arrow

Las aventuras de Hijitus (Serie de TV) (1967)

Las aventuras de Hijitus (Serie de TV)
Trailer
6,1
283
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Hijitus junto a su fiel amigo Pichichus, vive humildemente en las afueras de Trulalá. En su lucha por el bien, y gracias a los poderes mágicos de su famoso sombreritus, se transforma En Súper Hijitus para enfrentar a los villanos de turno: Neurus, Cachavacha, Pucho, Granhampa, Dedo Negro, y muchos más. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Argentina Argentina
Título original:
Las aventuras de Hijitus (TV Series)
Duración
30 min.
Música
Roberto Lar
Fotografía
Animation
Productora
Producciones García Ferré
Género
Serie de TV Animación Infantil
8
La joya de la animación argentina
Hijitus, Pichichus, Oaky, Profesor Neurus, Pucho, Larguirucho... los entrañables personajes del sin duda, mejor dibujo animado de Argentina y de Latinoamérica, nos acompañaron en nuestra niñez con aventuras inolvidables, momentos de ternura y algunas lágrimas (Hijitus es un chico extremadamente pobre y extremadamente bueno), y buenos golpes a los malvados (el terrible Profesor Neurus con sus diabólicos planes, y el tanguero Pucho que era de buen corazón pero se dejaba llevar por la maldad de Neurus). Las aventuras del pequeño superhéroe fueron un éxito total en su época no solo en su país de origen, también tuvo repercusión en varios países de Latinoamérica. Hijitus era un niño muy humilde (tanto de dinero como de corazón) que poseía un sombrero mágico muy especial, el cual le otorgaba poderes a su dueño cuando los malos de turno se propasaban con sus planes de dominio. A su lado estaba el fiel Pichichus, un perrito por demás perspicaz, inseparable de su amo, el cual se veía enredado en la acción casi siempre, blanco de los malos muy a menudo, ya que era el punto débil de Hijitus, porque cuando Pichichus era secuestrado y amenazado por Neurus, Hijitus caía sumiso por miedo a perderlo. Otro personaje del bien era el Comisario, un estricto oficial correntino con un acento muy divertido. También el incorregible bebé Oaky, un pequeñito en pañales que no dudaba en sacar sus dos revólveres y disparar al aire para amedrentar al enemigo, a la voz de “rompolalma” o “tiros, líos, y cosa golda”. Su acaudalado y preocupado padre Gold Silver trataba de controlarlo sin suerte. Quizás el personaje más querido por todos, Larguirucho, era por demás cómico y carismático, y aunque a veces era reclutado con engaños, dada su ingenuidad, por el terrible Prof. Neurus, Larguirucho era todo corazón. Su forma de hablar y sus frases son inolvidables, como cuando se asustaba, gritando “jujujaaajujaju” o "Muamáaaaa!!!!!", o cuando se hacia el desentendido al ser llamado por su nombre: “¿Larguirucho? Blá mas fuete, que no te cucho”. Este fue el personaje que más trascendió, ya que luego fue incorporado en películas como Manuelita o Trapito.

Sigo en los Spoilers por falta de espacio:
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Buen dibujo
Esta vieja serie animada argentina tiene varios méritos. La calidad del dibujo, la variedad de personajes que gravitan en la historia, el coloreo preciso de sus psicologías y notas logradas de buen humor. Son muy de destacar las escenografías, los fondos -sobre todo de algunos capítulos-, puedo asegurar que en muchos aspectos iguala y aún supera a más de un cómic animado yanqui, de esto no tengo ninguna duda, además de la originalidad del trazo. Quizá lo que pueda objetarse y que pesa como un elemento en contra es que los episodios son algo extensos, lo que hace que la explotación de cada tema, la trama de cada episodio, se exprima hasta el tuétano, cayendo a veces en una cierta reiteración humorística (en eso hay ventaja de los dibujos yanquis típicos, con episodios más cortos, la mayoría de los dibujos de Tom y Jerry o de Bugs Buny, por dar algunos ejemplos). Por supuesto, hay que hacer notar que es una serie dirigida básicamente a la infancia, no puede cotejarse con series más actuales como Los Simpson (realmente bastante geniales y destinado a un público predominantemente adulto) o Rem and Stimpy. Sin embargo y con esas precisiones, puede disfrutarse dentro de su nivel y pretensiones en lo que a público se refiere.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil