arrow

The Twilight Zone: The Incredible World of Horace Ford (TV) (1963)

5,8
23
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Horace ford, un hombre de treinta y ocho años que trabaja como diseñador en una importante empresa dedicada a la fabricación de juguetes, vive constantemente recordando su infancia, a la que añora y de la que siente una profunda nostalgia. Una noche, tras discutir con su esposa Laura, con quien discute a menudo debido al comportamiento infantil de Horace, éste decide visitar el barrio del que tan buenos recuerdos tiene de cuando era niño, y una vez allí cree ver a los mismos niños con los que recuerda que jugaba en su infancia. Pero tras otras visitas al barrio, descubrirá el origen de su histeria y de lo cuánto idealizó su infancia. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Twilight Zone: The Incredible World of Horace Ford (TV)
Duración
51 min.
Guion
Reginald Rose, Rod Serling (creador)
Música
Marius Constant
Fotografía
George T. Clemens (B&W)
Productora
CBS / Cayuga Productions
Género
Fantástico Intriga Infancia Telefilm Mediometraje
Grupos  Novedad
The Twilight Zone (Serie de TV 1959-1964)
4
117: Regreso a la infancia
Horace Ford, diseñador de juguetes, añora su infancia, época que evoca continuamente. Su obsesión alcanza tales extremos que comienza a preocupar a su esposa y a sus compañeros de trabajo. Una noche regresa al barrio donde creció…

Idealizar el pasado es un fenómeno común, mucha gente queda atascada en un período de su vida sobre el que vuelve la mirada a menudo. Sin embargo, cabe la posibilidad de que las cosas no sean tan brillantes como las recordamos. Esta, al menos, es la teoría que nos presenta un episodio reiterativo, incómodo, soporífero, desagradable y torpe, que nunca acaba de despegar.

El principal fallo es la lamentable actuación de Pat Hingle, dando vida al protagonista, un hombre volcado en el pasado, un tipejo chillón y molesto; calificarle de inmaduro sería demasiado generoso. Imaginar cómo alguien así pudo llegar a casarse constituye una actividad extenuante, forma parte de esos grandes enigmas que ni los científicos más inteligentes del planeta pueden resolver.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Relaciones 1