encanta que sea un perro del tipo mastín la mascota de la vecina de Charly. Si esa película se hiciera hoy en día, seguro habrían empleado al típico perrito pequeño e insoportable... qué buenos tiempos aquellos, en los que no había tanta paranoia...
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil