arrow

Death to Smoochy (2002)

Death to Smoochy
Trailer
5,4
2.721
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A Rainbow Rudolph (Williams), un cómico para niños, lo despiden de su programa de televisión por su creciente alcoholismo y por aceptar sobornos de los padres para incluir a sus hijos en el programa. Lo sustituye Smoochy, un rinoceronte rojo interpretado por Sheldon Mopes (Norton). Rudolph, llevado por el resentimiento, planea la muerte de su aburrido sustituto para recuperar su puesto. Mientras, Smoochy alcanza una gran popularidad entre los niños. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Death to Smoochy
Duración
105 min.
Guion
Adam Resnick
Música
David Newman
Fotografía
Anastas N. Michos
Productora
Warner Bros. Pictures
Género
Comedia Televisión Sátira Comedia negra
"Empieza como una deliciosa y salvaje sátira de los shows de televisón para niños, y por ello es una pena que se tuerza, se salga fuera de control y se deslice aburridamente antes de volverse a controlar en un inteligente aunque prolongado final"
[Los Angeles Times]
7
El Rhino Fucsia
Smoochy me provocaba una cierta desconfianza antes de verla. Su argumento me resultaba muy interesante pero al estar dirigida por Danny DeVito podría estar llena de tópicos y convencionalismos, también el hecho de ver a Norton en una comedia me resultaba muy extraño y el explotado cómico Robin Williams podría caer en su propia trampa de nuevo.

Mi sorpresa fue muy grata, Smoochy resultó ser una “comedia” que deja a un lado los tópicos, una comedia distinta, llena de humor negro (recordemos que su titulo original es Death to Smoochy). Además podemos ver a un Edward Norton magnifico, un Robin Williams que olvida sus típicas gracias y así un largo etc.… Smoochy es una comedia magnifica, llena de humor negro y realidad tras las cámaras.
[Leer más +]
29 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Curiosa pero irregular.
Me parece una película que no desmerece de ver. Desde luego no es una obra maestra pero es una película curiosa y a ratos divertida sobre los reality shows, los celos y la envidia. DeVito crea un film ameno, que como ya he dicho entretiene y muestra un mundo bastante fantasioso y exagerado. Es una película muy digerible y se pasa bien viendo al polifacético y un poco patético Robin Williams en uno de sus papeles más graciosos. Los secundarios como Catherine Keener (o el propio DeVito) soportan el peso de algunas escenas un tanto malogradas y patéticas.

El espectáculo se apaga según avanza la trama que llega a dejar mal sabor de boca a algún entusiasta de este tipo de cine gamberro. A mí tampoco me gustó mucho el final, pero tampoco me pareció soso o tópico, por lo tanto no lo voy a criticar. También peca en el personaje de Edward Norton, poco "explotado" a mi parecer y deja mucho que desear, por lo que como es uno de los protagonistas la película cojea de su lado.

En fin, es entretenida pero irregular y se podía haber convertido en una buena película si (sobre todo) se corrigiera la actuación de Norton. Un saludo.

5.7
[Leer más +]
14 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil