arrow

FlashForward (Flash Forward) (Serie de TV) (2009)

6,1
10.914
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Serie de TV (2009-2010). 1 temporada. 22 episodios. Basada en una novela del escritor Robert J. Sawyer, cuenta la historia de lo que ocurre después de que, el 6 de octubre de 2009, los 7.000 millones de personas que habitan la Tierra se desmayan a la vez y tienen una visión sobre lo que -parece ser- les ocurrirá a cada uno de ellos en el futuro, en concreto el 29 de abril de 2010. Cuando se despiertan, todos comienzan a preguntarse si lo que han visto les ocurrirá realmente... (FILMAFFINITY)
Dirección
  Ver todos los directores
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
FlashForward (Flash Forward) (TV Series)
Duración
40 min.
Guion
Brannon Braga, David S. Goyer, Robert J. Sawyer, Lisa Zwerling, Scott M. Gimple, Marc Guggenheim, Seth Hoffman, Quinton Peeples, Ian B. Goldberg, Barbara Nance, Dawn Prestwich, Nicole Yorkin, Byron Balasco, Timothy J. Lea, Deborah J. Ezer (Libro: Robert J. Sawyer)
Música
Ramin Djawadi
Fotografía
Nelson Cragg, Jeff Jur
Productora
Emitida por American Broadcasting Company [USA]; Home Box Office (HBO) / American Broadcasting Company [USA]
Género
Serie de TV Drama Ciencia ficción
7
Flashbackforwards II / Quién va a leer esto ahora que sabemos que esta no es la nueva Lost
FlashForward surgió como la heredera de Lost. Así estaba planeado.

Lo que ocurrió fue muy distinto: Lost terminó, y a los tres días, FlashForward también. Fue cancelada, comprensiblemenrte.

La serie empezó bien. Con una buena idea, atractiva para muchos espectadores que acabaron absolutamente decepcionados, que comenzó a deshacerse, a los pocos capítulos, en un mar de nadería, relleno y ausencia de ideas. David S. Goyer empezó con mucho ímpetu, pero con poca cabeciña.

FlashForward necesitaba una remodelación urgente, que llegó al décimo capítulo, al cual siguieron tres meses de parada para mejorar el guión. Pero la putada, porque, sí, es una putada, fue que ya era demasiado tarde. La espectación generada por el que parecía destinado a ser un nuevo fenómeno televisivo ya no existía, por culpa de las muchas prisas y el poco sentido de la planificación. Hay capítulos de entre esos diez primeros realmente desastrosos. Y es que hay elementos de FlashForward muy mejorables:

-Los personajes. Ya lo comenta por aquí una acertada crítica. En veintidós capítulos se les coge algo de cariño, pero no dejan de ser planos, interpretados así así, y sin carisma (puede haberlos más guays o menos, pero ninguno escapa a esos defectos). Todas las grandes series se basan en unos grandes personajes. Ellos son los que, antes de la trama, enganchan y meten de lleno al espectador en una producción televisiva.

-El estilo, a veces pachanguero. No sé que es exactamente, pero la estética de esta serie no es la de un producto de prestigio o de calidad. Es la de uno simple, del montón. Parece una serie española en lo que a lo visual se refiere, así que imaginaos.

(Sin spoilers)
[Leer más +]
36 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
FLASHFORWARD Y DEMÁS SERIES YANKEES
He visto cinco capítulos de Flashforward y me parece más que suficiente para opinar.
Estoy muy aburrido de las series que se editan hoy en día, de efectismo fácil, con una buena idea, pero con una ejecución lamentable. Y lo que me saca de quicio es que la cosa no parece que vaya a mejorar...
Es cuestión de ver la evolución de las series americanas:

AÑOS 90.
Nacen series pioneras de un estilo diferencial izado, como Twin Peaks o Expediente X.
Series pioneras en el sentido de que, a partir de la brillante idea inicial, la trama se desarrolla entre numerosos misterios que mantenían intrigado al espectador, que por fuerza terminaba enganchándose.
A pesar de todo, en aquella época era imprescindible que una serie tuviese un guión perfectamente trabajado para tener éxito (y aún así, Twin Peaks no acabó de triunfar...)

AÑO 2000.
El estilo de las series cambia un poco.
Por un lado aún aún quedaban aquellos guionistas que seguían creyendo en la solidez del guión por encima de la originalidad de la trama. Son aquellos que crearon series como Los Soprano o The Wire. Series con poco gancho, pero realmente brillantes.
Por el otro lado estaban los guionistas más modernos. Éstos se empezaban a centrar únicamente en conseguir una idea original y mantener enganchado al espectador con misterios, enigmas e intriga facilona. Con CSI empieza la era de las series policiacas. Y como Expediente X ya tenía que acabar, pasa a ser sustituida un poco más adelante por obras como LOST.
Empieza entonces a hacerse notar el efectismo en su forma más elemental...

AÑO 2005.
Las series buenas apenas existen.
Se continúa con los convencionalismos de series policiacas, pero cada vez peor (Bones y otras copias baratas de CSI). Si quieres innovar no tienes más que sustituir a los policías por abogados (Boston Legal, Fiscal Chase, Shark...) o incluso por médicos (House)
Pero si quieres triunfar necesitas otra cosa...
Lo único importante es tener una idea inicial original, novedosa y diferente, por muy absurda que sea. Nacen series como Heroes o Prison Break, prometedoras, que tienen un buen arranque, pero que finalmente se quedan en nada. ¿Por qué? Pues porque, al llegar a la segunda temporada, los guionistas se dan cuenta de que no tienen nada más que eso: una idea. A partir de ahí el resto es efectismo puro mal desarrollado que abusa descaradamente de la curiosidad del espectador y nada más.
¿Guión? ¿Lógica? ¿Para qué?
¡Si el público sólo quiere misterios!

AÑO 2009.
Las series de hoy en día son como Flashforward.
Son iguales que Heroes o Prison Break, pero con una diferencia: Ni siquiera tienen un buen arranque. Al minuto uno, los guionistas ya ni se molestan en disimular lo inútiles que son. Desde el principio la cosa es tan chapucera que te entran ganas de romper paredes a cabezazos.
Eso sí, la idea es buena, cómo no, eso es lo importante.
¿Guión? ¿Lógica? ¿Para qué?
¡Si el público es gilipollas!


(Aplausos)
[Leer más +]
119 de 219 usuarios han encontrado esta crítica útil