arrow

Spawn of the North (1938)

6,6
118
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tyler (George Raft) y Jim (Henry Fonda), dos amigos de la infancia que viven en Alaska, tienen dos visiones contrapuestas de la vida: Tyler es ambicioso y está dispuesto a conseguir dinero por cualquier medio; en cambio, Jim es un tipo honesto que se conforma con ser pescador de atunes. Tyler llega incluso a aliarse con unos piratas rusos para robarle a Jim la mercancía pescada. Costosa producción de la Paramount que se vio recompensada con un Oscar Especial a la fotografía. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Spawn of the North
Duración
110 min.
Guion
Jules Furthman, Talbot Jennings, Dale Van Every (Historia: Barrett Willoughby)
Música
Dimitri Tiomkin
Fotografía
Charles Lang (B&W)
Productora
Paramount Pictures
Género
Aventuras Acción Romance Drama Amistad Piratas
7
Alaska
Film de acción y romance realizado por Henry Hathaway (1898-1985) (“Niágara”, 1953), según guión escrito por Jules Furthman, Talbot Jennings y Dale Van Every, que desarrolla un argumento de la novelista Barrett Willoughby. Se rueda en escenarios naturales de Alaska, la costa de California, San Bernardo National Forest, Lago Tahore (CA) y en los Paramount Studios (Hollywood, L.A, CA), entre el 21 de marzo y el 18 de junio de 1938. Producido por Albert Lewin, se estrena el 26 de agosto de 1938 (EEUU). La acción dramática tiene lugar en Alaska en unos días situados entre 1900 y 1910.

Uno de los protagonistas, el periodista Windy Turlon (Barrymore), tiene la costumbre de expresarse de palabra y por escrito de manera ampulosa y exuberante. El corrector de estilo y tipógrafo del periódico con frecuencia se ve obligado a traducir a un lenguaje sencillo lo que dice su patrón a petición de los que escuchan, por iniciativa propia o por indicación del propio Windy. De ese modo se crean situaciones cómicas que pretenden más allá del sentido directo criticar el estilo excesivamente presuntuoso que prolifera en aquellos años en muchos guiones de Hollywood y que afecta incluso a producciones consideradas de primer o primerísimo nivel. Los guionistas del film y el realizador proponen adoptar un estilo narrativo sobrio, conciso y directo. La cinta que crean constituye un ejemplo bastante elocuente e que con palabras precisas, claras y justas, se pueden decir muchas cosas de manera más explícita y comprensible. Pese al tono jocoso con el que se formula el envite contra el lenguaje enfático, la propuesta de Hathaway oculta una apuesta decidida a favor del lenguaje mesurado y sencillo, que propone predicando con el ejemplo.

La acción se mueve como un episodio de la lucha entre buenos y malos, el bien y el mal, personajes legales y forajidos. El planteamiento en estos términos, la presencia predominante del paisaje, las escenas vibrantes de acción y los momentos de tensión que se crean, hacen que el film deje en el paladar del espectador un grato sabor a western clásico. La presencia adicional de dos mujeres luchadoras y con ideas propias viene a confirmar y reforzar dicha impresión.

El número de personajes principales es relativamente corto. George Raft (Tyler Dawson) aporta la figura del aventurero curtido y soñador, Henry Fonda (Jim Kimmerlee) encarna al joven (18 años) con futuro, Hakim Tamiroff (Red Skain) compone un bonito papel de villano, Dorothy Lamour (Nicky Duval) es la mujer noble, decidida y luchadora y Louise Platt (Dian Turlon) es la joven discreta, hábil e inteligente. El paisaje, como ocurre en los westerns de Hathaway, se integra en la narración para cumplir funciones que hacen referencia al mundo interior y a las inquietudes y sentimientos de los personajes. Las imágenes de la naturaleza son sorprendentes y cautivadoras.

…/
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
George Raft, una estrella mediocre.
Magnífico film de aventuras del maestro Hathaway, que nos hace disfrutar con momentos cómicos, así como dramáticos, mientras nos cuenta una historia de amistad. Todo ello aderezado con unos actores secundarios inolvidables.
Los escenarios naturales (creo que tenían un gran presupuesto), así como la puesta en escena del baile popular, contribuyen a crear una camaradería entre los pescadores para luchar contra los piratas, que pretenden robarles el pescado.
En mi opinión lo mejor es la extraordinaria actuación de un joven Henry Fonda, que deja al protagonista George Raft a la altura del betún. Mientras Fonda me transmite sentimientos nobles de un hombre honrado, dentro de su sobriedad y presencia habitual, Raft sólo me transmite la vacuidad de un actor mediocre y amanerado. Más que un aventurero ambicioso, parece un botarate sin criterio. ¡Vamos, se lo come con patatas!, (en este caso, con pescado).
George Raft, en aquellos tiempos, gozaba del caché de gran estrella, ¿Alguien podría creerlo?; pues así fue, menos mal que renunció a hacer “El Halcón Maltés”, (porque a Raft, no le gustaba el papel, cosa que aprovechó Bogart para saltar a la fama como Sam Spade).
Por cierto, sólo he encontrado una crítica sobre este film, pues es una lástima, que ahora todos estemos sólo interesados por las bazofias de actualidad y el 3D.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil